14
días
han pasado desde el arresto de nuestro gerente Juan Lorenzo Holmann, y la toma de las instalaciones. Nuestra Redacción está hoy en el exilio. ¿Vas a permitir que la dictadura se salga con la suya?

Canasta básica se acerca a los C$17,500 en Nicaragua, tras subir C$1,225 en seis meses

La carne de res se ha vuelto un alimento casi inalcanzable para los raquíticos salarios de los nicaragüenses. Hasta junio la posta se cotizaba en 128 córdobas por libra.

La canasta básica sigue alejándose del bolsillo de los nicaragüenses. Hasta la primera mitad de este año, los hogares necesitaban 17,480 córdobas (unos 487 dólares) para cubrir en su totalidad los 53 productos de la cesta familiar, según datos del Instituto Nacional de Información de Desarrollo (Inide).

El Inide finalmente actualizó la información correspondiente a junio, luego de varias semanas de retrasos en la divulgación del dato, que ya estaba en poder de la entidad porque divulgó a tiempo el comportamiento de la inflación del sexto mes del año, no así la variación de la canasta.

En junio la cesta familiar, que está diseñada para cinco personas (dos adultos y tres menores), subió 148 córdobas comparado con mayo. De esta manera el incremento acumulado en los primeros seis meses del año fue de 1,225 córdobas y en el último año 2,175 córdobas.

En diciembre los hogares requerían 16,255 córdobas para comprar los productos de la canasta y hace un año, es decir en igual mes del año pasado, se necesitaban 15,305 córdobas, según cifras oficiales.

Del costo total de la cesta este año, en junio se debía contar con 12,197.67 córdobas para comprar todos los alimentos (granos básicos, lácteos y verduras) necesarios para cumplir con los requerimientos calóricos diarios del cuerpo de los cinco miembros del hogar, por encima de los 12,062.72 córdobas en mayo y los 11,096 córdobas en diciembre pasado.

El mayor golpe del alza en el costo de los alimentos se observa desde junio del año pasado, cuando para comprarlos los hogares solo necesitaban 10,346 córdobas.

Lea además: Qué está pasando con el costo de la canasta básica en Nicaragua: dos meses sin información

La carne se va por las nubes

Según el reporte, la carne de res se ha vuelto un alimento casi inalcanzable para los raquíticos salarios de los nicaragüenses. Hasta junio la posta de res, que es el tipo de corte que contempla la canasta, se cotizaba en 128 córdobas. Es decir que, para comprar las ocho libras estipuladas en la cesta, se requerían 1,024.48 córdobas, cuando hace un año eran 868 córdobas.

Y aunque Nicaragua es una nación con amplias extensiones de áreas agrícolas, hasta llevar los productos esenciales para cocinar el gallo pinto se ha vuelto un lujo. La libra de frijoles se vende en promedio en 24.88 córdobas, cuando hace un año eran 19.18 córdobas.

Es decir que para comprar las 34 libras de frijoles que establece la cesta, se necesitan este año 846 córdobas, mientras que el año pasado solo se requerían 652 córdobas.

El arroz se compra en 16.76 córdobas, mientras que hace un año era de 14.80 córdobas. Para adquirir las 38 libras de arroz que estipula la canasta se requieren 636.88 córdobas, mientras que hace un año eran 562.40 córdobas.

En tanto, el aceite es uno de los principales componentes del gallo pinto que más ha subido de precio. Hace un año el litro de este producto se compraba en 57.07 córdobas, por lo que se requerían solo 399.49 córdobas por siete litros.

Pero ahora para comprar este producto se requieren 78.54 córdobas, es decir 549.78 córdobas. Es decir que en un año el aceite ha subido 37.59 por ciento.

Lea además: ¿Llegó el fin del subsidio a las gasolinas en Nicaragua? Acá la explicación

Otros componentes de la canasta

Por su parte, para comprar los productos que están en el subgrupo de productos para el hogar se necesitaban 3,427.67 córdobas, por encima de los 3,185 córdobas que se requerían hace un año. Es decir que durante este periodo, para comprar productos como artículos de limpieza, gas butano y de higiene personal y de la casa, se necesitan 242 córdobas.

En el caso de la vestimenta, en junio un hogar necesitaba 1,854.75 córdobas, mientras que hace un año eran 1,773.35 córdobas.

Canasta sube pareja

Los números oficiales muestran que en general toda la canasta básica se está moviendo al alza, en un contexto internacional también azotado por una ola de incrementos de precios que parece empezar a enfriarse en esta segunda mitad del año.

Los gobiernos están adoptando medidas para paliar el impacto del incremento del petróleo y las dificultades en la logística del comercio mundial, que se ha trastornado aún más por la crisis en Ucrania a raíz de la invasión de Rusia.

Jesús Bermúdez, titular del Ministerio de Fomento, Industria y Comercio (Mific), en una reciente conferencia dijo que los productos que más han subido de precio en Nicaragua, entre enero y julio de este año, son: tomates, aceite, chiltomas, queso seco, chuleta de pescado, frijol rojo, papas y la posta de res. En promedio han subido un 20 por ciento.

El economista Néstor Avendaño, en un reciente análisis en su blog personal, consideró que la tasa de inflación de Nicaragua parecìa haber tocado techo en mayo de este año, tomando en cuenta que en junio el indicador interanual cedió y se situó en 10.37 por ciento, menor al 10.61 observado en el mes anterior.

“La única señal preocupante para la política monetaria es que las presiones de los precios son amplias y continúa estando sobre la barrera de dos dígitos”, advirtió.

“La inflación es alta en el mundo porque han subido los precios de los alimentos, los combustibles, los minerales metálicos y los problemas de transporte y fabricación que han mantenido la escasez de algunos bienes”, agregó.

No obstante, advierte que toda la presión inflacionaria en Nicaragua no parece estar relacionada solo a la situación internacional. “Si eliminamos de la canasta de bienes y servicios del IPC los precios volátiles de los alimentos y los combustibles, la inflación subyacente o ‘básica’ sorprendentemente aumentó 8.10 por ciento en junio, el aumento interanual más rápido observado desde mayo de 2012, y también mayor que su nivel registrado en mayo de 2022 que fue igual a 7.96 por ciento. La tasa de inflación subyacente anualizada del país es igual a casi el doble de su nivel ‘normal’ y se ha acelerado en forma continua desde 5.0 por ciento en noviembre de 2021, hasta 8.10 por ciento en junio de 2022”, ejemplificó. 

Y aunque a nivel internacional, la inflación ha empezado a ceder, Avendaño advierte que esto puede dar paso a una “caída de los precios de materias primas (y esto) es una señal de la desaceleración futura del crecimiento económico mundial”.

Economía
×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: