14
días
Desde que las instalaciones de LA PRENSA fueron tomadas y nuestro gerente general, Juan Lorenzo Holmann, fue detenido. ¡LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD!

La Interpol funciona como un enlace entre las policías de 195 países en el mundo. LA PRENSA/ TOMADA DE INTERNET

Así funciona la Interpol y esta es su relación con Nicaragua

Nicaragua pertenece a la Interpol desde 1965 y actualmente hay 59 nicaragüenses en la lista de “los más buscados”

Contenido Exclusivo CONTENIDO EXCLUSIVO.

El nombre suena imponente: Interpol. Aunque, en la realidad, su trabajo no tiene tanta espectacularidad como se puede apreciar en las películas. Eso sí, es de mucha importancia para combatir el crimen en todo el mundo.

El organigrama es sencillo. La Organización Internacional de la Policía Criminal, mejor conocida como Interpol, tiene su sede en Lyon, Francia. Ahí funciona la Secretaría General del organismo.

Luego, cada uno de los 195 países suscriptores de la Interpol tiene una Oficina Central Nacional (OCN).

La Interpol no es una agencia policial común, ya que no cumple mandatos de prisión, ni tiene presidios. Lo que hace es servir como un eslabón entre las policías de todos los países suscritos, una especie de “puente”.

La sede está en Lyon, Francia. LA PRENSA/ TOMADA DE INTERNET

No existen agentes especiales que llegan a un país y realizan operativos espectaculares, “de película”, capturando a grandes mafiosos, explica un exjefe de la Policía nicaragüense a la revista DOMINGO.

Lea también: De Somoza a Ortega: artistas perseguidos en Nicaragua

Son las policías de cada país las encargadas de realizar las capturas de las personas que son circuladas a través de la Interpol. Un policía extranjero no puede operar dentro de otro país, sería violar la soberanía nacional de otro. Los policías ni siquiera pueden usar uniforme fuera de su país, a menos que estén en actividades protocolarias bien determinadas, explica un especialista en seguridad pública.

Nicaragua

La policía nicaragüense se adhirió a la Interpol desde 1965.

En la actualidad, de acuerdo con la página web del organismo, Nicaragua es un país atractivo para los grupos del crimen organizado debido a su posición geográfica, propicia para el tráfico de drogas a través de vías terrestres, aéreas y marítimas.

Además, Nicaragua también es usada para lavado de dinero y el tráfico de armas de fuego, personas y mercancías falsificadas.

Aunque en otros países la oficina de Interpol depende de ministerios de justicias o de gobernación, en Nicaragua está integrada a la Policía Nacional y el jefe es el director, en este caso el primer comisionado Francisco Díaz.

La Interpol cuenta con una inmensa base de datos sobre personas de todo el mundo. LA PRENSA/ TOMADA DE INTERNET

Dentro de la Policía nicaragüense, la OCN de Interpol tiene la misma importancia que otras direcciones como la de investigaciones económicas, la de auxilio judicial, laboratorio de criminalística, entre otras. Al frente está un comisionado mayor, en este caso se trata de Martha Martínez Ramos.

La oficina se encuentra en las instalaciones de Plaza El Sol, la sede central de la Policía.

Funciona las 24 horas del día, porque, aunque en Nicaragua sea de noche, en otros países es de día y las policías están operando.

Lea también: La lealtad de los “sandinistas históricos” hacia Daniel Ortega y la inconformidad con Rosario Murillo

En la oficina de Nicaragua, un equipo de policías está revisando todos los casos y los selecciona por temas: droga, economía, informática o de otras índoles.

Según un exjefe policial, la Interpol está integrada en la Ley de la Policía Nacional que se aprobó en los años noventa del siglo pasado.

Los sistemas de alertas

En la página web de la Interpol existe un listado de las personas que están siendo buscadas por las policías de los 195 países miembros del organismo.

Se le llama Notificación Roja.

En la actualidad hay 59 nicaragüenses en este listado, que en total tiene 7,281 notificaciones rojas.

Ahí se encuentran nicaragüenses que han cometido asesinados, femicidios o están involucrados en crimen organizado.

No todos los delincuentes prófugos son candidatos a engrosar la lista de los más buscados de la Interpol, sino solamente aquellos involucrados en delitos graves o que tienen relevancia a nivel internacional.

Un experto en seguridad pública explica que alguien que es buscado por la Policía porque no ha pagado la pensión alimenticia no es considerado como objetivo. A la Interpol le interesan los criminales que cometen delitos de relevancia internacional.

Nicaragüenses con alerta roja en Interpol. LA PRENSA/ REPRODUCCIÓN

Una persona con notificación roja en la Interpol puede ser capturado en cualquier país, explica un exjefe policial, pero no puede ser deportado inmediatamente. El país que lo circuló debe solicitarlo a través de una orden judicial, la cual debe llegar a la Corte Suprema y luego a la Cancillería.

Hasta que se cumple ese protocolo, el país que capturó deporta al delincuente hasta el país que lo circuló y de todo ese procedimiento debe estar enterada la Secretaría General de la Interpol en Lyon, la cual le da seguimiento al caso, indicó la fuente policial.

“Hay miles de mañas”, refiere el exjefe policial, para que la policía de un país se niegue a capturar a alguien que es circulado en la Interpol por otro país.

Una de las principales es que alegan falta de una orden judicial. En otras, el país alega que el circulado es nacional de ese país y no puede ser extraditado.

Algo así ocurre actualmente con el expresidente salvadoreño Mauricio Funes, quien es buscado por la justicia de su país, pero ahora vive en Nicaragua y ya está nacionalizado nicaragüense. No podría ser extraditado, solo si El Salvador demostrara que pidió su captura antes de que se nacionalizara nicaragüense, indicó el exjefe policial.

Otro ejemplo reciente es de cuando Nicaragua circuló en la Interpol al actor argentino brasileño Juan Darthes, acusado de violación. Darthes se encuentra en Brasil y la policía brasileña se negó a extraditarlo. Lo que se hizo fue que el actor está siendo procesado en Brasil por el delito supuestamente cometido en Nicaragua.

Sin embargo, el caso que más llamó la atención en Nicaragua fue la presencia del terroristra iraní Mohsen Rezai en la toma de posesión de Daniel Ortega y Rosario Murillo en enero de este año 2022.

Rezai es buscado por la Interpol, ya que está acusado en Argentina por un atentado en 1994 contra la Mutual judía AMAI, en Buenos Aires, donde una bomba explotó matando a 85 personas.

Casi 28 años después, Ortega exhibió como su invitado a unos de los autores intelectuales de ese atentado terrorista. Aunque la Interpol tiene entre su lista de búsqueda a Rezai, la Policía Orteguista no lo capturó, lo que provocó la protesta de las autoridades argentinas. La dictadura orteguista no dio ninguna explicación al respecto.

El terrorista iraní Mohsen Rezai, segundo de izquierda a derecha, en enero de este año 2022 en Nicaragua y no fue capturado por la policía orteguista. LA PRENSA/ ARCHIVO

Además de la notificación roja, existe otra alerta: la amarilla. En esta un país circula a alguien, pero no para que sea capturado, sino para que se le informe sobre sus movimientos migratorios.

Por ejemplo, si Italia le pone una alerta amarilla a un ciudadano italiano, y esa persona entra a Nicaragua, la policía nicaragüense no lo puede capturar, pero sí le manda un aviso a Italia de que la persona entró a territorio nacional.

El exjefe policial señala que la Interpol tiene mucho que ver con los movimientos migratorios, aduaneros y fronterizos.

Una gran base de datos

Para cumplir sus objetivos, la Interpol cuenta con una enorme base de datos de personas buscadas en todo el mundo, según se explica en diferentes sitios web.

Cuentan con huellas dactilares, información de pasaportes y hasta muestras de ADN.

Para mantener toda esa estructura, cada país asociado contribuye con una cantidad monetaria, que varía según la grandeza de su economía.

Los países más ricos son los que tienen más oportunidades de hacerse con los cargos más importantes del organismo.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: