14
días
han pasado desde el robo de nuestras instalaciones. No nos rendimos, seguimos comprometidos con informarte.
SUSCRIBITE PARA QUE PODAMOS SEGUIR INFORMANDO.

Los libros se pueden llevar de manera gratuita. Foto: Cortesía.

Programa La Corriente dona fondo documental de biblioteca La Malinche en feria de libros

Tras la cancelación de su personería jurídica, pretenden que personas interesadas en bibliografía feminista y con enfoque de género tenga acceso a ella en esta feria de tres días que culmina mañana

El Programa Feminista La Corriente, como una de sus acciones para continuar su labor luego de que la Asamblea Nacional cancelara su personería jurídica, inició una feria de libros de tres días con el propósito de donar el fondo documental de la biblioteca La Malinche. Cualquiera que esté interesado puede escoger uno o varios libros y obtenerlo de manera gratuita.

María Teresa Blandón, directora del Programa Feminista La Corriente, relató que el fondo documental tiene más de 30 años, porque asumió el fondo bibliográfico que tenía el Centro de Documentación de la Mujer en la década de los 80 años, lo que permitió que naciera la Biblioteca La Malinche, en el año 1997.

“Tenés un acervo histórico de muchísima importancia, que lo hemos venido actualizando. Con el cierre de la personería jurídica, decidimos abrir al público interesado en este tipo de literatura las puertas para que escojan el material que necesiten”, invitó Blandón.

Para quienes asistieron al primer día de esta actividad en las instalaciones de la organización, la feria es un gesto simbólico porque les hizo sentir como una continuidad de los espacios de formación de La Corriente. Además, significó para los asistentes la esperanza de que la etapa que están viviendo con la cancelación de la personería y la posible confiscación, solo es temporal. “La Corriente somos todas”, afirmaron.

Lunes, hoy martes y mañana miércoles la colección de biblioteca Malinche estará a su alcance en las instalaciones de La Corriente.

El fondo documental tiene más de 30 años. Foto: Cortesía.

La Corriente y su legado

Además, Blandón señala que esta feria de libros es una forma de hacer uso apropiado de un bien que es colectivo. Indicó que la Biblioteca La Malinche permaneció abierta lo que permitió a docentes, investigadores y estudiantes incluir dentro de sus trabajos el análisis de género desde una perspectiva feminista.

“Ahora que se cancela la personería, nosotros encontramos en la feria una manera de asegurar que estos materiales estén en las manos de la gente que lo necesitan. Forma parte de nuestra labor educativa y de nuestro actuar transparente. Es un fondo público, colectivo y lo ponemos a disposición de quien lo necesita”.

Lea también: Cancelación de organizaciones de feministas deja en mayor vulnerabilidad a mujeres en Nicaragua, señalan activistas

Blandón señaló que los estatutos de La Corriente indican que los bienes que poseen deben de pasar a una organización que tenga objetivos similares: promover los derechos de las mujeres, de los grupos de la diversidad sexual, prevenir la violencia y promover los derechos sexuales y reproductivos. “Para nosotras resultaría muy bien entregar este edificio a los colectivos de chavalas feministas que se han organizado en Nicaragua, y estamos seguras que harían un uso extraordinario para continuar su labor. No sabemos si el Estado nos va a permitir hacer eso, pero quisiéramos intentarlo”, aseguró la directora de La Corriente.

Pintas durante la actividad

Durante el primer día de feria, jóvenes activistas que asistieron dejaron pintas en las paredes del salón principal de La Corriente. María Teresa Blandón, señaló que son mensajes que reflejan el sentir sobre el cierre de la organización. “Pero también es un reconocimiento a la labor que ha venido haciendo La Corriente durante casi tres décadas”.

“Escribí sobre que las mujeres, las activistas que hemos participado con La Corriente vamos a seguir existiendo. La Corriente somos todas nosotras que vamos a seguir resistiendo desde donde estemos y haciéndole frente al Estado nicaragüense que tanto temor nos tiene”, dijo la joven, en repudio hacia la cancelación ilegal de la organización.

Las pintas reflejan mensajes como “Seguiremos existiendo”, “Seguiremos resistiendo”, “El Estado le teme a las mujeres”, “Valientes ya somos, queremos libertad”, pero también de agradecimiento hacia la organización como “La Corriente nos enseñó y nos salvó”, “Gracias a La Corriente por estar para mí”.

Conservan redes de apoyo

María Teresa Blandón, aseguró que existe una dificultad para continuar con las líneas de trabajo de la organización feministas que fundamentalmente se relacionan con los procesos de formación, la investigación, las campañas de sensibilización y proyectos de comunicación.

“Si no tienes recursos, es difícil continuar, pero la apuesta del Colectivo de La Corriente es continuar realizando algunas de estas actividades sin recursos, pero contamos con una red amplia de cooperación y de intercambio con colectivos jóvenes integrados por chavalas, algunos mixtos con los que pretendemos seguir realizando actividades”, finalizó la directora de la organización.

La cancelación de la personería jurídica de esta organización fue el pasado cuatro de mayo, donde la Asamblea Nacional canceló otras 49 asociaciones, fundaciones y organizaciones. Entre estas, al menos ocho dedicaban su trabajo a la defensoría de los derechos de las mujeres y a la prevención de la violencia de género.

Lea además: Centro que trabajaba con la niñez y jóvenes con discapacidad en Granada anuncia su cierre

Puede interesarte

×

El contenido de LA PRENSA es el resultado de mucho esfuerzo. Te invitamos a compartirlo y así contribuís a mantener vivo el periodismo independiente en Nicaragua.

Comparte nuestro enlace:

Si aún no sos suscriptor, te invitamos a suscribirte aquí