14
días
han pasado desde el robo de nuestras instalaciones. No nos rendimos, seguimos comprometidos con informarte.
SUSCRIBITE PARA QUE PODAMOS SEGUIR INFORMANDO.
Daniel Ortega, coronavirus, Nicaragua, Costa Rica, fronteras

Daniel Ortega apareció solo con su vicepresidenta y esposa, Rosario Murillo y el sancionado presidente de la Asamblea, Gustavo Porras y la ministra de Salud, Martha Verónica Reyes, en una comparecencia en 2020. LA PRENSA/ PRESIDENCIA

Minsa “libera” a médicos residentes de trabajar para el Estado, pero aún hay temor en el gremio

Entre los acuerdos que eliminaron se establecía que los residentes debían trabajar 10 años al Estado o pagar más de 2 millones de córdobas; ahora el Minsa ofrecerá las plazas y los egresados decidirán trabajarle o no al sistema público de salud

La dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo instruyó al Ministerio de Salud (Minsa) a retractarse y eliminar las medidas que obligaban a médicos especialistas a trabajar para el Estado por un período de 10 años o bien pagarle a la institución más de 2 millones de córdobas por haberlos especializado. Ahora, los médicos tendrán la “libertad” de decidir laborar o no para el sistema público de Salud.

Durante una ceremonia de apertura de la residencia de “especialidad médica quirúrgica 2024-2028” del Minsa y la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN), la titular de la institución sanitaria, Martha Reyes, informó sobre el cambio al darle lectura a la resolución ministerial No. 158-2024 este 1 de abril.

Le invitamos a leer: Médicos residentes molestos y en busca de opciones por medidas impuestas por el Minsa

Medios oficialistas reportaron que la resolución fue orientada por Daniel Ortega y que busca “garantizar el libre acceso al estudio de las especialidades, así como la libertad de trabajo al momento de graduarse”.

El primer acuerdo de la resolución ministerial establece “dejar sin efecto e invalidar los acuerdos y contratos firmados durante el año 2024, entre el Minsa y los médicos residentes que ingresan y que egresan durante el presente año”.

El segundo indica que se tenía que realizar el 1 de abril la reunión con los médicos residentes de primer ingreso para explicarles que quedan sin efecto los convenios firmados, y el tercero señala que el nuevo médico una vez terminada su especialidad lo único que tendrá como requisito para la obtención de su título son los “aspectos académicos”.

Minsa ofrecerá plazas de especialistas

En el cuarto acuerdo se destaca que el médico especialista “quedará libre para decidir qué hacer posteriormente a su egreso de especialidad”, aunque indica que “el Minsa ofrecerá las plazas de especialistas de acuerdo a las necesidades de los Servicios de Salud, al número de plazas vacantes y al respaldo presupuestario existente”.

Lo establecido en el párrafo anterior —indica el acuerdo quinto— “será aplicado desde la fecha a los egresados del presente año, para lo cual se les explicará a los especialistas egresados que es voluntario y sin condiciones el que acepten o no la plaza de trabajo que el Minsa les ofrece”.

Martha Reyes, ministra de Salud. Medios oficialistas.

Y finalmente el sexto punto de la resolución ministerial establece que “el especialista egresado tomará voluntariamente su decisión de trabajarle al Sistema Público de Salud o no”.

Todo lo anterior es contrario a lo que el viernes 14 de marzo se conoció cuando el Minsa ordenó incluir en los contratos laborales cláusulas que establecían que los médicos que deseen especializarse tendrían que laborar para el Estado por un período de 10 años o bien pagar un aproximado de 2.2 millones de córdobas en caso de no aceptar laborar para la institución de Salud.

¿Qué hay detrás?

Médicos residentes que hablaron con LA PRENSA, bajo la condición de anonimato por temor a represalias, dijeron que en primera instancia la resolución torna en mostrar a Ortega como el “salvador”, mientras califican como “mentira” que ahora aseguren que se van a tomar en cuenta los “aspectos académicos”.

“Lo que veo en la resolución es el comportamiento de un personaje magnánimo, en este caso Ortega, porque luego que al Minsa se le ‘ocurrió’ cobrar la residencia, lo ponen a él diciendo que ‘no es correcto’ y que ahora se va a tomar en cuenta los aspectos académicos, algo que es falso. Después que nos amenazaron, ahora lo eliminan, el temor sigue sí”, dijo el médico residente.

Lea más en: Médicos nicaragüenses “celebran” su día entre el luto y el exilio

En esa misma línea, una doctora en Salud Pública compartió lo anterior y dijo que en la actualidad “todos sabemos que no solo se toma en cuenta los aspectos académicos, porque ningún estudiante o médico que se involucró en la lucha de abril 2018 puede entrar en ese círculo. Está vinculado a la parte política”.

Asimismo, apuntó que los médicos no vinculados al sandinismo que pueden entrar son aquellos que “borraron todas sus fotos si una vez participaron en 2018 y que han guardado silencio, ese es el único que quizás puede entrar, por eso es una falacia decir que solo los aspectos académicos se toman en cuenta”.

Puede interesarte

×

El contenido de LA PRENSA es el resultado de mucho esfuerzo. Te invitamos a compartirlo y así contribuís a mantener vivo el periodismo independiente en Nicaragua.

Comparte nuestro enlace:

Si aún no sos suscriptor, te invitamos a suscribirte aquí