14
días
Desde que las instalaciones de LA PRENSA fueron tomadas y nuestro gerente general, Juan Lorenzo Holmann, fue detenido. ¡LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD!

Imagen referencial. Archivo/LA PRENSA

Régimen asegura que inversión extranjera crece 136% en medio de persecución al sector privado

La Inversión Extranjera contribuye a dinamizar el crecimiento económico y la generación de empleo en el país.

En momentos en que el régimen de Daniel Ortega mantiene un ataque frontal contra la empresa privada nicaragüense, el Banco Central de Nicaragua asegura que la llegada de Inversión Extranjera Directa (IED) creció 136.4 por ciento en comparación con lo acumulado en el mismo lapso de 2020, mientras los ingresos provenientes de la industria del descanso y el ocio se mantienen en un nivel muy bajo.

Según la balanza de pago – divulgada el miércoles por el BCN – entre enero y septiembre de 2021, Nicaragua captó un total de 887.9 millones de dólares en IED, 512.4 millones más que el saldo registrado en igual lapso de 2020: 375.5 millones de dólares.

Lo acumulado hasta septiembre de 2021 incluso supera los niveles observados en 2019 (360.4 millones de dólares) y 2018 (632.4 millones). La inversión extranjera contribuye a dinamizar el crecimiento económico y la generación de empleo en el país.

Lea también: Cómo una planta de gas y la minería están creando una falsa ilusión en las cifras de inversión extranjera reveladas por el BCN

Cabe destacar que la recuperación ocurre mientras el régimen mantiene una relación hostil y persecución contra líderes empresariales del sector privado, de hecho, Nicaragua es el primer país de América Latina y el Caribe donde un gobierno mantiene encarcelado al máximo representante de la empresa privada. Estas acciones han sido rechazadas masivamente por la comunidad internacional, quienes reclaman la liberación inmediata de estos representantes y el respeto a sus derechos humanos.

También, el pasado 21 de julio, el Gobierno de Estados Unidos lanzó una advertencia a inversionistas donde les recomendaba que debían ser “extremadamente cautelosos al invertir en Nicaragua bajo el gobierno autoritario del presidente Daniel Ortega”. Entre los factores de riesgo que el país mencionó destacan: la aprobación de leyes represivas, falta de transparencia en la publicación de datos, aumento de la corrupción, ausencia de vuelos comerciales, antecedentes de expropiación, reformas fiscales que dañan los márgenes de ganancia de los inversores, entre otras cosas.

Pero, pese a este panorama, el BCN señala que la inversión extranjera está fluyendo, “debido principalmente al desarrollo de importantes proyectos en los sectores de energía y minas, así como por la recuperación de las actividades productivas de empresas nacionales con participación de capital extranjero, lo cual ha propiciado la reinversión de utilidades en el período, además del financiamiento recibido por las empresas internacionales representantes (casa matriz)”, se lee en una nota de Prensa compartida por la entidad.

Los datos desglosados de la IED revelan que en el primer trimestre de 2021 se captó 251.7 millones de dólares, mientras que para el mismo tiempo de 2020 esta cifra se ubicó en 85.1 millones.

Además, en el segundo trimestre del año pasado se recibió de inversión 326.1 millones de dólares, superior a los 121.1 millones percibidos en el mismo lapso de 2020.

Asimismo, los números oficiales revelan que en el tercer trimestre la economía percibió 310.1 millones de dólares en ingresos por IED, mismos que en 2020 sumaban 169.3 millones de dólares. La diferencia equivale al 83.1 por ciento.

El destino de los recursos

“Los ingresos brutos y flujos netos de la IED en el país mantuvieron una tendencia de recuperación, la cual está en consonancia con la evolución positiva de la actividad económica y de la economía mundial, observada desde inicio del presente año, luego de los efectos negativos de la pandemia de la covid-19 en 2020”, se lee en el documento.

Le puede interesar: Los seis países que, según el Gobierno, siguen invirtiendo en Nicaragua, pese al ataque frontal contra la empresa privada

La entidad detalla que la IED se ha concentrado mayormente en energía y minas con 401.8 millones de dólares frente a los 173.1 millones captados en el mismo lapso de 2020. Seguido por el sector de telecomunicaciones (147.2 millones de dólares) e industria (124.3 millones).

Asimismo, la entidad señala que en el sector financiero hubo una inversión de 68.5 millones de dólares; en comercio y servicios fue un total de 61.9 millones; en el sector agrícola fue de 36.3 millones; pesca captó 32.3 millones; turismo totalizó 4.8 millones; y otros sectores captaron 10.8 millones de dólares.  

¿Qué factores influyeron en la recuperación?

A pesar del crecimiento reportado por el máximo emisor bancario, especialistas coinciden en que no se ha conocido de inversiones significativas en el país que estén apoyando la creación de empleos.

De hecho, al Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) aún le falta recuperar 144,242 trabajadores, de los casi 200,000 empleos que fueron destruidos desde la crisis sociopolítica de 2018.

El sociólogo y economista, Óscar René Vargas, explicó recientemente a LA PRENSA que la recuperación observada en relación con la IED “se debe fundamentalmente a la inversión de la planta de gas natural, que dicen que asciende a 700 millones de dólares, porque no se conoce otra inversión importante”.

Foto tomada de El 19 Digital

Se trata de New Fortress, en Puerto Sandino. Winnie Irizarry, gerente del proyecto, compartió en octubre a medios de comunicación oficialistas, que la inversión asciende a 700 millones de dólares y prevén que la misma pueda procesar un millón de galones de gas natural al día con lo que esperan producir 300 megavatios, que serán inyectados a la red eléctrica nacional y centroamericana.

Sin embargo, diversos expertos han puesto en tela de duda que la inversión pueda ascender a más de 700 millones de dólares, al recordar que producir un megavatio de electricidad a base de gas natural cuesta un millón de dólares y esta planta generará 308 megavatios.

Vargas también señaló que otro factor que pudo haber propiciado dicho crecimiento es la inversión minera. “A mi criterio serían los dos pilares que han permitido de que esa inversión se haya incrementado en 2021, en comparación al 2020”, precisó en su momento.

Lea además: BCN aumenta proyección de crecimiento económico 2021 y sitúa la tasa como la más alta desde 1999

Los datos del máximo emisor bancario indican que en todo 2020 los flujos de IED alcanzaron los 528 millones de dólares, lo que significó un ligero incremento del 4.9 por ciento respecto al saldo registrado en 2019 (503 millones). 

Por otro lado, un economista y consultor externo, quien prefirió el anonimato por temor a represalias, coincidió con Vargas en que la IED que podría haberse manifestado en 2021, “está en primer lugar en la inversión de la planta de gas que hay en el puerto, donde se está invirtiendo plata. Otro flujo de Inversión Extranjera pudo haberse dado en las zonas francas, pues estas incrementaron sus exportaciones e instalaron nuevas plantas”, indicó.

Siguiendo esta línea, agregó que también “podría ser inversiones en telecomunicaciones, o reinversiones que hacen las empresas a sus capitales y a empresas actuales”.

Lea también: Nuevos vuelos a Centroamérica, mientras hostilidad de Ortega con aerolíneas hunde la cifra de ingresos por turismo

“Ahora bien, sí es cierto que ha habido crecimiento económico, pero hay una cosa que demuestra que las cifras del Gobierno son súper alegres y no concuerdan con la realidad. Si realmente ha habido inversión extranjera y el crecimiento de la economía está por encima del 8 por ciento, ¿Por qué apenas se recuperaron a 46,000 trabajadores en 2021?, ahí hay una contradicción enorme. La gente se está yendo y no hay trabajos”, enfatizó.

Por otro lado, el especialista expresó que el sector turismo no ha levantado cabeza desde que se vio impactado por la crisis sociopolítica de 2018. “El turismo es un servicio y es lamentable que casi la mayoría de las actividades turísticas están abandonadas”.

Caída en turismo

A diferencia de los ingresos por inversión extranjera, los provenientes del turismo se mantienen en terreno negativo. Según los datos que recoge la balanza, entre enero y septiembre de 2021, el país captó un total de 125.9 millones de dólares en concepto de ingresos por turismo, cifra inferior a los 169.5 millones de dólares percibidos en similar lapso de 2020, lo que se traduce como una caída del 25.7 por ciento.

Los números del BCN también muestran que el comportamiento de los ingresos por turismo en 2021 es incluso menor que lo totalizado en el mismo lapso de 2019, cuando ingresaron 360.2 millones de dólares.

Es decir, que en 2021 los ingresos por turismo alcanzaron un nivel muy bajo, a pesar de la recuperación económica que presume el Gobierno y el retorno de algunas aerolíneas.

La caída podría estar relacionada a las múltiples trabas que el régimen de Daniel Ortega ha impuesto a las aerolíneas desde julio de 2020, cuando las sometió a un polémico protocolo de bioseguridad, más la ausencia de una estrategia nacional para reactivar al sector.

Las estadísticas detallan que en el primer trimestre de 2021 el turismo generó a la economía un total de 31.5 millones de dólares, frente a los 157.7 millones captados en igual periodo de 2020.

Luego, hubo un cambio en los resultados y lo obtenido en el segundo trimestre de 2021 (42.1 millones de dólares), fue superior a lo recibido en el mismo lapso de 2020 (6 millones).

Asimismo, los números oficiales dan a conocer que en el tercer trimestre la economía percibió 52.3 millones de dólares en ingresos por turismo, 801.7 por ciento superior a lo contabilizado en 2020 (5.8 por ciento).

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: