14
días
Desde que las instalaciones de LA PRENSA fueron tomadas y nuestro gerente general, Juan Lorenzo Holmann, fue detenido. ¡LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD!

Mohsen Rezai está señalado como autor intelectual de un atentado terrorista en 1994, en Argentina, donde murieron 85 personas. LA PRENSA/ ARTE/ FÉLIX CASTILLO

El crimen del terrorista invitado por Daniel Ortega

En 1994, una bomba explotó en una casa judía en Argentina, matando a 85 personas. Casi 28 años después, Ortega exhibió como su invitado a unos de los autores intelectuales de ese atentado terrorista. Esta es la razón por la que Interpol busca a Mohsen Rezai

Contenido Exclusivo CONTENIDO EXCLUSIVO.

Buenos Aires, Argentina. Lunes 18 de julio de 1994. Puerta de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), en el edificio Pasteur. Las 9:53 de la mañana. Una bomba explota y el edificio de ocho pisos se derrumbó en una montaña de escombros. Ochenta y cinco personas perdieron la vida y 300 resultaron heridas, entre las que se encontraban trabajadores, gente haciendo mandados, transeúntes, jóvenes y ancianos.

La investigación judicial oficial sobre el ataque terrorista más grave de la historia argentina se ha extendido por casi tres décadas y el caso aún no está esclarecido.

Sin embargo, en 1998, Ahmad Rezai, un joven desertor iraní, declaró en Estados Unidos que su padre había sido uno de los responsables de ese ataque terrorista. Se trataba del entonces comandante de la Guardia Revolucionaria de Irán, Mohsen Rezai.

Lea también: Argentina protesta y condena la presencia de Mohsen Rezai en la toma de posesión de Ortega por ser una «afrenta a la justicia»

Según declaró Ahmad Rezai, la decisión de llevar adelante el ataque había sido tomada por el líder de la revolución islamica iraní Ali Akbar Hashemi Rafsanjani y sus principales ministros en una reunión del 14 de agosto de 1993, en la ciudad iraní de Mashad, y que los perpetradores fueron entrenados en el Líbano por oficiales de la Guardia Revolucionaria iraní, que dirigía su padre.

La casa judía reducida a escombros en 1994, en Argentina. LA PRENSA/ TOMADA DE INTERNET

A solicitud de las autoridades argentinas, desde el 7 de noviembre de 2007 la Interpol está en busca de cinco iraníes que están siendo responsabilizados por el ataque terrorista de 1994 a la comunidad judía en Argentina. Entre ellos está Mohsen Rezai, ahora excomandante de la Guardia Revolucionaria iraní y actual miembro de un consejo que asesora al Líder Supremo Ali Jamenei.

Que Rezai se encuentre entre los más buscados por la Interpol, con una circular roja vigente, no impidió que el acusado por terrorismo estuviera presente en la toma de posesión de Daniel Ortega el pasado 10 de noviembre de 2022, un hecho que ha provocado protestas del gobierno argentino y críticas de la comunidad internacional, especialmente de Estados Unidos.

Una cosa horrorosa

Verónica Pate tenía un negocio cerca de la AMIA y el día de la explosión la salvó de morir un joven desconocido que llegó a ofrecer un plan de ahorro para autos y ella y un amigo lo hicieron pasar para conocer bien los detalles del plan, según cuenta ella en un documental que se llama Sobrevivientes.

Tenían dos minutos de haber entrado cuando ocurrió la explosión.

“Yo escuchar, no escuché nada. Supongo que los que estábamos muy cerca, no sé si el ruido es ensordecedor o qué, yo no escuché nada. Yo el recuerdo que tengo es estar sentada frente a la vidriera, mirando a la calle y de pronto algo gris, polvo que caía que no sabía de dónde venía. Después de eso es como el ruido de cosas cayendo, piedras, tierra, polvo. Y después se ve como una luz medio anaranjada, amarilla. No hubo un fogonazo”, relata Pate.

Después de eso solo oía gritos que venían de todas partes.

La explosión, en el corazón de la capital argentina, se originó en una camioneta en la cual, según peritos, había una bomba de aproximadamente 300 kilógramos de amonal, cuyos componentes son el nitrato de amonio, un fertilizante de uso habitual en la agricultura, limaduras de aluminio, y un carburante, el gasoil.

Los reportes periodísticos indican que la zona estaba altamente poblada. Como resultado se produjeron 264 víctimas en total, entre fallecidos, desaparecidos y heridos.

La casa de la comunidad judía de Buenos Aires quedó demolida. Las autoridades y el pueblo argentino supieron que el ataque estaba dirigido a los judíos, pero también comprendieron que atentó contra toda la sociedad argentina, según explica una resolución del gobierno argentino.

Daniel Ortega y Mohsen Rezai el 13 de enero de 2022. LA PRENSA/ TOMADA DE INTERNET

Rezai

Durante 16 años fue uno de los jefes de la Guardia Revolucionaria iraní y en 1997 se desempeñó como secretario del Consejo de Discernimiento de los Altos Intereses del Régimen.

Rezai nació en 1954 en la provincia suroccidental de Juzestán. Según una publicación del medio Sportlepsia, tiene un doctorado en economía de la Universidad de Teherán y también es profesor de la Universidad Militar Imam Husein, en Teherán.

En 1969 se trasladó a Ahvaz, donde estudió en una escuela de la Compañía Nacional de Petróleos de Irán y comenzó su militancia contra la monarquía Pahlaví, siendo ya detenido, interrogado y torturado por la SAVAK de Ahvaz a la edad de 17 años, y encarcelado durante varios meses. Con varios amigos, fundaron el grupo islamista Mansurún.

Lea también: Presencia del iraní Mohsen Rezai en Nicaragua fue «trastorno» a la región, aseguró Brian A. Nichols

En 1973 fue a Teherán para estudiar ingeniería mecánica en la Universidad de Ciencia y Tecnología de Irán (Elm o Sanat), al tiempo que se implicaba en la lucha armada clandestina. Con el triunfo de la Revolución Islámica en 1979, el grupo Mansurún se fundió junto a otros seis grupos armados en la Organización de los Muyahidines de la Revolución Islámica, de cuyo comité central Rezai pasó a formar parte.

Rezai se preparó en economía tras la guerra Irán-Irak, estudiando en la Universidad de Teherán continuándolos hasta el 2001 en el cual sacó un posgrado y cofundó la Universidad del Imam Hosein.

Irán lo ha negado

Según la justicia argentina, el atentado fue ejecutado por el grupo militante chiita Hezbolá, de origen libanés, bajo órdenes de Irán, algo que ese país siempre ha negado.

La BBC de Londres explica que el primero que acusó a Irán de estar detrás del atentado fue un exdiplomático de ese país llamado Manoucher Motamer, quien luego sería señalado como agente de la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA).

Poco tiempo después del ataque, Motamer acusó a funcionarios de la embajada iraní en Buenos Aires de organizarlo.

La acusación fue replicada por los gobiernos de EE.UU. e Israel, quienes señalaron a Hezbolá como los autores materiales del ataque.

La escena del ataque criminal. LA PRENSA/ TOMADA DE INTERNET

Rezai en Nicaragua

La presencia de Rezai en Nicaragua se produce luego de tensiones diplomáticas con Argentina, originadas tras las protestas de abril de 2018, ya que la cancillería argentina ha condenado la masacre de Daniel Ortega en contra de la población nicaragüense.

Daniel Ortega, aislado de representantes de peso en la ceremonia de su investidura este 10 de noviembre, según indica La Voz de América, recurrió a invitar a personajes polémicos como Rezai, pero también a algunos prófugos de la justicia, como los exmandatarios salvadoreños Mauricio Funes y Salvador Sánchez Cerén, quienes han sido acusados de actos de corrupción en sus países, pero recibidos con los brazos abiertos por Ortega.

Las relaciones entre Irán y Nicaragua se remontan a antes del triunfo de la revolución sandinista. En ambos países se produjeron revoluciones que fueron amigas, siendo la primera en triunfar la iraní, en febrero de 1979.

En su libro La revolución perdida, el poeta Ernesto Cardenal dejó constancia de las relaciones entre el ayatola Jomeini, líder la revolución iraní, y los sandinistas.

Recientemente, con el regreso al poder de Daniel Ortega en 2007, se le vio cercano al presidente iraní Mahmud Ahmadineyad.

La presencia de Rezai en Nicaragua dinamitó el panorama de la comunidad internacional, especialmente porque se conoció que Ortega habría obviado las alertas de la Interpol en cuanto a su invitado iraní, acusado por las 85 muertes producidas por el ataque terrorista a la AMIA argentina en 1994.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: