14
días
han pasado desde el robo de nuestras instalaciones. No nos rendimos, seguimos comprometidos con informarte.
SUSCRIBITE PARA QUE PODAMOS SEGUIR INFORMANDO.

Por qué la propuesta de Gustavo Petro de “mediar” con el régimen estaría destinada a fracasar

No es la primera vez (ni el primer país) que Colombia se ofrece a mediar con la dictadura. Las propuestas han caído en saco roto

El presidente  de Colombia, Gustavo Petro, llevó el tema de la situación política de Nicaragua a la reunión privada que sostuvo con el papa Francisco, que tuvo lugar el 19 de enero en el Vaticano. En el encuentro el mandatario se ofreció como mediador ante el régimen de Daniel Ortega en la situación de persecución que enfrenta la Iglesia católica en el país.

La propuesta, coinciden opositores y analistas, está empañada por los conflictos históricos entre Colombia y Nicaragua que tensan una posible conversación binacional. Y muy probablemente sea una más a la que el régimen ignore.

“Indudablemente a mí me gustaría que hubiera una normalización de la actividad religiosa dentro de Nicaragua”, le dijo Petro al Papa Francisco. “Colombia puede poner sus buenos oficios”, planteó el presidente sudamericano luego de la entrevista “bastante larga” con el papa.

El líder opositor y exiliado, Félix Maradiaga, dijo que la iniciativa del presidente de Colombia no tendrá efecto por varias razones. La primera es que Ortega ha mostrado “un total desprecio a la comunidad internacional”.  

Además, no ve en el dictador ninguna apertura para dialogar de manera transparente y constructiva a través de mediadores del sistema interamericano.

Lea también: Petro se postula ante el papa para mediar con Nicaragua en la persecución de religiosos

“Ortega ya está enrumbado en un camino de radicalización hacia un sistema totalitario. Esto no significa que la comunidad internacional deba cesar en la búsqueda de espacios de mediación, especialmente cuando hay temas urgentes de derechos humanos, como el de los presos políticos y la libertad religiosa”, afirmó Maradiaga.  

“Relaciones desgastadas”

Para Maradiaga, el presidente Petro está lejos de ser un mediador potencial, porque “no solo tiene relaciones muy desgastadas con Ortega en el nivel personal, sino que entre el estado de Colombia y Nicaragua ha habido querellas por temas territoriales que tensan mucho esa relación binacional”. 

En julio de 2023, la Corte Internacional de Justicia (CIJ) emitió un fallo que impide a Nicaragua extender su plataforma continental más allá de las 200 millas náuticas que delimitan su frontera marítima con el país andino, una decisión que cerró un litigio de décadas.

La CIJ rechazó que el archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina esté dentro de los límites de la frontera marítima de Nicaragua y confirmó los límites que fijó en noviembre de 2012, cuando otorgó la soberanía de esas islas a Colombia, pero le obligó a ceder casi 75,000 kilómetros cuadrados del mar Caribe a Nicaragua.

Tras el fallo, ambos países decidieron crear comisiones de trabajo para discutir temas como los derechos de pesca, ambiente y conservación. Estas comisiones llevarán al canciller colombiano, Álvaro Leyva, a viajar a Nicaragua el próximo 29 de enero. El primer encuentro se dio el 10 de noviembre en París.

Félix Maradiaga agregó lo que plantea el mandatario Petro es más un “deseo” que una “propuesta seria”.

“Lamentablemente (Petro) no tiene la influencia diplomática regional necesaria en el espacio global”, opinó Maradiaga.

Con esa opinión coincide Dany Ramírez, del Centro de Asistencia Legal Interamericano de Derechos Humanos (Calidh), quien agregó que Petro, “ya se había ofrecido para mediar en la situación de los presos políticos y bueno, no hubo ningún resultado”.  

En septiembre de 2022, el canciller colombiano confirmó que su país estaba realizando gestiones ante el régimen de Ortega para la liberación de 21 presos políticos, entre precandidatos presidenciales, el obispo de Matagalpa monseñor Rolando Álvarez y varios periodistas. 

Ataques directos

Ortega no se ha quedado callado respecto a Petro. En un discurso del 12 de septiembre de 2023, el dictador arremetió contra el exguerrillero llamándolo “traidor”.

“Otros caminan un tiempo y cuando las condiciones son adversas la cobardía los hace renegar, los hace convertirse en agentes del imperio yanqui, y los hace traicionarse a sí mismos, traicionar a los que dieron la vida cuando ellos estaban al frente de esos movimientos guerrilleros. Y para no ir muy largo quiero referirme a quien es hoy presidente de Colombia”, vociferó Ortega.

Puede interesarle: Canciller del Vaticano: “No fue fácil” la negociación para sacar a sacerdotes de Nicaragua

Prosiguió: “Increíble, fue guerrillero, y guerrillero víctima de las campañas de los gobernantes proimperialistas en Colombia, donde a todos los movimientos guerrilleros que surgían, desde las Fuerzas Armadas Revolucionarias Colombianas (FARC) encabezadas por quien nunca retrocedió y murió en combate, el comandante Manuel Marulanda Veléz, a quien tuve el honor de ponerle en el pecho la Orden Sandino, en las montañas de Colombia. Esos son los imprescindibles, los otros se convierten en basura”.

La cancillería de Colombia reclamó por las declaraciones de Ortega y le pidió que respetara a su homólogo. “Colombia exige a Nicaragua respetar la soberanía nacional, la dignidad de sus instituciones y del Jefe de Estado”, reclamó el Ministerio de Relaciones Exteriores en un comunicado. 

Otros intentos de mediación

No solo Colombia ha manifestado interés en ayudar a resolver los conflictos de Nicaragua, iniciados desde abril de 2018 por la brutal represión ejecutada por la dictadura contra los nicaragüenses que salieron masivamente a las calles a protestar. Hasta ahora, casi ninguna propuesta ha tenido resultados.

En 2019 el Gobierno del presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador afirmó que su país estaba dispuesto a mediar para encontrar una salida a la profunda crisis política que sufre Nicaragua. Argentina también ofreció sus oficios. La Unión Europea se ha ofrecido a mediar.

Todas las propuestas, sin embargo, han caído en saco roto y al contrario Ortega y su cogobernante, Rosario Murillo, se han burlado lanzando ataques directos en contra de los países y personalidades.

Puede interesarte

COMENTARIOS

  1. Hace 4 meses

    Petro es un comunista más disfrazado de mediador para acceder a los estrados medulares y engatusar a gente de buena fe e importancia en el quehacer mundial. Sí,sería bienvenida cualquier gestión que conlleve a la normalización de la actividad Cristiana o de cualquier otra religión con derecho a profesar sus ideas. En el caso de Nicaragua y su pueblo los ORMUS tienen cuentas pendientes en el Tribunal Internacional de Justicia de la Haya por los crímenes del Abril 18 y es allí en donde debe ventilarse el caso de los ORMUS. En este viaje de Petro de los muchos que ha realizado suena como que está tratando de desescalar el delito o escenario de DOS y llevarlo a un escenario religioso.

×

El contenido de LA PRENSA es el resultado de mucho esfuerzo. Te invitamos a compartirlo y así contribuís a mantener vivo el periodismo independiente en Nicaragua.

Comparte nuestro enlace:

Si aún no sos suscriptor, te invitamos a suscribirte aquí