14
días
Desde que las instalaciones de LA PRENSA fueron tomadas y nuestro gerente general, Juan Lorenzo Holmann, fue detenido. ¡LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD!
Norma Saravia Rugama fue asesinada por el coyote Roberto Reyes Sequeira cuando trataba de pasar a territorio costarricense LA PRENSA/Cortesía

Norma Saravia Rugama fue asesinada por el coyote Roberto Reyes Sequeira cuando trataba de pasar a territorio costarricense LA PRENSA/Cortesía

Migrante nicaragüense desaparece cuando cruzaba la frontera hacia Costa Rica

Norma Rosa Saravia Rugama recibió una propuesta de trabajo en Costa Rica, le pagó a un "coyote" para que la ayudara a cruzar la frontera, pero sus familiares no saben nada de ella desde el 30 de marzo

Familiares de Norma Rosa Saravia Rugama, de 59 años, viven momentos de angustia desde el pasado 30 de marzo, cuando dejaron de tener noticias de ella mientras cruzaba indocumentada hacia Costa Rica por el puesto fronterizo Las Tablillas, que conecta al vecino país del sur con territorio nicaragüense por San Carlos, Rio San Juan.

Savaria es originaria de Boaco y según su hija Norma Elena Sandoval, ni el “coyote” que recibió 10,000 colones por cruzarla a territorio costarricense les ha dado respuesta.

“Salió de Boaco el 28 de marzo para la ciudad de San Carlos, donde permaneció en casa de mi tía Marbellí Saravia, hasta la madrugada del 30 de marzo, que continuó con su viaje a Costa Rica, pero no llegó a su destino final y desde ese día desconocemos su paradero y tampoco hemos vuelto a tener comunicación con ella” detalló la hija.

A la vez manifestó que su mamá llegó hasta el puesto fronterizo en compañía de su tía y que posteriormente un “coyote” a quien tienen plenamente identificado se comprometió a trasladarla por 10 mil colones hasta el casco urbano del cantón Los Chiles, localizado a unos seis kilómetros de la frontera.

Lea además: La historia de Wilton, el niño alegre y hablantín que soñaba ser bombero y ahora está en custodia del gobierno de EE. UU.

Dijo que el destino final de su mamá era San Ramón de Alajuela, ya que la habían llamado para trabajar en una casa, pero tres días después de haber emprendido el viaje se enteraron que no había llegado al lugar donde se alojaría y empezaron a buscarla por la zona fronteriza.

“Lo que sabemos hasta este momento es que mi mamá al llegar al borde fronterizo entre ambos países, cruzó por puntos no habilitados del puesto migratorio San Pancho, de San Carlos, Rio San Juan, al de Las Tablillas, Costa Rica, con el ‘coyote’ y que avanzaron 2.5 kilómetros en dirección a Los Chiles” detalló.

LA PRENSA/Cortesía

Familiares la vieron en zona fronteriza

Relató que la travesía inició aproximadamente a las cinco de la mañana y que 40 minutos después lograron comunicarse por teléfono con su mamá, pero posteriormente perdieron la comunicación con ella.

“Mi mamá llevaba dos bolsos pequeños y su celular quizás se apagó o se lo robaron, porque fue imposible volver a comunicarnos con ella, pero mi hermana Brenda Mariela Sandoval Saravia y un primo aún lograron verla por última vez a las 8: 30 de la mañana, cuando se encontraron en suelo costarricense a 2.5 kilómetros de la frontera”, explicó.

Dijo que su hermana y su primo venían de Costa Rica a Nicaragua con un grupo de personas y que de manera imprevista se encontraron con su mamá, pero después no volvieron a tener información de ella.

Lea también: Nicaragüenses ya pueden hacer cita para obtener una visa para viajar a Costa Rica

“En el lugar que se encontraron es el trayecto que mi mamá había avanzado y en ese momento estaba varada con otras personas, que permanecían a la espera de que se retirara un retén policial que estaba en un tramo de la carretera que conecta a la zona fronteriza de Las Tablillas con Los Chiles”, relató.

Ya reportaron a las autoridades

La hija aseguró que la desaparición ya fue reportada tanto a las autoridades del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) de Costa Rica, como a la Policía y al Ejército de Nicaragua.

“Mi mamá vestía una blusa rosada con licra negra y andaba zapatos tenis y como parte de nuestra insaciable búsqueda hemos andado distribuyendo y colocando volantes en la zona fronteriza”, señaló Norma Elena Sandoval de 39 años.

Reveló que desde hace una semana amigos y familiares se mantienen en el puesto fronterizo del territorio nicaragüense realizando tareas de búsqueda con apoyo de efectivos del Ejército pero explicó que le gustaría que las autoridades costarricenses le otorguen un permiso para buscar a su mamá en la zona limítrofe del vecino país del sur, ya que fue en ese territorio donde la vieron por última vez.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: