14
días
Con nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann, detenido e instalaciones tomadas. ¡LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD! ¡LA DICTADURA NO PUEDE
OCULTAR LA VERDAD!
Con nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann, detenido e instalaciones tomadas. #LibertadParaLosPresosPolíticosdeNicaragua #LibertadParaLosPresos
PolíticosdeNicaragua

Joe Biden, presidente de Estados Unidos. LA PRENSA/AFP

Joe Biden firma la Ley Renacer, que busca presionar al régimen orteguista

La ley pretende imponer sanciones individuales a funcionarios y restringir los préstamos bancarios multilaterales

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, firmó y promulgó este miércoles 10 de noviembre la Ley de Reforzamiento de la Adherencia de Nicaragua a las Condiciones para la Reforma Electoral o Ley Renacer, que propone ejercer más presión sobre el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo, a través de sanciones individuales a funcionarios y restringir los préstamos bancarios multilaterales.

La firma de la legislación se da exactamente a una semana que de forma bipartidista la Cámara de Representantes de EE. UU. aprobó de manera contundente con 387 votos, de 432 representantes la Ley, y solo tres días de haberse celebrado las cuestionadas y polémicas elecciones en Nicaragua catalogadas por la Casa Blanca como “una pantomima”. La promulgación de la Ley Renacer, según habían adelantado funcionarios estadounidenses, corresponde a la respuesta de la Administración de Biden a la farsa electoral en la que el caudillo sandinista Daniel Ortega consumó su cuarta elección consecutiva.

Lea también: Ortega y Murillo se asignan la Presidencia con el 75.87 por ciento de los votos, según el informe final del CSE

El Consejo Supremo Electoral (CSE), dominado por magistrados afines al orteguismo, asignó el 75.87 de los votos a los candidatos del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), Daniel Ortega y Rosario Murillo, reeligiéndolos como presidente y vicepresidente de Nicaragua. Ese resultado además de ser rechazado por la Administración de EE. UU. ha despertado las declaraciones de ilegitimidad de cerca de 40 países, incluyendo los 27 de la Unión Europea (UE).

El promotor de la Ley Renacer, Bob Menéndez, senador y presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado, celebró la firma y promulgación y aseveró en su cuenta de Twitter: Hoy, mientras la democracia de Nicaragua se derrumba, mi Ley Renacer se convierte en ley. Orgulloso de ver a los EE. UU. iguala las tácticas tiránicas de Ortega con acciones específicas y nuestro apoyo inquebrantable para aquellos que claman por la libertad y los derechos”.

Los ocho alcances que incluye la Ley

  • 1. Alinea la diplomacia estadounidense y las sanciones específicas para promover elecciones democráticas, incluida una revisión de los nicaragüenses clave que han desmantelado las perspectivas de elecciones libres, justas y transparentes.
  • 2. Pide al poder ejecutivo que revise la participación continua de Nicaragua en el Tratado de Libre Comercio de Centroamérica (Cafta).
  • 3. Amplía la supervisión de los préstamos de las instituciones financieras internacionales a Nicaragua y reafirma la exención legal existente para proyectos humanitarios.
  • 4. Requiere coordinación de sanciones con Canadá y la Unión Europea.
  • 5. Agrega a Nicaragua a la lista de países centroamericanos sujetos a restricciones de visa relacionadas con la corrupción.
  • 6. Requiere informes clasificados sobre la corrupción perpetrada por el Gobierno y la familia del presidente Ortega, así como sobre las actividades del gobierno ruso en Nicaragua.
  • 7. Requiere informar sobre las ventas militares rusas a Nicaragua y una revisión de posibles sanciones bajo la Ley de Contrarrestar a los Adversarios de Estados Unidos mediante Sanciones (Caatsa).
  • 8. Requiere informar sobre abusos a los derechos humanos cometidos por las fuerzas de seguridad nicaragüenses en comunidades rurales e indígenas.

El camino para convertirse en ley

Para convertirse en ley, el proyecto Renacer primero fue discutido y aprobado por el pleno del Senado de Estados Unidos, el 6 de agosto. Luego pasó a la Cámara de Representantes, donde este miércoles fue aprobado, y el último paso será enviarlo a la oficina del presidente Joe Biden para su firma y entrada en vigencia.

El 25 de marzo, el senador y presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado, Bob Menéndez, junto con Marco Rubio (republicano por Florida), Tim Kaine (demócrata por Virginia) y el presidente del Subcomité de Asuntos Occidentales, así como los también demócratas Dick Durbin, Ben Cardin y Chris Murphy, introdujeron ante el Senado estadounidense el anteproyecto de Ley Renacer.

El 30 de abril, el congresista Albio Sires, presidente del Subcomité sobre el Hemisferio Occidental, Seguridad Civil, Migración y Política Económica Internacional de Estados Unidos, junto con la congresista María Elvira Salazar, fueron los encargados de presentar la iniciativa de Ley Renacer ante el Congreso norteamericano.

Le puede interesar: Senado de EE. UU. aprueba enmienda de Ley Renacer para acelerar la discusión en la Cámara de Representantes

El 22 de junio, el Comité de Relaciones Exteriores del Senado de Estados Unidos, dirigido por el senador Menéndez, aprobó el proyecto de Ley Renacer con dos nuevas enmiendas, entre ellas la revisión de la participación de Nicaragua en el Tratado de Libre Comercio entre Centroamérica, República Dominicana y Estados Unidos.

El 28 de julio, el Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó el proyecto de Ley Renacer. La discusión del proyecto de Ley Renacer fue el punto número cinco de la agenda del Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes de EE. UU., identificada con el número de legislación HR. 2946.

El 6 de agosto, el Senado estadounidense aprobó el proyecto de Ley, y cerca de un mes después, el 1 de noviembre, el Senado aprobó una nueva versión enmendada del proyecto de Ley.

El 3 de noviembre, la Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó el proyecto de Ley con 387 votos. Con ello se completó la aprobación por parte de las dos cámaras del Legislativo estadounidense, para luego ser remitida al despacho de Biden.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: