14
días
Desde que las instalaciones de LA PRENSA fueron tomadas y nuestro gerente general, Juan Lorenzo Holmann, fue detenido. ¡LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD!

A diario bajan de la reserva Dipilto-Jalapa decenas de camiones cargados con tucas de pino. El director de Inafor dice que en cada camión alcanzan 15 metros cúbicos de madera. LA PRENSA/ E. CRUZ

Agenda Ambiental Urgente | Producción forestal sostenible

Ambientalistas proponen cambios en la legislación, promoción e incentivo de las plantaciones forestales para la sostenibilidad de dicho recurso.

El recurso de los bosques es vital para la producción de agua, la protección de los territorios ante el cambio climático, para la fertilidad de los suelos y evitar su erosión, sin embargo en los últimos 15 años este recurso ha sido sobrexplotado sin garantizar la reforestación, lo que pone en peligro no solo al medioambiente, sino también el desarrollo económico y la seguridad alimenticia del país.

Por esta razón, el Grupo Cocibolca incluye en su propuesta de Agenda Ambiental Urgente, el avanzar hacia la producción forestal sostenible siendo necesario “redefinir la política forestal nacional para encaminarla a la promoción e incentivo de las plantaciones forestales como mecanismo principal de acceso al recurso”, plantean.

Debido a que entre el 90 y 95 por ciento de la madera, leña, carbón y otros derivados, que se encuentran en los mercados proviene de bosques naturales, se genera una gran presión, principalmente en las áreas protegidas.

Lea también: BCIE anuncia US$115.7 millones para que Gobierno combata la deforestación en Bosawas y biosfera de Río San Juan.

“La propuesta que nosotros estamos haciendo es que es necesario, primero, modernizar las regulaciones, el marco legal y el marco institucional del sector forestal, de manera que se articule y se armonice con el sector conservación”, dice Fabio Buitrago, ecólogo de la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Sostenible (Fundenic).

¿Cómo lograr la producción forestal sostenible?

El Grupo Cocibolca plantea tres puntos importantes para encaminarse a la producción forestal sostenible.

El primero es que quien quiera aprovechar la madera, la cultive, es decir, “no nos estamos oponiendo a que se dé el aprovechamiento de madera, pero que sea un cultivo más, y el que quiera tener madera y comercializar madera que la comience a cultivar con los debidos incentivos y estímulos que deben aplicarse al sector forestal”, explica Buitrago.

Detener la deforestación de las áreas protegidas es el segundo planteamiento, pues de continuar con esta práctica estaríamos perdiendo patrimonio, perdiendo agua y aumenta la vulnerabilidad del país.

“Punto tres, necesitamos restablecer de alguna manera los sitios de bosques que son prioritarios para la producción de agua, no podemos seguir gestionando el recurso forestal como que fuera solamente madera y no considerar que los bosques producen además una gran cantidad de servicios y bienes ambientales de los que se beneficia una gran cantidad de gente”, expresa el ecólogo.

A estos puntos le agregan elementos que tienen que ver con la trazabilidad de la madera, por ejemplo saber de dónde sale la madera, quién la corta, con qué autorización y si se garantiza la reposición del recurso.

“De acuerdo a la legislación nacional debería haber planes de manejo forestal, planes de reposición forestal, pero lo que vemos en la realidad en este último Gobierno, y como digo, en estos últimos 15 años, es que hay permisos para el aprovechamiento, pero no hay ninguna beligerancia en cuanto al control o la supervisión de los planes de reposición de los planes de restauración y el seguimiento  a los planes de manejo”, explica Buitrago.

Asimismo en la agenda se propone que de iniciarse el trabajo para la sostenibilidad de la producción forestal, y desde ya se empiezan las plantaciones forestales, en 10 años, aproximadamente, se debería prohibir el aprovechamiento comercial de los bosques naturales.

Lea también: Régimen autoriza aprovechamiento de madera caída en el Caribe, sin hacer un estudio, señala ambientalista. 

“No es imposible que lo hagamos, necesitamos simple y sencillamente tener un gobierno con voluntad política y con una visión holística, integradora de largo plazo que permita fomentar las actividades productivas de la madera, se puede cultivar madera, se puede producir madera, tenemos territorio suficiente para poder producir la madera que nosotros demandamos para nuestro propio mercado y todavía para exportar”, explicó el ecólogo.

“Sin el recurso bosque, no tenemos agua, y sin el recurso agua, cualquier plan de desarrollo económico que sea de Nicaragua es un castillo en el aire, porque no va a tener ninguna posibilidad de desarrollarse, maximizarse, si estamos perdiendo el recurso hídrico que es necesario para la ganadería, la industria, para el consumo de las poblaciones humanas”, agregó.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: