14
días
Desde que las instalaciones de LA PRENSA fueron tomadas y nuestro gerente general, Juan Lorenzo Holmann, fue detenido. ¡LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD!

«No joder a los militantes sandinistas”. La Policía Orteguista obliga bajo tortura a la familia Reyes Alonso a grabar videos

La Policía Orteguista irrumpió de forma violenta a la vivienda de la familia en León. Los golpearon y la familia denuncia que además les robaron computadora y celulares

Agentes antidisturbios de la Policía Orteguista (PO) obligaron a tres miembros de la familia Reyes Alonso, reconocidos opositores del régimen de Daniel Ortega en León, a comprometerse en una grabación de video a respetar a la PO y a los fanáticos de Ortega. Los oficiales irrumpieron la tarde de este lunes en la vivienda de la familia, los golpearon y les robaron computadoras y celulares.

«No filmar a la Policía cuando vengan ahí a hacer su presencia y estén ahí. No joder a los militantes ni al pueblo. No repetición y con la paz no se juega», repite uno de los miembros.

En tanto, un oficial le dice a otro de ellos «te me vas a comprometer a no volver a ofender, vos no sabes ni quién es mi madre, oíste. De la boca de mi madre jamás salió manjol como el que vos hablás. Podés agradecerle a ese viejecita que está ahí porque te debería de romper las tapas y que te tragués todas las palabras. Me conocés y te conozco y en el terreno que vos querrás nos podemos ver. Te me comprometés a la paz, a no volver a estar jodiendo a la Policía en su labor constitucional, ni alterando el orden público», se escucha a un oficial decirle a uno de los miembros de la familia quien aparece con las manos hacia atrás, mientras se escucha a una mujer llorar.

Lea además: Familia Reyes Alonso denuncia asedio parapolicial y temen un posible ataque de parte de fanáticos orteguistas

Dentro de la vivienda, la Policía mantenía secuestrados a Diego Reyes, María Eugenia Alonso, Diego Reyes Alonso Jr y una señora de 94 años. El grupo de la Policía era comandado por el comisionado Fidel Domínguez, a quien se observa en uno de los videos que le hicieron a los Reyes Alonso.

«Compromiso de ella que no vuelve a andar jodiendo a la Policía. A que no volvés a andar filmando, ni hostigando, ni hostigando a los militantes sandinistas, ni al pueblo, ni alterando el orden; ni a la Policía en su labor constitucional», le dice el oficial a María Eugenia Alonso.

Según el artículo 15 de la Convención contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes: «Todo Estado Parte se asegurará de que ninguna declaración que se demuestre que ha sido hecha como resultado de tortura pueda ser invocada como prueba en ningún procedimiento, salvo en contra de una persona acusada de tortura como prueba de que se ha formulado la declaración».

Bárbara Reyes Alonso aseguró en su cuenta de Facebook a eso de la 1:00 de la tarde que la Policía se retiró del lugar y «se llevaron todo: computadoras, celulares» de la casa de su familia. Agregó que todos los miembros de su familia fueron golpeados por los antimotines mientras que destruyeron el portón de la casa. «Mi familia fue golpeada y pateada por las tropas de Fidel Domínguez al mismo tiempo que allanaban ilegalmente nuestra vivienda», señaló Bárbara.

En un primer momento, la familia Reyes Alonso denunció el allanamiento ilegal de la PO a través de una transmisión en vivo en Facebook, donde se observaba a los agentes rompiendo con mazos el candado de la casa.

Así dejaron la puerta de la vivienda de la familia Reyes Alonso, en León. LAPRENSA/CORTESÍA

Amenazas de muerte y falsas acusaciones

«Por cuarta vez desde que se desató la crisis de abril, ese comisionado nos volvió a amenazar de muerte, nos llamó conspiradores contra el comandante y la compañera, esas son sus palabras, nos dijo que somos golpistas, que somos tranquistas y que somos la cabeza de la resistencia en León. Dijo que él nos estaba salvando la vida porque muchos sandinistas que están aquí en León nos querían matar», dijo a LA PRENSA Diego Reyes Junior, después de que los policías habían desalojado la vivienda.

Diego también agregó que el comisionado Domínguez les dijo que en la estación policial ya tenían varias denuncias acusando a la familia Reyes Alonso de vender droga. Por otra parte, Diego Reyes Junior aseguró que una oficial de la Policía lo acusó por la muerte de su hermano en uno de los tranques de León.

«Una oficial de apellido Rojas, cuando entra ella me golpea con una amansa bolos en el pecho y me dijo directamente que yo fui quien mató a su hermano en los tranques, así me lo dijo acusándome falsamente», señaló Diego Junior.

Puede interesarle: En tres días, dos reos se han ahorcado en celdas de la Policía Orteguista

Diego Reyes Junior también explicó que el comisionado Domínguez grabó a toda la familia y los obligó a decir «que nosotros nos comprometemos a no jugar con la paz, a no conspirar contra el comandante y que vamos a respetar a la Policía Nacional».

Agreden a vecinos

Vecinos del sector que exigían una explicación a los policías por el allanamiento contra la vivienda de la familia Reyes Alonso, fueron agredidos por los policías.

«Todo el pueblo está siendo testigo de este allanamiento ilegal donde no enseñan ningún papel, solo por fuerza porque sos el comisionado», dijo Bárbara Reyes Alonso al comisionado Domínguez.

Múltiples denuncias de asedio

La familia Reyes Alonso ha sido víctima de asedio y amenazas por parte del régimen orteguista a través de su Policía y fanáticos del régimen.

En reiteradas ocasiones han denunciado que por el día, agentes de la PO llegan hasta las puertas de su vivienda a hostigarlos. Por las noches, grupos de fanáticos orteguistas vigilan la vivienda y ponen marcas con mensajes de odio, además de las amenazas que estos lanzan contra los miembros de la familia.

El pasado domingo 10 de noviembre, motorizados orteguistas llegaron por la noche a gritarles obsenidades y lanzarles piedras, por lo que la familia se vio obligada a responderles lanzándoles chibolas y piedras.

Un día después, el lunes 11 de noviembre, por la mañana llegó un grupo de policías que, comandados por Domínguez, amenazaron con apresar a los miembros de la familia Reyes Alonso alegando que son «golpistas».

El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), se pronunció por la irrupción de la POlicía Orteguista a la vivienda de la familia Reyes Alonso y exigió al régimen de Daniel Ortega «que respete la integridad física y psicológica de las personas en dicha vivienda».


«El Cenidh rechaza el comunicado emitido por la policía que refiere que toda la familia está siendo investigada por tráfico y posesión de droga», señaló, el Cenidh.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: