14
días
Desde que las instalaciones de LA PRENSA fueron tomadas y nuestro gerente general, Juan Lorenzo Holmann, fue detenido. ¡LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD!
Francisco Anderson Gonzalez, sospechoso de haber participado en el crimen del ferretero, Jorge López Sevilla. LA PRENSA/cortesía.

Francisco Anderson Gonzalez, sospechoso de haber participado en el crimen del ferretero, Jorge López Sevilla. LA PRENSA/cortesía. crimen. LA PRENSA/Policía

Buscan a hermanas por matar a hombre con droga suministrada para «dormirlo»

Las mujeres, además del esposo de una de ellas y una adolescente, le dieron ketamina, la llamada droga de los delitos sexuales

Primeramente se presumía que Jorge Alberto López Sevilla, de 42 años, había fallecido de un infarto después de una noche de tragos. Su cadáver fue hallado semidesnudo y en la tina de su camioneta la mañana del pasado martes 30 de noviembre en Reparto San Juan, Managua.

Pero este lunes, la Policía informó que en la muerte de López hubo mano criminal, ya que un sujeto junto a su esposa, cuñada y una adolescente le suministraron la droga ketamina, la cual es conocida como la droga de los delitos sexuales porque es usada como un poderoso sedante.

La ketamina combinada con el licor, provocó la muerte de López, informó la Policía. «Intoxicación aguda por ingesta de sustancia química conocida como ketamina, combinada con licor», fue el dictamen del Instituto de Medicina Legal (IML).

¿Cómo se dieron los hechos?

Según las investigaciones de la Policía, en la madrugada del 30 de noviembre, los sospechosos son: Karina Teresa Orozco Rivas,de 35 años, su hermana Yahoska Noelia Orozco Rivas, de 22; Wiston Francisco Anderson González de 24, y la adolescente de iniciales C.K.P.O., de 16 años, quienes le dieron a López ketamina combinada con licor para poder robarle.

Lea también: Ticos cruzan a Nicaragua para comprar la llamada droga de los delitos sexuales

«Autores del crimen se dieron a la fuga en camioneta Mitsubishi placa RS 1255, dejando abandonado el cuerpo sin vida de Jorge Alberto López Sevilla, en la tina de camioneta Toyota, color gris placa M 314846, junto a su acompañante identificado con iniciales E.J.V.R., quien quedó en estado inconsciente por la ingesta de la misma sustancia», informó este lunes la Policía en conferencia de prensa.

La camioneta de la víctima fue hallada de donde fue el consulado costarricense una cuadra al oeste y media al sur, en Reparto San Juan. LA PRENSA/Tomada de redes sociales

Las autoridades presentaron a Wiston Anderson González, a quien capturaron y le ocuparon la camioneta Mitsubishi, pero se encuentran tras la pista de las hermanas y la adolescente.

«Testigos entrevistados reconocen al delincuente preso Wiston Francisco Anderson González. Asimismo reconocen fotográficamente a Karina Teresa Orozco Rivas, Yahoska Noelia Orozco Rivas y la adolescente identificada con iniciales C.K.P.O., como autores del crimen», agregó la Policía.

Puede interesarle: Roberto Solís, el nicaragüense que inspiró dos capítulos de «Atracos», una serie de Netflix

Se conoció que la víctima y su amigo son originarios de Ticuantepe.

Venta de ketamina en el país

La ketamina es mayormente conocida en Costa Rica, donde las autoridades de ese país han detectado que el mayor ingreso de esa droga es a través de Nicaragua. En 2018, el director del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) de Costa Rica, Walter Espinoza, declaró: “Hemos detectado ingreso desde Nicaragua en particular, donde hay más libertad de venta en el producto (…) como es una sustancia con algún nivel de ingreso permitido en el mercado transita con relativa libertad”.

Pero en junio de 2020, la Asamblea Nacional aprobó la Resolución Ejecutiva número 053-2020, en la que el Instituto de Protección y Sanidad Agropecuaria (IPSA) de Nicaragua, reforma la venta de ketamina o productos que contengan ese compuesto.

Lea también: Costa Rica decomisa un cargamento de ketamina procedente de Nicaragua

El producto ahora solo puede ser vendido por distribuidores, fabricantes e importadores con registros vigentes ante el IPSA. «Las clínicas y los hospitales veterinarios no están autorizados a comercializar medicamentos veterinarios que contienen ketamina», establece la resolución. Tampoco se podrán realizar ventas directas al público.

Wiston Francisco Anderson González, de 24 años. LA PRENSA/Policía

Cada veterinario solo podrá adquirir un frasco de ketamina cada 30 días. Si adquiere más de esta cantidad, deberá justificarlo por escrito ante el IPSA para no ser sancionado. Mientras que las farmacias veterinarias pueden adquirir únicamente 10 frascos de cualquier presentación, en un período no mayor a seis meses.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: