14
días
Desde que las instalaciones de LA PRENSA fueron tomadas y nuestro gerente general, Juan Lorenzo Holmann, fue detenido. ¡LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD!

Ejército de Nicaragua durante un desfile. LA PRENSA/Archivo

La renuncia de Nicaragua de la OEA podría afectar programas del Ejército

El Ejército de Nicaragua es miembro de una instancia que forma parte de la OEA. La decisión del régimen de Daniel Ortega de renunciar al organismo se estaría concretando en dos años

Contenido Exclusivo CONTENIDO EXCLUSIVO.

El Ejército de Nicaragua es miembro de la Junta Interamericana de Defensa (JID), un organismo que forma parte del sistema interamericano regido por la Carta de la Organización de Estados Americanos (OEA) y es una entidad de este organismo desde 2006. Con la renuncia de Nicaragua de la OEA, que se concretará en al menos dos años, los servicios de asesoramiento técnico y educación en temas relacionados en asuntos militares y de defensa se suspenderían.

«La JID tiene como propósito, prestar a la OEA y sus Estados miembros, servicios de asesoramiento técnico, consultivo y de educación sobre temas relacionados con asuntos militares y de defensa en el Hemisferio para contribuir al cumplimiento de la Carta de la OEA», señala la JID en su sitio web.

Un experto en derecho internacional, que habló con LA PRENSA en condición de anonimato, explicó que se ha debatido mucho sobre la relación entre la JID y la OEA, pero finalmente la Asamblea General aprobó el Estatuto de la JID en junio de 2006, que son su marco jurídico actual.

«La JID quedó establecida como una ‘entidad’ de la OEA, con base al artículo 53 de la Carta. Funciona tomando en cuenta las resoluciones de la Asamblea General, la Reunión de Consulta y el Consejo Permanente. Además de acuerdo a esos estatutos su estructura y funciones se inspiran en la observancia del artículo 4 de la Carta democrática “y el principio de conformación democrática de sus autoridades”, dijo la fuente.

El experto en derecho internacional también aseguró que fuera de la OEA, el Ejército de Nicaragua ya no tendría acceso a programas de capacitación técnico militar.

Lea además: Ortega usa a Policía y Ejército

«La salida de la JID afectaría al Ejército de Nicaragua en términos institucionales, perdiendo el acceso a los importantes programas de cooperación y asesoramiento militar, y afectaría a su legitimidad y reconocimiento de parte de los ejércitos del continente», apuntó la fuente.

A la vez, rememoró el programa de desminado tras la guerra civil de los años ochenta en Nicaragua, en el que, según la fuente, tuvo incidencia la OEA y la JID.

«Si mal no recuerdo, hubo un programa importante de desminado con apoyo de la OEA y la JID en el pasado reciente. Habría que preguntar, no obstante, al Jefe del Ejército qué afectación, desde el punto de vista institucional y de cooperación, tiene la salida de Nicaragua de la OEA y en consecuencia de la JID», agregó la fuente.

LA PRENSA hizo la consulta sobre este tema al Ejército de Nicaragua, por medio de un correo a su departamento de prensa, pero hasta el cierre no se recibió respuesta.

Actualmente, según el sitio web de la JID, el representante por Nicaragua es el Coronel Mario Miranda, quien también es el Agregado Militar acreditado ante Estados Unidos.

Lo que dicen los estatutos de la JID

Los Estatutos de la JID evocan que este organismo «se creó mediante una resolución de la Tercera Reunión de Consulta de Ministros de Relaciones Exteriores de las Repúblicas Americanas en 1942, y fue fortalecida posteriormente mediante las resoluciones VII y XXXIV de la Novena Conferencia Internacional Americana, la misma que dio origen a la OEA y su Carta de 1948, así como mediante la resolución III de la Cuarta Reunión de Consulta de Ministros de Relaciones Exteriores adoptada en 1951».

Lea además: Asamblea Nacional de Nicaragua aprueba ingreso de tropas militares extranjeras con fines humanitarios a partir de enero

También establecen que la JID y la OEA comparten objetivos comunes con base en la Carta de la OEA y el respeto por el principio de supervisión de las fuerzas armadas dentro del contexto de la democracia representativa.

En el Capítulo I de los Estatutos, sobre la Naturaleza, Propósito y Funciones de la JID, se define como una entidad de la OEA establecida según los previsto en el último párrafo del artículo 53 de la Carta de la OEA, el cual indica «que se podrán establecer, además de los previstos en la Carta y de acuerdo con sus disposiciones, los órganos subsidiarios, organismos y las otras entidades que se estimen necesarios».

Además, establece que «la JID goza de autonomía técnica para el cumplimiento de su propósito y funciones contenidos en este Estatuto, teniendo en cuenta los mandatos de la Asamblea General de la OEA, la Reunión de Consulta de Ministros de Relaciones Exteriores de la OEA (Reunión de Consulta) y el Consejo Permanente de la OEA, en sus respectivos ámbitos de competencia.

También en otras instancias

Según el experto en derecho internacional, con la renuncia de Nicaragua de la OEA, el país también quedaría fuera de la Asamblea General; de la Reunión de Consulta de Ministros de Relaciones Exteriores; de los Consejos; del Comité Jurídico Interamericano; de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH); de la Secretaría General; de las Conferencias Especializadas, y de los organismos especializados, además de la JID.

Otro experto en derecho internacional, que también prefirió mantener su identidad anónima, por temor a represalias, confirmó que cuando se concrete el retiro de Nicaragua de la OEA, en al menos dos años, implicará la salida de todos sus órganos, incluida la JID.

Lea además: ¿Qué es el Consejo Permanente de la OEA, la instancia que evaluará la situación de Nicaragua? Aquí te lo explicamos

Explicó que particularmente en el caso de Venezuela, que bajo el Gobierno de Nicolás Maduro anunció su salida de la OEA en 2017, el trámite se suspendió cuando la mayoría de los Estados Miembros reconocieron al gobierno interino de Juan Guaidó.

«Venezuela no llegó a salir de la OEA. Tras el desconocimiento del gobierno de Maduro en enero de 2019, se reconoció el gobierno encargado de Guaidó, quien revirtió la denuncia de la Carta y notificación de salida», explicó la fuente.

Es por eso que el experto explica que el Ejército de Venezuela, bajo el mando de Nicolás Maduro, sigue en la JID.

Retiro de la JID traería efectos

Sin embargo, el militar en retiro, Roberto Samcam, no cree que el Ejército de Nicaragua tenga intención de salir de la JID, porque para él eso implicaría ponerse en la mira de los otros países como sospechoso de colaborar con acciones ilícitas en la región. Si finalmente se sale, aseguró, sería una decisión política de su jefe supremo, que es el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega.

«Si el Ejército se excluye de la JID, es como que le está diciendo a la comunidad internacional, a los países de América, que no le interesa apoyar el combate al narcotráfico en Nicaragua, no le interesa apoyar la migración irregular hacia los Estados Unidos, no le interesa apoyar la lucha contra el terrorismo, entonces, sería un elemento muy visible de la autoexclusión y se vería muy sospechoso, no creo que le interese al Ejército eso», expresó el militar en retiro.

Agregó que «la JID es un organismo internacional interamericano y no depende de la OEA, depende de los gobiernos, pero en su constitución no es parte integrante o constitutiva de la OEA», manifestó el militar en retiro, quien se especializa en análisis de temas defensa militar.

Lea además: La carga de la represión en el Presupuesto de Nicaragua

Samcam manifestó que este órgano ha funcionado para mantenerse alerta ante el narcotráfico, terrorismo, la migración irregular, pero los mismos países que forman parte de la JID son el origen de estos problemas.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: