14
días
han pasado desde el arresto de nuestro gerente Juan Lorenzo Holmann, y la toma de las instalaciones. Nuestra Redacción está hoy en el exilio. ¿Vas a permitir que la dictadura se salga con la suya?

Momento de la celebración de Diriangén. LAPRENSA/TOMADA DE LA PÁGINA DE DIRIANGÉN

Diriangén se convierte en campeón nacional por un imperdonable error arbitral y un villano que pasa a héroe

Me pongo de pie para aplaudir la impresionante transformación del Walter Ferretti de un partido a otro. El público vivía una pesadilla, se suponía que el duelo sería de trámite y se había convertido en un funeral

Me pongo de pie para aplaudir la impresionante transformación del Walter Ferretti de un partido a otro. En teoría en estas líneas se debiera de hablar primero del campeón nacional, los Caciques Diriangén, pero en honor a la verdad recibieron una ayuda arbitral que nubló el partido cuando se eliminó al minuto 27’ un gol al Walter Ferretti: limpio y justo por un cabezazo de Pungo.

El Ferretti, siendo inferior en el uno a uno, ya había eliminado al Real Estelí con dos goles en el Estadio Independencia en semifinales, y a pesar de llegar al partido de vuelta de la final con un 0-2 y jugando en casa del favorito, Estadio Cacique Diriangén, no les afectó y se agigantaron en medio de la algarabía local. Consiguieron los dos goles que necesitaban para mantenerse con vida y en la tanda de penaltis, el villano de Diriamba se alzó de héroe como fue Justo Lorente con dos atajadas y así conquistar el título número 30 en la historia del equipo.

No era normal lo que estábamos viendo. Diriangén tenía a todo su plantel, presentó su once de gala, pero el ímpetu del conjunto capitalino los hizo acariciar el título. Al 12’ Taufic Guarch aprovechó un tiro libre para clavar el primer gol del encuentro. Lanzó un centro envenenado de esos que hacen dudar al arquero. Justo Lorente batallaba con su conciencia si atacaba esa pelota o se quedaba en la línea esperando, eso lo mató y los jugadores le hicieron sombra. Como resultado la pelota entró a las redes. Silencio total de las 8,000 personas en las gradas.

Diriangén respondió al 17’ con un centro de Josué Área y una buena ejecución de cabeza de Robinson Luiz, pero ahí estaba el Pulpo Espinoza para evitar la caída de su puerta. 10 minutos más tarde llegó la polémica que nubló la final. Otra jugada a balón parado. Centro de Guarch y Pungo se elevó sobre todo su entorno como una antena para clavar el gol del empate. En una decisión sin sentido y carente de argumentación el árbitro miró fantasías: una falta fantasma para darle vida al Diriangén, empañando el desenlace del futbol pinolero.

Te puede interesar: Muere la mamá de Ricardo Mayorga el día en que sería exaltado al Salón de la Fama

En la segunda parte los fuegos artificiales invadieron la cancha y detuvo por un momento el desafío. Parece que motivó a los locales que iniciaron mejor amueblados, tomando el control del esférico y del juego. El Chino Torres lo intentó enviando un centro de casi gol a Robinson Luiz que otra vez desatinado hizo swing, pasando la pelota como si fuera una alfombra roja, exhibiéndose delante de todos y nadie fue capaz de empujarla. El argentino Torres había tomado las riendas del partido y lo intentó nuevamente con un disparo de derecha que besó el poste y otro de larga distancia que por poco y cae dentro de las redes.

Los capitalinos estaban lejos de morir. Respondieron con contundencia. Al 70’ salieron con mucho control y concatenación de pases. Pungo disparó de larga distancia, Lorente se equivocó y dejó la pelota como un manjar en el rechace. Ezequiel Ugalde le dio un mordisco al balón y lo mandó adentro de la cabaña del Diriangén. El público vivía una pesadilla, se suponía que el duelo sería de trámite y se había convertido en un funeral. El desafío se iba al alargue, aunque Erick Mendoza al 89 intentó reaccionar y Lucas Dos Santos estuvo desafinado.

En el tiempo extra nadie se hizo daño y en penaltis el Pulpo no tuvo suerte, aunque adivinó dos disparos y quedó cerca de atajarlos, Justo Lorente se puso la capa de héroe y debuto el disparo de Taufic Guarch y el de Ugalde para darle un sufrido título a toda la afición.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: