14
días
han pasado desde el arresto de nuestro gerente Juan Lorenzo Holmann, y la toma de las instalaciones. Nuestra Redacción está hoy en el exilio. ¿Vas a permitir que la dictadura se salga con la suya?

Archivo/LA PRENSA

¿Qué está pasando con la “salud” del INSS? Esto muestran los números hasta junio

El Gobierno está haciendo masivas transferencias de recursos, pese a ello la entidad no logra salir a flote. El crecimiento económico no ayuda en mucho a la entidad

Después de exhibir dos meses de equilibrio en sus finanzas al generar superávit, en junio el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) retornó a su crisis y registró el déficit mensual más alto en la primera mitad de este año, según cifras del Ministerio de Hacienda y Crédito Público (MHCP).

En abril y mayo, el INSS reportó un superávit acumulado en ese bimestre por 136.8 millones de córdobas, lo que apoyó los déficits generados en enero (236.4 millones) y en marzo (141.1 millones). En febrero se registró un excedente de 106.5 millones de córdobas, que se sumó al bimestre mencionado.

Sin embargo, los tres meses de superávit no pudieron evitar que el INSS cerrara con un déficit de 419.2 millones de córdobas, luego que en junio el instituto reportara un hueco financiero mensual de 285.1 millones de córdobas, golpeando el leve equilibrio que había ganado en los dos meses anteriores a ese mes.

Esto, a pesar del crecimiento económico que asegura el Gobierno vive el país. El Producto Interno Bruto (PIB) a junio se expandió cinco por ciento, impulsado por aumentos en actividades como hoteles y restaurantes (20.2 por ciento de alza), comercio (9 por ciento), industria manufacturera (6.5 por ciento), agricultura (3.6 por ciento), transporte y comunicaciones (5.1 por ciento) y explotación de minas y canteras (9.1 por ciento), entre otras.

Fuertes transferencias

El informe de ejecución presupuestaria a junio, refleja que el Ejecutivo tiene planificado este año realizar una transferencia de 1,801 millones de córdobas en concepto de aporte estatal, de los cuales 879.06 millones ya fueron transferidos para apoyar las finanzas de la entidad. Del total del monto planificado, 1,087 millones de córdobas son en concepto de pago de la deuda histórica del Estado con la entidad.

El INSS, sin embargo, ha mostrado dificultad para generar a mayor velocidad empleos, lo que pone en aprietos las finanzas del INSS, que también ha tenido obstáculos para cubrir sus gastos operativos, aunque hay aumentos en los ingresos. En junio, la entidad recaudó menos que en mayo.

Los números recién actualizados del Banco Central de Nicaragua muestran que el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social lleva cuatro meses consecutivos registrando pérdidas de empleos, cercanas a las 8,000 plazas, entre abril y julio de este año. Es decir, que aún está por verse el impacto que en julio tuvo la caída de afiliados en las finanzas de la entidad.

Déficit global

Por ahora, entre enero y junio de este año, el instituto registró 18,317 millones de córdobas en ingresos y en gastos operativos 18,091 millones de córdobas, lo que permitió un superávit por 226.2 millones de córdobas en el gasto operativo. Sin embargo, el instituto cae en el terreno negativo cuando a los gastos se incorpora el gasto de activos no financieros (645.3 millones), ocasionando que se abra un “hueco” por 419.2 millones. Este último fue cubierto con recursos del Estado.

No se puede mostrar un comparativo con el mismo periodo del año pasado, porque el Ministerio de Hacienda decidió ocultar las cifras de los últimos años en términos mensuales y ahora solo divulga los datos por mes del año en curso.

Según cifras de Hacienda, los trabajadores y empresas han aportado este año 17,241 millones de córdobas, mientras que el fondo de inversiones ha contribuido con 1,076 millones de córdobas.

El peso de la planilla

En cuanto al gasto, al instituto le ha costado 992 millones de córdobas sostener el aparato burocrático y se han gastado 5,360 millones de córdobas en compra de bienes y servicios, esto incluye la atención médica de los beneficiarios y pensionados de la entidad.

Por su parte, las prestaciones sociales (el pago de pensiones) le ha costado a la entidad 11,720 millones de córdobas, más otros 14.5 millones que se registraron en otros gastos, según cifras de Hacienda.

El INSS cayó en crisis en 2013 y hasta ahora no ha conseguido revertir su situación y el Gobierno espera que la inestabilidad continúe este año. El régimen impuso en el 2019 —tras el fiasco del 2018— una reforma severa, que dañaba las futuras pensiones e incrementaba el peso de esta contribución a trabajadores y empresas.

Los números actuales mostrarían que el ajuste fue insuficiente y los analistas han advertido que será inevitable una nueva reforma en el corto plazo, de lo contrario el Ejecutivo deberá seguir haciendo millonarias transferencias para evitar que la entidad incumpla sus obligaciones con los asegurados y pensionados.

Economía INSS
×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: