14
días
han pasado desde el arresto de nuestro gerente Juan Lorenzo Holmann, y la toma de las instalaciones. Nuestra Redacción está hoy en el exilio. ¿Vas a permitir que la dictadura se salga con la suya?

Canasta básica bajó en febrero, un mes antes que entrará en vigencia la reforma tributaria. LAPRENSA/ARCHIVO

BCN revela que Nicaragua finalizó el 2019 con una inflación 6.13%, la más alta en cinco años

Los recientes números del BCN reflejan que la inflación mensual desde que fue ocultada mantuvo su ritmo acelerado de incremento, lo que provocó que la tasa anualizada superara la del 2018, la cual se ubicó en 3.89 por ciento.

Después de mantenerla oculta durante cuatro meses, el Banco Central de Nicaragua (BCN), finalmente publicó este 21 de enero el comportamiento de la inflación, que según las cuentas del banco, se ubicó en 6.13 por ciento, supuestamente por el encarecimiento en el tabaco y las bebidas alcohólicas, así como otros componentes, entre ellos los alimentos, vestimenta y otros.

Desde septiembre del año pasado el Banco Central mantenía desactulizada la publicación de la inflación, que suele reflejar la evolución de precio de los principales bienes y servicios de los nicaragüenses y que está vinculada a la evolución de la canasta básica, que en julio del 2019 superó los 14,000 córdobas luego del impacto de la reforma tributaria que fue impuesta a inicios del año pasado y que quitó exoneraciones y exenciones a varios productos de la cesta familiar.

Los recientes números del BCN reflejan que la inflación mensual desde que fue ocultada mantuvo su ritmo acelerado de incremento, lo que provocó que la tasa anualizada superara la del 2018, la cual se ubicó en 3.89 por ciento.

Lea además: ¿Qué está pasando con los precios de la comida y los servicios en Nicaragua? BCN decide también ocultar la inflación

Según registros estadísticos, la última vez que la inflación rebasó el seis por ciento anual fue en el 2014 cuando se ubicó en 6.5 por ciento, pero ese año el Producto Interno Bruto repuntó 4.8 por ciento, lo que permite que parte de ese crecimiento sea trasladado al poder adquisitivo de los hogares a través de la generación de empleo y mejoras del salario de los trabajadores.

En el 2019 la espiral inflacionaria se desarrolló en una economía sumergida en su segundo año de recesión económica y según la última estimación del Fondo Monetaria Internacional la contracción en el 2019 habría sido de 5.7 por ciento. El presidente del Banco Central de Nicaragua, Ovidio Reyes, aún no ha oficializado el desempeño de la economía en ese año.

El encarecimiento de los bienes y servicios en Nicaragua ocurre cuando en América Latina y el Caribe, según señaló la misma Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), se viven momentos históricos de baja inflación, es decir que los precios están subiendo a niveles muy bajos.

No obstante, hasta octubre del año pasado  Nicaragua tenía la inflación más alta de Centroamérica y la quinta más elevada en todo el hemisferio, solo superada por Venezuela, Argentina, Uruguay  y Haití.

Lea además: Equipo técnico del FMI verifica en Nicaragua el estado de la economía, coteja con el sector privado los números del orteguismo

 No publican análisis desglosado

Y pese a que tenía meses de mantener desactualizada este indicador, al igual que la mayoría de las estadísticas económicas, el BCN solo se limitó a publicar una escueta nota de prensa donde indica en un párrafo y dos gráficos que el año pasado la inflación casi se duplicó.

Según las cuentas del BCN todos los componentes del indicador registraron alzas en el 2019: Bebidas alcohólicas y tabaco (43.69 por ciento); Bienes y servicios diversos (11.29 por ciento); Alojamiento, agua, electricidad, gas y otros combustibles (5.88 por ciento); Alimentos y bebidas no alcohólicas (5.33 por ciento); y Restaurantes y hoteles (4.56 por ciento), los cuales explicaron el 67.7 por ciento de la inflación del año.

Se desconoce cómo fue el desempeño de los precios en Managua y el interior del país, por ejemplo. Tampoco se podrá conocer con exactitud cuáles fueron los productos alimenticios y servicios que más  se encarecieron, que generalmente se encuentran detallados en los reportes mensuales. Inclusive con el reporte desglosado se hubiese confirmado el incremento fuerte que experimentó el servicio eléctrico, que según datos del INE acumula casi el 20 por ciento de alza.

Lea también: Nueve meses sin saber cómo evolucionan las 16 actividades económicas que mide el IMAE

El año pasado el salario mínimo se mantuvo congelado, por lo que este aumento de todos los precios habrán erosionado aún más el poder adquisitivo de los hogares, golpeado por un mayor desempleo como consecuencia de la crisis política que derivó en una recesión.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: