14
días
Desde que las instalaciones de LA PRENSA fueron tomadas y nuestro gerente general, Juan Lorenzo Holmann, fue detenido. ¡LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD!
Nicaragua

Fachada del puesto habilitado por la Dirección General de Migración y Extranjería (DGME) en el centro comercial Metrocentro. LAPRENSA/R.MONCADA

Dos rusos, los “nuevos nicas” que Ortega premia a través de la DGME

La Dirección General de Migración y Extranjería de Nicaragua reparte nacionalidad a extranjeros aliados del régimen mientras deja sin patria o documentos a muchos nicaragüenses

En otra muestra de que el régimen Ortega Murillo ha convertido a la Dirección General de Migración y Extranjería (DGME) en un instrumento político para castigar a sus detractores y premiar a sus aliados, Sergey Vitalievich Issers y Mariia Vladimirovna Belousova, recibieron la nacionalidad nicaragüense. Ambos son originarios de la Federación de Rusia y trabajan en el Instituto Latinoamericano de Biotecnología Mechnikov. En agosto del año pasado también nacionalizaron al ruso Viktor Pavlovich Trukhin, director de dicho instituto. En esta ocasión también se otorgó la nacionalidad al cubano Dunier Delgado Aguilera.

Mientras Ortega reparte nacionalidad a través de la DGME, también destierra y deja sin patria a nicaragüenses y a otros les niega el derecho de renovar o recibir su pasaporte. Recientemente a los productores musicales nicaragüenses Xóchitl Tapia y Salvador Espinoza los obligaron a salir del país. Sin haber cometido ningún delito, ellos permanecieron presos durante diez días y el régimen accedió a liberarlos con la condición de que salieran inmediatamente del país.

Además, recientemente la exguerrillera Mónica Baltodano denunció que la DGME se ha negado a renovarle su pasaporte a ella, a su esposo y a uno de sus hijos. Mientras que a otras personas, entre ellas Pinita Gurdián, madre y abuela de presas políticas, le decomisaron su pasaporte y le prohibieron viajar a Costa Rica donde se realizaba un tratamiento contra un cáncer que padece.

En Nicaragua, Daniel Ortega y Rosario Murillo usan como arma política todas las instituciones públicas, premian o castigan a nacionales y extranjeros según su apoyo, vínculo u oposición a su régimen dictatorial.

Lea también: El «nuevo» ruso-nica y cómo Migración premia o castiga según conveniencia del régimen

Certificación dice que cumplieron los requisitos para nacionalizarse

Según la certificación publicada en la edición del diario oficial La Gaceta del martes 3 de mayo, “tomando en cuenta su permanencia continua en el territorio nacional y su trabajo en el Instituto Mechnikov”, Sergey Vitalievich Issers cumplió los requisitos establecidos por ley para nacionalizarse. El documento también dice que él es abogado, tiene 38 años y está soltero. Pero no detalla desde cuando vive en el país.

Según el artículo 53 de la Ley 761, Ley General de Migración y Extranjería, pueden adquirir la nacionalidad nicaragüense “los extranjeros que acrediten ser residentes por cuatro años, a partir de la fecha de obtención de la cédula de residente permanente”, previa renuncia de la nacionalidad de origen o adquirida y cumplir con los demás requisitos establecidos en la presente Ley”.

Sobre Mariia Vladimirovna Belousova, la certificación publicada en la edición del diario oficial La Gaceta del martes 3 de mayo, dice que “tomando en cuenta su permanencia en el territorio nacional, su trabajo en el Instituto Mechnikov y su vínculo de afinidad con un ciudadano nicaragüense”, ella cumplió los requisitos para nacionalizarse. Pero no dice desde cuándo vive en el país, solo se detalla que tiene 25 años y es licenciada en Relaciones Internacionales.

En octubre de 2016 inauguraron en Managua el Instituto Mechnikov. La promesa era convertirlo en un referente para América Latina y el Caribe en la producción e investigación inmunobiológica y epidemiológica. Aunque dicen estar produciendo algunas vacunas, hasta ahora la promesa de importarlas al resto del continente no se concreta. Tampoco el ofrecimiento de producir algunas de las vacunas rusas contra la covid-19. Esta promesa la han expresado en reiteradas ocasiones las autoridades de Rusia y Nicaragua, pero hasta ahora sigue siendo otra promesa incumplida.

También puede leer: Salvador Espinoza y Xóchitl Tapia llegan a Alemania luego de ser obligados a salir del país

Cubano-nicaragüense

Con respecto a la nacionalización del cubano Dunier Delgado Aguilera la certificación publicada en la edición del 3 de mayo del diario oficial La Gaceta dice que cumplió los requisitos y formalidades establecidos para adquirir la nacionalidad. Pues acreditó su residencia permanente, continua e ininterrumpida desde el 28 de julio de 2015. Además tiene un vínculo de afinidad con una ciudadana nicaragüense.

Pero Trukhin, Issers y Belousova no son los únicos “amigos” a los que Ortega les ha entregado la nacionalidad nicaragüense. El año pasado también se la otorgó al expresidente salvadoreño Salvador Sánchez Cerén, su esposa, hijos y nietos. El trámite se realizó a pesar de que antes de recibirla nunca vivieron en el país, pero como está acusado de corrupción en su país, Ortega quiso protegerlo.

En 2019 hizo lo mismo con el expresidente salvadoreño Mauricio Funes y algunos de sus hijos, también acusado de corrupción en su país. A él, además, lo contrató como asesor y el Estado nicaragüense le paga un salario mensual a él y a uno de sus hijos.

Puede leer también: Mauricio Funes y su hijo devengan jugosos salarios de Cancillería de Nicaragua

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: