14
días
Con nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann, detenido e instalaciones tomadas. ¡LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD! ¡LA DICTADURA NO PUEDE
OCULTAR LA VERDAD!
Con nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann, detenido e instalaciones tomadas. #LibertadParaLosPresosPolíticosdeNicaragua #LibertadParaLosPresos
PolíticosdeNicaragua

Gustavo Petro, Federico Gutiérrez y Rodolfo Hernández. LA PRENSA / FOTO TOMADA DE SEMANA

Elecciones en Colombia a ocho días. ¿Qué candidato es más favorable al régimen de Nicaragua?

El candidato de izquierda Gustavo Petro y los de derecha Federico "Fico" Gutiérrez y Rodolfo Hernández se posesionan entre los favoritos para ser el sucesor de Ivan Duque con quien el régimen mantiene tensas relaciones diplomáticas

Contenido Exclusivo CONTENIDO EXCLUSIVO.

El próximo 29 de mayo, los colombianos deberán elegir al sucesor del presidente Iván Duque, quien en los últimos años ha sido objeto de ataque del dictador nicaragüense Daniel Ortega que acusa a Colombia de ser un “narco Estado”, como represalias a la postura crítica que ha mantenido Duque frente a la crisis sociopolítica y violación de derechos humanos en Nicaragua. Pero, ¿Qué candidato le favorece al régimen de Nicaragua?

El candidato Gustavo Petro sigue liderando la preferencia del electorado colombiano, de acuerdo a una encuesta del Centro Nacional de Consultoría encargada por Semana revela que Petro sigue liderando las preferencias con un 35.8 por ciento del apoyo. Mientras que Federico “Fico” Gutiérrez y Rodolfo Hernández están “prácticamente en un empate técnico”: el exalcalde de Medellín tendría un 20.8 por ciento de votos mientras que el exalcalde de Bucaramanga lograría un 19.1 por ciento, respectivamente.

Le puede interesar: Así avanzó la tensión diplomática entre Nicaragua y Colombia

Cabe destacar que si en la primera vuelta ninguno de los candidatos obtiene la mayoría simple —la mitad más uno— de los votos válidos, se enfrentarían a una segunda vuelta el 19 de junio los dos candidatos que más votos obtengan. Esta ocasión sería es el tercer intento de Petro, para llegar a la Presidencia, quien se define como un líder de izquierda “progresista” en un país altamente tradicional y de derecha.

Gráfica de la encuesta. LA PRENSA

Partiendo de lo anterior LA PRENSA consultó a expertos en relaciones internacionales y analistas políticos quienes responden a la principal interrogante y brindan su análisis sobre el escenario de las relaciones diplomáticas entre Bogotá y Managua, después de que este último retirará y expulsará al embajador colombiano en este país, Alfredo Rangel Suárez.

¿Cuál y por qué le favorece?

La lectura de los expertos consultados por este Diario es variada, pero coinciden en señalar que a pesar de que las expectativas acerca de que si gana Petro se volvería aliado del régimen orteguista, no son del todo válidas.

Vicente Torrijos, profesor de Ciencias Políticas en Colombia, declaró a LA PRENSA que ninguno de los dos candidatos fuertes le convendría a Ortega. “A pesar de que se podría pensar con ligereza que Petro y Ortega han tenido afinidades ideológicas y programáticas, sería un error pensar de que eso convierte ya automáticamente a Petro en aliado, en caso de que su candidatura resulte triunfante”, refiere.

Sostiene que en cuestiones que son fundamentales y esenciales para la integridad territorial de un país “ningún candidato en sana lógica estaría dispuesto a privilegiar alianzas afectivas, ideológicas o afinidades de corte intelectual por encima de, lo que son esos intereses nacionales, la soberanía y la propia integridad territorial, así que en materia esencial que es la relacionada con cuestiones limítrofes y de soberanía ninguna de las dos candidaturas serían favorables al régimen sandinista”.

Analista político Vicente Torrijos. LA PRENSA / TOMADA DE REDES

A su vez añade que en cuanto a los demás temas lo que se refieren a relaciones comerciales, culturales, “en la medida de lo posible si que cuenta ese antecedente ideológico que liga a Petro a la revolución sandinista por lo menos en un marco referencial de lo que son, digamos, las tendencias políticas en América Latina, en ese sentido se podría pensar que Petro estaría muy interesado en explorar probabilidades de diálogo y aproximación, pero curiosamente con Gutierrez se podría pensar en que, por ejemplo, entrar en un diálogo franco acerca de las cuestiones de la soberanía incluso podría ser un poco más expedito, mucho más ágil, claro si el gobierno sandinista estuviera dispuesto a mantener un diálogo sobre estás delicadas materias”.

Lea también: ¿Salida de Duque del gobierno en Colombia reducirá los ataques de Ortega?

Por su parte, José Dávila, exdiplomático y analista político, asegura que se tiene que tener muy claro que sin duda alguna la dictadura nicaragüense se ha vuelto, desde 2018, “impresentable y hasta repugnante” para la comunidad internacional, esto incluye a sectores y organizaciones de izquierda que ya se afrentan de ellos, los han criticado y hasta se han distanciado.

Jose Dávila, analista político. LA PRENSA/Manuel Esquivel

“Es difícil pensar que Petro se volvería así por así, aliado de Ortega. Cuesta cada día más a líderes de la izquierda internacional aparecer cercanos a Ortega”, indica Dávila, y señala que lo anterior es en caso que ganara Petro la presidencia de Colombia, pero “recordemos que él podría ganar la primera vuelta, lleva 38-40 porciento de intención de voto, pero si no alcanza el 50 porciento más un voto, habría una segunda vuelta el 19 de junio, que será casi seguramente contra Gutiérrez, exalcalde de Medellín, de derecha, más joven que Petro y que viene subiendo consistentemente en la intención de voto, y no olvidemos que Colombia es un país eminentemente conservador”, menciona.

Un experto en relaciones internacionales, quien demandó anonimato por temor a represalias, consideró que a estas alturas “ningún candidato le conviene a Ortega”.

¿Cuál es el escenario para las relaciones entre los dos países?

Sobre sí las relaciones diplomáticas entre ambos países que se mantienen tensas, bajo la Administración de Duque, mejorarían, los consultados se muestran escépticos.

“Según lo expresado por el mismo Petro, estaría pensando que tomará la línea de Boric y la izquierda aún pensante en América. Hay que recordar que en 2018 en plena represión criminal de Ortega y sus paramilitares y parapolicías, Petro expresó su inconformidad”, dice el experto que pidió no citar su nombre.

Además opina que “en realidad todo dependerá de lo que ofrezca Petro, y no critique tanto la autocracia de Ortega, ya que podría pasar lo mismo que con Gabriel Boric, y las relaciones bilaterales no mejoren. Y es que, lo complejo con Ortega es que no quiere critica alguna a su modelo cuasi dictatorial, sin libertades, ni Estado de derecho, ni separación de poderes, mucho menos respeto a los derechos humanos; actuación conocida y denunciada por la gran mayoría de países del hemisferio, que ven en esa deriva autoritaria un gran problema para tener relaciones bilaterales sanas basadas en el respeto mutuo y democracia”.

Torrijos, por su parte, insiste en asegurar que en cuestiones esenciales que tienen que ver con interés nacional y soberanía “ninguna de las dos candidaturas es favorable para el régimen sandinista, en cuanto a los demás temas en la agenda habría una afinidad natural con Gustavo Petro”, no obstante dice que “en política internacional es muy frecuente en que polos opuestos tiendan a generar unas agenda muy interesantes, más rápidas, más transparentes y rentables para las partes porque hay una exigencia que marca la diferencia misma entre ellos”.

Un académico de derecho internacional, quien prefirió que no se revelará su identidad, prevé que en medio del aislamiento diplomático en que se encuentra el régimen en Nicaragua, aparentemente el resultado de las elecciones en Colombia en cumplimiento de una desafortunada estrategia de propio diseño, “probablemente no se verá afectado, ni en un sentido ni en otro”.

Le invitamos a leer: Colombia responde a las acusaciones de Ortega y “rechaza con vehemencia la nueva dictadura” que se instala en Nicaragua

Resalta que las relaciones entre los dos Estados “están sumamente tensas” por lo que considera que “ni Prieto, ni Gutiérrez, podrán obviar la trayectoria tan compleja entre Nicaragua y Colombia de los últimos tiempos. Son países con distintos niveles de institucionalidad. No se recuerda que ningún jefe de Estado colombiano se haya nunca referido a Nicaragua en los términos con que Nicaragua se ha referido a Colombia últimamente”.

Carlos Cascante Segura, experto costarricense. LA PRENSA / TOMADA DE INTERNET

Para Carlos Cascante Segura, profesor de la Escuela de Relaciones Internacionales de la Universidad Nacional de Costa Rica (UNA), manifiesta que se debe tener en cuenta que los candidatos colombianos han mantenido una relación muy dura con el gobierno de Ortega.

“Esto se ha visto incrementando con las disputas en La Haya, muchos pueden pensar en Petro por su trayectoria personal, pero recordemos que él dijo que las elecciones pasadas en Nicaragua dijo que eran un fraude, sin embargo cuando se trata de conflictos limítrofes ha señalado la necesidad de establecer conversaciones con Managua, Petro está en una situación complicada, si tiene discurso cerca de Managua se lo van a sacar en las elecciones, si llega al gobierno, aunque aún no están definidas, porque en una segunda vuelta todo puede pasar, pero suponiendo él tendrá que tener pragmatismo para hablar con Nicaragua y defender los derechos colombianos, los otros candidatos se han mostrado bastantes duros conforme a la sentencia de La Haya”, indica Cascante Segura.

Lea también: Corte Internacional de La Haya falla a favor de Nicaragua en demanda contra Colombia

El pasado 21 de abril, después de ocho años y medio, la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya dictó fallo a favor de Nicaragua en el tercer caso contra Colombia, denominado “Presuntas Violaciones de Derechos Soberanos y Espacios Marítimos en el Mar Caribe“. Según Managua, Bogotá incumplió con el fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya del año 2012, el cual extendió a Nicaragua su soberanía y derechos marítimos hasta las 200 millas náuticas.

¿Quiénes son los candidatos fuertes?

Gustavo Petro es exalcalde de Bogotá, exsenador de la república y exguerrillero del M-19, en las pasadas elecciones, Petro fue derrotado por Iván Duque, pero alcanzó una votación de 8.029.080 votos, lo que representó un 42 por ciento de la votación total. Su fórmula vicepresidencial es Francia Márquez, una líder afrocolombiana que ha trabajado por las comunidades menos favorecidas y que ha impulsado la defensa de los derechos de las comunidades indígenas, negras y desplazadas por la violencia, exigiendo del gobierno justicia distributiva.

Federico ‘Fico’ Gutiérrez, es el candidato de la derecha. Es ingeniero civil, urbanista, político y consultor, que fue elegido como alcalde de Medellín en 2016, en su segundo intento. A los 28 años, en 2003, fue elegido concejal de Medellín y se religió por el Partido de la U en 2008.

Rodolfo Hernández, es un ingeniero civil y empresario del sector de la construcción que fue alcalde de Bucaramanga, estado de Santander, con una campaña austera que ganó tras proponer medidas drásticas para acabar con la corrupción de la ciudad. Fue polémica su administración, pero tuvo logros importantes que lo impulsaron a recoger más de un millón de firmas para aspirar a la presidencia de Colombia.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: