14
días
han pasado desde el robo de nuestras instalaciones. No nos rendimos, seguimos comprometidos con informarte.
SUSCRIBITE PARA QUE PODAMOS SEGUIR INFORMANDO.

China Mall viola la Ley del Seguro Social y el TLC. ¿Se atreverá Ortega a aplicar sanciones?

Denuncia de los trabajadores del China Mall expone a la empresa al pago de recargos y otras sanciones por no cumplir con el mandato de afiliar a sus trabajadores a la Seguridad Social

En medio de la gran expectativa que el régimen Ortega Murillo generó en torno al incremento de las exportaciones e inversiones que impulsará el Tratado de Libre Comercio (TLC) que Nicaragua firmó con China, llegó a Managua el China Mall, almacén que se anunció como la primera gran inversión comercial. Con una inyección de 500 mil dólares generó doscientos empleos y abrió sus puertas, pero está irrespetando las leyes locales y los derechos de los trabajadores. Algo que incluso está consignado en el TLC que entró en vigencia el 1 de enero. Esto la expone a multas y otro tipo de sanciones.

Tras seis semanas de operación, el China Mall o el Dragón o Gigante del Ahorro, como también se hace llamar el almacén ubicado en la Plaza San Dionisio de la Pista Suburbana, ya acumula diversas denuncias. Empleados del establecimiento confiaron a LA PRENSA que la empresa los contrató y paga más de 9 mil córdobas mensuales. Es decir, les paga el salario mínimo correspondiente al comercio, que hasta el 29 de febrero será de 9,531.14 córdobas mensuales. Sin embargo, no los afilió al Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), como obliga la ley a las empresas y más aún, a un inversionista extranjero que no puede estar en la informalidad.

La falta de afiliación de los trabajadores es una clara violación a la Ley de Seguridad Social, cuyo reglamento en el artículo 3 del capítulo dos establece que “los empleadores deben solicitar su inscripción y la de sus trabajadores, dentro del plazo de tres días siguientes a la fecha de la iniciación de su actividad”.

Lea también: Sabor agridulce entre los empleados del China Mall

No afiliar a empleados provoca recargos

No afiliar a la Seguridad Social a los trabajadores expone a las empresas a recargos. Incluso, el artículo 6 del capítulo dos aclara que los empleadores están obligados a afiliar incluso a los trabajadores aprendices. Por tanto, después de seis semanas de operación la empresa no puede alegar que está en la etapa de capacitación del personal.

Esta violación a la Ley de la Seguridad Social expone al China Mall a diversas multas. El artículo 7 del capítulo tres del referido reglamento establece que el incumplimiento de esta obligación provocará “un recargo administrativo de 250 córdobas por cada mes calendario o fracción de retraso, sin perjuicio de las demás sanciones a que hubiere lugar”.

Entre las otras sanciones que menciona la ley, está el pago de un recargo por notificación extemporánea del ingreso de nuevos trabajadores, cuyo monto dependerá de los días de atraso, y que oscila entre 10 y 500 córdobas. También, 50 córdobas por cada omisión, cuando se omite o incluye información errada en las planillas; y el 2 por ciento del monto pagado por la falta de presentación o presentación tardía de las planillas.

Puede leer también: Ortega promete a inversionistas chinos no confiscarlos y en el TLC con Pekín asume consecuencias si lo hace

Ortega quiere congraciarse con los chinos

Para Enrique Sáenz, economista y exdiputado opositor desterrado, la única explicación a esta violación a las leyes locales y a los derechos de los trabajadores es que Daniel Ortega quiere congraciarse con los inversionistas chinos.

“La dictadura está optando por una posición blandengue y entreguista para congraciarse con inversionistas chinos. Pues, aún cuando estuviera declarada como inversión extranjera no estaría eximida de afiliación al INSS”, señala Sáenz.

Cabe mencionar que el TLC entre Nicaragua y China que está vigente desde el 1 de enero establece en el capítulo 11 referido a la inversión, que cada país parte otorgará a los inversionistas y a las inversiones cubiertas de la otra nación “un trato no menos favorable que el que otorga, en circunstancias similares, a sus propios inversionistas con respecto al establecimiento, adquisición, expansión, administración, conducción, operación y venta u otra disposición de las inversiones en su territorio”.

¿Y los inspectores del INSS?

El texto del TLC aclara que las inversiones cubiertas son las que ya existían al momento de la entrada en vigencia del TLC, pero también las que se establezcan o amplíen amparadas en el convenio. Por tanto, el China Mall está cubierto por estos compromisos.

Sáenz considera que en la crisis financiera que enfrenta el INSS existe una “sed” de dinero que no le están aplicando a esta empresa china. “Cualquiera sabe que andan como vampiros buscando a quién chupar sangre, montando incluso multas onerosas. Que en este caso no actúen solo podría explicarse por la existencia de órdenes directas emanadas de Daniel Ortega o de su círculo inmediato”, señala Sáenz.

La afirmación de Sáenz surge porque la ley del INSS establece que “los inspectores y personal autorizado por el Instituto están facultados para verificar el cumplimiento de las obligaciones que incumben a empleadores y trabajadores… Para este efecto, podrán examinar los libros de contabilidad, planillas de pago de sueldos y salarios, contratos de trabajo, comprobantes de egresos, declaraciones de impuesto sobre la renta y de capital, estados financieros, convenios colectivos y demás documentos que fueren necesarios para la comprobación de todos los datos relacionados con el Seguro Social”.

El Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) acumula 11 años de crisis financiera, tras la pérdida no solo de trabajadores afiliados sino también de empresas. Para el 2023 el Gobierno proyectó que la entidad cerraría con un déficit de 3,595.8 millones de córdobas, el tercero más alto desde 2013 cuando comenzó esta debacle, que según proyecciones oficiales seguirá agudizándose, ya que proyectan un déficit de 4,500.6 millones de córdobas.

Puede leer también: TLC con China protegió a algunos productos y fijó cuotas para otros. Lo que se sabe del acuerdo comercial

China Mall crea competencia desleal

Además, Sáenz considera que esta “complacencia” con la inversión china se convierte en competencia desleal para los empresarios nicaragüenses e incluso para otros inversionistas extranjeros. “La pregunta que sigue es si no están pagando lo obvio, que es la seguridad social, ¿estarán pagando los impuestos a los que también están obligados?”, cuestiona el economista.

Otra anomalía que denunciaron los trabajadores del China Mall es que no todos tienen claro si les pagan las horas extras que realizan cada día, ya que la jornada laboral se extiende por 14 o más horas, pues la tienda está abierta al público de 8:00 de la mañana a 10:00 de la noche. Es decir, que por día deben pagarles más de seis horas extras, que durante el fin de semana se pagan doble. Sin embargo, algunos dijeron que lo único que reciben es un bono de 300 córdobas diarios.

Los empleados también se quejan de que durante la jornada de 14 horas diarias en las que permanecen de pie solo les dan 15 minutos de descanso para que almuercen y lo hacen al aire libre en el parqueo del almacén. Las jornadas son tan pesadas que, según los empleados, aunque la empresa solo lleva seis semanas de labor ha tenido una alta rotación de personal.

El Mitrab debe velar por las condiciones laborales

En relación con las condiciones laborales le compete al Ministerio del Trabajo (Mitrab) velar por el respeto de los derechos de los trabajadores. En cuanto a las jornadas, el artículo 57 del Código Laboral establece que el trabajo que se realice fuera de las jornadas ordinarias constituye horas extraordinarias; también es trabajo extraordinario el que se realiza en séptimos días, feriados nacionales y asuetos decretados, y su pago debe ser objeto de un contrato especial entre las partes. Mientras que el artículo 58 establece que “el número de horas extraordinarias no podrá ser superior a tres horas diarias ni nueve semanales”.

El Código califica como trabajo nocturno el que se realiza entre las 8:00 de la noche y las 6:00 de la mañana del día siguiente; y califica como jornadas mixtas las que incluyen trabajo diurno y nocturno, tal como ocurre en el China Mall. En estos casos, “la jornada ordinaria de trabajo ordinario mixto no podrá ser mayor de siete horas y media diarias, ni exceder de un total de cuarenta y cinco horas a la semana”, dice el artículo 51 del Código.

Además, el Código Laboral faculta al Mitrab para garantizar, a través de sus inspectores, que se garantice el descanso y las condiciones básicas a los trabajadores.

Puede interesarte

×

El contenido de LA PRENSA es el resultado de mucho esfuerzo. Te invitamos a compartirlo y así contribuís a mantener vivo el periodismo independiente en Nicaragua.

Comparte nuestro enlace:

Si aún no sos suscriptor, te invitamos a suscribirte aquí