14
días
han pasado desde el robo de nuestras instalaciones. No nos rendimos, seguimos comprometidos con informarte.
SUSCRIBITE PARA QUE PODAMOS SEGUIR INFORMANDO.

Rusia acusa al cónsul honorario nicaragüense de fraude de $6 millones en planta farmacéutica Mechnikov 

El arresto de Trukhin se derivó de una larga investigación sobre una granja de gallinas ponedoras que llevó a descubrir eventualmente el fraude por el que es acusado

El cónsul honorario de Nicaragua en San Petersburgo, Rusia, Viktor Trukhin, fue capturado en la frontera con Bielorrusia cuando intentaba dejar el país con un pasaporte nicaragüense para huir al país centroamericano, luego de ser procesado por un fraude relacionado a la instalación de un laboratorio farmacéutico en Managua, según el canal de Telegram Cheka-OGPU.

Trukhin, de 59 años, un personaje que se cree que conoce los secretos médicos de Vladimir Putin y muy cercano a la dictadura de Daniel Ortega en Nicaragua, desapareció hace seis días después de ser despedido de su puesto de alto nivel en un instituto estatal de alto nivel en medio de acusaciones de “fraude” y el fraude tiene que ver con la instalación de una planta farmacéutica en Nicaragua, el Instituto Latinoamericano de Biotecnología Mechnikov  S.A., del cual la dictadura nicaragüense es socia.

Lea además: Cónsul honorario de Nicaragua en Rusia está desaparecido y sabe muchos secretos de Putin y de Ortega

Trukhin es acusado de hacer un pago indebido al Instituto Latinoamericano de Biotecnología Mechnikov por casi 6 millones de dólares. La empresa conjunta ruso-nicaragüense, de la cual el 66% pertenece a la Federación de Rusia. El Instituto Mechinkov opera en Managua, en el kilómetro 6 de la Carretera Norte. El instituto abrió sus puertas en octubre de 2016 con el Instituto de Vacunas y Sueros de San Petersburgo y el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social como socios.

Viktor Trukhin durante la inauguración del el Instituto Latinoamericano de Biotecnología Mechnikov, S.A., en octubre de 2016 en Managua.

La relación de Trukhin con la dictadura era tan estrecha que fue nombrado cónsul honorario por la dictadura de Ortega en abril del 2021 después de haber instalado la planta de vacunas Mechnikov que fue presentada por el régimen como un laboratorio de primera generación que los rusos instalarían en Nicaragua y que nunca se desarrolló como lo anunciaron.

El abogado ruso luego fue nacionalizado nicaragüense en agosto del mismo año y apareció  junto al hijo de la pareja de dictadores, Laureano Ortega Murillo, en una fiesta cuyas fotografías se filtraron a los medios.

Trukhin fue arrestado por el servicio de contrainteligencia ruso ( FSB) de Vladimir Putin después de intentar escapar al extranjero a través de la frontera con Bielorrusia, un aliado cercano al Kremlin.

El exdirector del Instituto de Investigación de Vacunas y Sueros ruso supuestamente tiene propiedades en Nicaragua y cuentas allí con grandes sumas de dinero, asegura el canal de noticias.

La familia de Trukhin había denunciado su desaparición y revelaron que no sabían de su paradero desde el 3 de septiembre pasado.

Viktor Trukhin con Laureano Ortega, en una fiesta en Managua. Las fotos fueron publicadas por el diario La Prensa de Nicaragua.

La historia de las gallinas

Según el canal Cheka-OGPU, el arresto de Trukhin se derivó de una larga investigación sobre una granja de gallinas ponedoras que llevó a descubrir eventualmente el fraude por el que es acusado.

Todo comenzó en 2019, cuando las gallinas de la granja avícola Sinyavinskaya en la región de San Petersburgo de repente y sin motivo alguno dejaron de poner huevos. Cuando la producción de huevos cayó casi a la mitad, el principal propietario de la fábrica envió una comisión allí para averiguar los motivos. Los inspectores que llegaron se sorprendieron al encontrar un edificio en las instalaciones de la fábrica que emitía un potente rugido de ventilación industrial. Fue este ruido el que aparentemente asustó a las aves y afectó la producción de huevos, y en el propio edificio había una criptogranja gigante conectada ilegalmente a las redes de Lenenergo, una importante distribuidora de energía.

Mientras se presentaba la declaración a la policía, los responsables de la criptogranja lograron llevarse el equipo, pero toda la situación planteó serias dudas para el director de la granja avícola, Artur Holdoenko.

La policía económica rusa sospechaba de él por una serie de delitos relacionados con las finanzas de la empresa, el medio ambiente, el arrendamiento ilegal de espacio, etc. Resistió durante mucho tiempo, pero ante la perspectiva de una sentencia de prisión real, comenzó a cooperar con la investigación. Como resultado, abandonó su cargo apenas este año, habiendo escapado únicamente con una sentencia suspendida en virtud del artículo 204 del Código Penal “Soborno comercial”.

Pero el testimonio de Holdoenko abrió el camino a nuevos casos penales y así llegaron hasta Trukhin.

A finales de 2022, las fuerzas de seguridad allanaron el Instituto de Investigación de Vacunas y Sueros de la FMBA de la Federación Rusa, donde la granja avícola, a través de una empresa intermediaria, suministró millones de huevos necesarios para la producción de vacunas. Por recibir un soborno de 30 millones de rublos (unos 300 mil dólares). Andréi Vasiliev, director adjunto del Instituto de Investigación sobre Finanzas, fue detenido.

Las fuerzas de seguridad rusas entonces empezaron a investigar a Trukhin. Resultó que hizo un pago indebido al Instituto Latinoamericano de Biotecnología por casi 6 millones de dólares. Se trata de una empresa conjunta ruso-nicaragüense, de la cual el 66% pertenece a la Federación de Rusia. Como resultado, el 7 de septiembre de este año se abrió una causa penal y el 8 de septiembre Trukhin fue detenido en la frontera con Bielorrusia.

“No es ningún secreto que de allí se iba a dirigir específicamente a Nicaragua, donde ya contaba con una vivienda digna y cuentas bancarias sólidas”, dice el canal ruso.

La dictadura de Nicaragua no ha dicho una palabra sobre Trukhin, quien parecía ser un amigo cercano de Laureano Ortega Murillo, el hijo de la pareja de dictadores y con quien apareció en una fastuosa fiesta en Managua. Las fotos de la fiesta fueron filtradas a los medios.

Política libre archivo

Puede interesarte

×

El contenido de LA PRENSA es el resultado de mucho esfuerzo. Te invitamos a compartirlo y así contribuís a mantener vivo el periodismo independiente en Nicaragua.

Comparte nuestro enlace:

Si aún no sos suscriptor, te invitamos a suscribirte aquí