14
días
Desde que las instalaciones de LA PRENSA fueron tomadas y nuestro gerente general, Juan Lorenzo Holmann, fue detenido. ¡LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD!

Paulina Sevilla Calderón, inculpada por el crimen de su nieta, de 10 años. LA PRENSA/Cortesía.

Fiscalía pide 30 años de prisión para mujer que mató a su nieta en Wiwilí

Paulina Sevilla, declarada culpable de parricidio sobre la base de pruebas indiciarias, espera la sentencia que dictará el juez Erick Carvajal

Treinta años de prisión está pidiendo la Fiscalía para Paulina Sevilla Calderón, quien le quitó la vida a su nieta de iniciales M.J.M.C., de 10 años de edad, el 25 de julio del 2021.

“Se trataba de una niña de 10 años, imposibilitada de ejercer cualquier acto de defensa”, señaló la fiscal auxiliar Marcela Rodríguez, al pedir la pena de 30 años para Sevilla, de 53 años de edad.

La petición fue hecha al juez Segundo Distrito Penal de Juicio de Jinotega, Erick Carvajal Sandoval, quien encontró culpable del delito de parricidio a Paulina Sevilla.

Lea también: Ministerio Público acusa a mujer por crimen de su nieta en Jinotega

En la audiencia del debate de la pena, la defensa de la abuela parricida solicitó la pena mínima de 20 años para su representada, alegando que la imposición de la condena solicitada por la Fiscalía llevaría a morir en la cárcel a la imputada por razones de edad.

Prueba indiciaria

El juez, al dictar el fallo de culpabilidad, expresó que la responsabilidad penal de Paulina Sevilla se estableció sobre la base de prueba indiciaria.

Entre las pruebas está el hecho de que al momento en que la niña apareció muerta, colgada de una hamaca que estaba en el corredor de su casa, únicamente estaba en compañía de su abuela.

Además, se tienen los testimonios de vecinos de la comunidad Boca del Corozal, ubicada un kilómetro al sur de Wiwilí, Jinotega, donde ocurrió el crimen, quienes refirieron en calidad de testigos que el día de los hechos vieron a Paulina Sevilla muy nerviosa, buscando cómo vender unos anillos de plata para pagar los pasajes que le permitieran volver a Tipitapa, municipio de Managua.

Descartan suicidio

El juez sentenciador también expresó en su resolución que, según las pruebas aportadas por la Fiscalía, “se descarta que la víctima se haya ahorcado”.

De acuerdo con las investigaciones hecha por la Policía, Paulina Sevilla se enojó con su nieta hasta matarla, porque la niña le dijo que no hiciera mal uso de la leña que había en la casa.

Lea además: Familia de prole numerosa queda en la calle al incendiarse su casa en el barrio José Dolores Estrada

La inculpada, al ser entrevistada por la Policía, aseguró que la niña estaba jugando y se había enredado de manera accidental con los mecates de la hamaca y que por ello se había ahorcado. Sin embargo, esa  versión no coincide con la escena del crimen encontrada por la Policía, pues el cuerpo de la niña no quedó colgado, sino que sus pies estaban firmes sobre el suelo.

La sentencia condenatoria será dictada el próximo 24 de enero, anunció el juez Erick Carvajal.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: