14
días
han pasado desde el arresto de nuestro gerente Juan Lorenzo Holmann, y la toma de las instalaciones. Nuestra Redacción está hoy en el exilio. ¿Vas a permitir que la dictadura se salga con la suya?

El sueño de Pedro Joaquín Chamorro Cardenal

Hoy 23 de septiembre es el natalicio de Pedro Joaquín Chamorro Cardenal, Director Mártir de LA PRENSA, Mártir de las Libertades Públicas y Héroe Nacional de Nicaragua.

     Nació en Granada, el 23 de septiembre de 1924. Se graduó de abogado en México y se formó como periodista en LA PRENSA, cuya dirección asumió en 1952, al morir su padre, el doctor Pedro Joaquín Chamorro Zelaya.

     Por mandato de ley, el natalicio de Pedro Joaquín Chamorro Cardenal es una conmemoración nacional. En noviembre de 1980, la Junta de Gobierno de Reconstrucción Nacional que asumió formalmente el poder al caer la dictadura somocista, lo declaró Mártir de las Libertades Públicas de Nicaragua. En el decreto ley correspondiente se consignó que “es un deber revolucionario reconocer oficialmente en el Doctor Pedro Joaquín Chamorro Cardenal, la expresión más pura de la lucha por la libertad de prensa de nuestro país”.

     Agregó aquella Junta de Gobierno, a la que en su primer año perteneció doña Violeta Barrios de Chamorro —esposa y viuda del doctor Pedro Joaquín Chamorro Cardenal—, que él, “por defender la libertad de expresión se entregó a la causa de los humildes, ofrendando hasta su propia vida frente a la más brutal dictadura de América”. Y señaló  que “su inmortal ejemplo es historia limpia y cristalina para nuestras generaciones venideras”.

     Treinta y dos años después, en octubre de 2012, la Asamblea Nacional de Nicaragua aprobó la “Ley No. 813 que declara Héroe Nacional al Doctor Pedro Joaquín Chamorro Cardenal”.

En el artículo 2 de dicha Ley  se establece que “el Ministerio de Educación deberá incorporar en sus planes de estudio los principios y valores del Doctor Pedro Joaquín Chamorro Cardenal en defensa de las libertades públicas, la democracia y el desarrollo humano y económico de Nicaragua, así como una cultura de conciencia social y política en los ciudadanos nicaragüenses”.

Y se adiciona en el mismo artículo de la Ley 813, que “el Estado a través de los diferentes poderes e Instituciones y los Gobiernos Municipales, deberán incorporar en documentos y publicaciones en general, el nombre del Doctor Pedro Joaquín Chamorro Cardenal, como Héroe Nacional y Mártir de las Libertades Públicas, junto con los demás héroes nacionales”.

Pero esto, como todo lo bueno que hay en las leyes y la Constitución de Nicaragua, no lo cumple el régimen actual.

El eminente poeta y escritor nicaragüense Mario Cajina Vega, escribió el libro La Patria de Pedro que contiene una semblanza del héroe y  fragmentos selectos de sus editoriales y otros escritos más importantes. Como epígrafe Cajina Vega puso una emblemática frase tomada del libro Los robles que caen, del escritor francés André Malraux:

¡El hombre que, en el terrible sopor de nuestro país, mantuvo su honor como un sueño invencible!

La frase es muy apropiada para la vida y personalidad de nuestro héroe nacional. En su obra Cajina Vega incluye fragmentos del libro El diario de un preso, del doctor Chamorro Cardenal, en el cual narra aspectos de su reclusión en la cárcel y rechaza la abominable acusación de “traición a la patria”, que le hizo la dictadura somocista por su participación en la aventura de Olama y Mollejones en el año de 1959.

“Te derrotaron y llevaron tu cuerpo en triunfo —escribió el doctor Chamorro Cardenal—. Lo redujeron a proporciones ínfimas, como hacen los jíbaros con las cabezas de sus enemigos, pero no pudieron hacer que también se empequeñeciera tu alma, la cual quedó, en la derrota de tu cuerpo, intacta”.

En otra parte del Diario de un preso escribió: “Soñé que un tribunal compuesto por siete hombres me había llamado ante él para decirme: Ciudadano Chamorro, se le condena a la búsqueda de una Patria”.

Después de salir de la cárcel un año después, gracias a una amnistía del régimen somocista, Pedro Joaquín Chamorro Cardenal siguió buscando una patria y luchando por ella, soñándola libre y democrática. Hasta que lo asesinaron el 10 de enero de 1978.

La patria de Pedro Joaquín Chamorro Cardenal la encontró su viuda, doña Violeta. Ella derrotó a Daniel Ortega en  la elección presidencial del 25 de febrero de 1990 e inauguró un período de 16 años de libertad y gobiernos democráticos, que duraron hasta 2006 cuando el caudillo sandinista pudo recuperar el poder.

Ahora el doctor Chamorro Cardenal en espíritu otra vez sigue buscando la patria libre y democrática. Mientras el régimen conmemora su natalicio teniendo a más de 200 presos políticos, entre ellos sus hijos y herederos políticos, Cristiana y Pedro Joaquín Chamorro Barrios, y Carlos Fernando en el exilio.

Ellos también buscan una patria libre y democrática, y luchan por ella, inclusive estando en la cárcel y el exilio, como lo hiciera también su inmortal y glorioso padre.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: