14
días
han pasado desde el robo de nuestras instalaciones. No nos rendimos, seguimos comprometidos con informarte.
SUSCRIBITE PARA QUE PODAMOS SEGUIR INFORMANDO.

María de la Concepción Ugarte Barillas,

¿Quién es la jueza María Concepción Ugarte que huyó del régimen para exiliarse en EE. UU.? Fue protegida del magistrado Marvin Aguilar

El abogado Yader Morazán, experto en administración de justicia y también exfuncionario del poder judicial, describe a Ugarte como fanática sandinista y protegida del magistrado Marvin Aguilar, vicepresidente de la CSJ.

Contenido Exclusivo CONTENIDO EXCLUSIVO.

La jueza Sexto Penal de Vigilancia y Ejecución Penitenciaria, María Concepción Ugarte, quien recientemente se exilió en Estados Unidos y que según sus familiares posee pruebas contra la dictadura Ortega-Murillo, fue una reconocida fanática sandinista, así la describe el abogado Yader Morazán, experto en administración de justicia y también exfuncionario del poder judicial.

Según Morazán, Ugarte ingresó al poder judicial en 1997 como asistente del magistrado Marvin Aguilar, a quien se refiere como “el más poderoso de la CSJ después de abril (de 2018) y vicepresidente de ese poder del Estado, encargado de los procesos disciplinarios y destituciones, miembro del CNA y CJ y coordinador de la zona norte”.

Morazán afirma que “su palanca” dentro del poder judicial era o es Aguilar.

Magistrado Marvin Aguilar, vicepresidente de la CSJ. Tomada del 19 Digital.

Posteriormente Ugarte fungió como oficial de planificación y tras año y medio de capacitación, en 1998 pasó a ser simplificadora de trámites, “haciendo una especialización” en esa materia, detalló Morazán este martes en su cuenta de Twitter.

Agrega, que tiempo después, pasó a ser asesora de la Inspectoría Judicial de la Corte Suprema, cargo que desempeñó por cinco años. “Esta inspectoría siempre ha estado a cargo de Marvin Aguilar y es donde sancionan y destituyen a jueces y magistrados”, explica en su publicación.

Lea además: Nicaragüenses pagarán 450 millones al FSLN y partidos zancudos por falsa campaña electoral

En el 2003 Ugarte fue nombrada jueza de Audiencia Penal. Morazán indicó que “estos juzgados no hacen valoraciones de fondo, sino de forma. Es decir, revisan el cumplimiento de requisitos de las solicitudes presentadas por la Policía (convalidación de Allanamientos por ejemplo) y el Ministerio Público”.

Los cargos que ocupó en los últimos 10 años

En 2012 fue nombrada jueza de Distrito Penal de Juicio; en el 2014 fue nombrada jueza Noveno de Distrito de Familia de Managua, y en el 2017 fue nombrada jueza Sexto de Distrito Penal de Ejecución y Vigilancia Penitenciaria, cargo que deja abandonado para huir por veredas hacia EE. UU.

“Dicho juzgado no determina culpabilidades ni conoce el fondo de un caso, sino que se encarga de cumplir las condenas firmes impuestas en otros tribunales. No obstante, en dichos juzgados se legalizan las órdenes de libertades de facto que emite el régimen sin proceso legal alguno”, manifestó el abogado.

Lea también: El cardenal Leopoldo Brenes afirma que el “diálogo” con la dictadura de Ortega “no puede terminar”

Asimismo señaló que “por la naturaleza de su cargo, los jueces no persiguen delitos. Ellos conocen y resuelven los que les llevan servidos a la mesa. Hay que diferenciar entre las atribuciones, discrecionalidad que les da la ley y actuar en contra de norma expresa (acá está el meollo del asunto)”.

“Por consiguiente, hay que tener cuidado al hablar de complicidades sin mencionar hechos concretos, ya que al igual que nosotros, no tiene ni obligación de denunciar ni de perseguir el crimen”, insistió.

Podría interesarle: Informe de la SIP ubica a Nicaragua como el país con mayor retroceso en libertad de prensa y expresión

Aunque opinó que “sus responsabilidades dependerán de los hechos que activamente hayan cometido, o siendo su obligación, pasivamente hayan omitido. Tampoco, un juez puede develar detalles de un caso ni manifestar interés en casos ajenos. Ni existe dónde denunciar de forma segura”.

El abogado concluyó su publicación expresando que “después de examinar hechos e información objetiva, la jueza estuvo dentro de los círculos de influencias y orientaciones ‘políticas’ de esas que todos sabemos”.

Puede interesarte

COMENTARIOS

  1. Hace 11 meses

    Se amparan en sus “evidencias” del régimen. Las evidencias sobran a estás alturas y sólo se aprovecha de ese discurso. Deberían mandarla a Argentina para que la enjuicen por complicidad con los crímenes de lesa humanidad cometidos por este nefasto sistema dictatorial.

  2. Hace 11 meses

    La ex jueza María Concepción Ugarte cuando estuvo a cargo del Juzgado Segundo de Distrito Penal de Audiencias de Managua se caracterizó por maltratar a victimas de delitos y a Abogados litigantes, mostraba soberbia y arbitrariedad extrema. Su menosprecio por la ley y a las garantias constitucionales fueron muy conocidas por aquellos que asistimos a sus audiencias. No hubo cambios en su proceder cuando ejerció como Juez de Familia, la ví convertirse en un verdugo contra una mujer victima de violencia intrafamiliar, por que el agresor era pariente de un magistrado. Personajes como ella, violadores de los derechos humanos del pueblo de Nicaragua deben responder por los actos que cometieron y no buscar exilio en un pais democrático para garantizarse impunidad.

×

El contenido de LA PRENSA es el resultado de mucho esfuerzo. Te invitamos a compartirlo y así contribuís a mantener vivo el periodismo independiente en Nicaragua.

Comparte nuestro enlace:

Si aún no sos suscriptor, te invitamos a suscribirte aquí