14
días
han pasado desde el robo de nuestras instalaciones. No nos rendimos, seguimos comprometidos con informarte.
SUSCRIBITE PARA QUE PODAMOS SEGUIR INFORMANDO.

Diez datos sobre la Loma de Tiscapa, de la tortura al turismo

Fue residencia de presidentes, escenario de un golpe de Estado y centro de torturas de tres diferentes dictaduras. Daniel Ortega estuvo preso en esas celdas y años después las usó para sus propios reos políticos

Cárcel. Las celdas de la Loma de Tiscapa fueron usadas tanto por los Somoza como por el régimen sandinista de los ochenta. En años recientes también las utilizó la dictadura orteguista para apresar a sus reos políticos. Por esos calabozos pasaron personajes tan variopintos como Pedro Joaquín Chamorro, el doctor Enrique Lacayo Farfán, Doris Tijerino, Tomás Borge, Jacinto Suárez y el propio Daniel Ortega, ahora dictador, detenido en 1967 por el asalto a un banco.

Referencia. Cuando Managua era una pequeña aldea de pescadores, limitando con el Xolotlán al norte y con la Loma de Tiscapa al sur, esta última era conocida como la “montaña”. Se trataba de un importante punto de referencia en las direcciones de los managuas hasta la primera mitad del siglo XX. 

Agua. Según un reportaje de la revista Magazine, en la Loma de Tiscapa funcionó el primer servicio domiciliar de agua potable de Managua, entre finales del siglo XIX y principios del siglo XX, cuando el entonces futuro presidente José Santos Zelaya tenía una propiedad cafetalera en lo que luego se llamó Campo de Marte.

Terremotos. La primera Casa Presidencial en la Loma de Tiscapa fue inaugurada por José María Moncada el 4 de enero de 1931. Menos de tres meses después, el terremoto del 31 de marzo dañó la estructura. Con el terremoto del 23 de diciembre de 1972 el edificio sufrió daños aún más severos, al punto de que se optó por su demolición. A principios de 1990 ahí se levantó el Monumento a Sandino, diseñado por el poeta Ernesto Cardenal. Años después colocaron a sus pies los restos del Monumento a Somoza, derribado el 19 de julio de 1979.

La Curva. A mediados de los años treinta Anastasio Somoza García, padre de la dinastía somocista, mandó a construir cerca de la Casa Presidencial la residencia del director de la Guardia Nacional, que fue conocida como La Curva. El terremoto de 1972 también dañó este edificio y en su lugar Anastasio Somoza Debayle, heredero del dictador, construyó una residencia de una planta en la que convivía con su amante Dinorah Sampson. El dormitorio que ocupaban Somoza y Sampson era amplio y a la par había un gran recinto con una bañera para hidromasajes y un moderno gimnasio.  

Costura. En la Casa Presidencial de la Loma de Tiscapa se hallaba el Cuarto de Costura. Sirvió primero para la elaboración de pomposos vestidos para las damas de la familia gobernante y luego fue destinado a “labores” menos ordinarias, pero igual de cotidianas. Equipado con polígrafo y grabadora, funcionaba como cuarto de interrogatorios. Ahí fue torturado el periodista Pedro Joaquín Chamorro, mientras al otro lado de la puerta la familia Somoza hacía vida normal y se oía el tintineo de las vajillas, los saludos de buenos días y el carraspeo sereno de quien lee un diario. 

Leones. En el jardín privado de la familia Somoza, bañado por el viento fresco de la laguna de Tiscapa, había un zoológico. Leones, pumas y tigrillos formaban parte de la colección y compartían jaula con los presos políticos de la dictadura. Solo una delgada línea de barrotes separaba a los reos de las fieras, que eran alimentadas con abundante carne fresca mientras los humanos recibían arroz y frijoles. Decenas de hombres pasaron días e incluso meses en las jaulas de ese jardín. Entre ellos Clemente Guido (padre) y Edwin Castro (padre). 

Chipote. Tras la caída de la dictadura somocista y el inicio del gobierno sandinista, se decía que la Loma de Tiscapa sería convertida en museo para que el público pudiera ver las celdas miserables que ocuparon sus presos políticos y las famosas jaulas de los leones. Así nadie olvidaría los horrores de esa dictadura. Lo que sucedió, sin embargo, fue que aquello siguió siendo una cárcel por muchos años más, solo que bajo el nombre del Chipote. 

Lomazo. El 25 de octubre de 1925 el caudillo conservador Emiliano Chamorro Vargas dirigió un golpe de Estado contra el presidente Carlos Solórzano. Se le conoce como “El Lomazo”. Acompañado por 200 hombres provenientes de las Sierras de Managua, Chamorro subió a la Loma de Tiscapa por la madrugada y se la tomó sin incidentes y casi sin balas. El caudillo no fue reconocido por Estados Unidos como presidente, pero logró colocar en el cargo a Adolfo Díaz. 

Turismo. En noviembre de 2018, año de gran represión a las protestas ciudadanas contra el régimen Ortega Murillo, la dictadura reinauguró la Loma de Tiscapa como sitio turístico. Mientras tanto los reos políticos se acumulaban en las viejas celdas de la Dirección de Auxilio Judicial, más conocida como el Chipote, cuya entrada se hallaba al pie de la histórica loma. 

La Prensa Domingo libre Tiscapa

Puede interesarte

COMENTARIOS

  1. Hace 4 semanas

    Usuario al taxista en la decada de los 70s: “Llevame de la esquina de Carlos Cardenal tres cuadras a la montaña.”

×

El contenido de LA PRENSA es el resultado de mucho esfuerzo. Te invitamos a compartirlo y así contribuís a mantener vivo el periodismo independiente en Nicaragua.

Comparte nuestro enlace:

Si aún no sos suscriptor, te invitamos a suscribirte aquí