14
días
Desde que las instalaciones de LA PRENSA fueron tomadas y nuestro gerente general, Juan Lorenzo Holmann, fue detenido. ¡LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD!
depresión

La depresión es la enfermedad que más contribuye a la discapacidad en el mundo.LAPRENSA/ARCHIVO

Los nicaragüenses están propensos a padecer depresión por el contexto sanitario y sociopolítico

Especialistas señalan que nicaragüenses están más propensos por la historia del país y el contexto actual.

Este 13 de enero se celebra el Día mundial de la Lucha contra la Depresión. Este trastorno mental es muy frecuente a nivel mundial y según la Organización Mundial de la Salud (OMS), alrededor de 3.8% de la población padece de algún tipo de depresión. De acurdo a especialistas en salud mental los nicaragüenses corren el riesgo de padecer depresión producto de la crisis sociopolítica y sanitaria que viven actualmente.

En los países de bajos ingresos, las personas que tienen depresión no tienen acceso a la posibilidad de recibir tratamiento, afirma la OMS. Esta enfermedad es más común en las mujeres (5,1%), que en los hombres (3,6%) pero como explica una psicóloga que prefiere guardar el anonimato, los hombres con depresión mueren en mayor cantidad que las mujeres. “Esto tiene que ver con los constructos de género, las mujeres en mayor medida buscan ayuda, hablan lo que están viviendo”.

Con la situación sociopolítica que se vive en Nicaragua desde abril 2018, toda la población nicaragüense se vio afectada, porque a como explica la especialista en salud mental la población todavía no había sanado los traumas y afectaciones del triunfo de la revolución sandinista y la contra revolución.

“Los jóvenes que se vieron involucrados en las protestas, en los tranques, a los meses se reflejó el estrés postraumático, subió el índice de consumo de alcohol y drogas de jóvenes, también subió el indicador de jóvenes con ataques de ansiedad, y las personas mayores revivieron episodios de la guerra, ellos ya habían vivido este tipo de situaciones y nunca la trataron, sumándole la decepción de muchas personas que aún creían en el partido de gobierno. Nosotros somos producto de una generación que nunca sanó”, comentó

Posteriormente, a estas situaciones preexistentes la población nicaragüense se vio afectada por la pandemia del Covid-19 y como afirma la doctora, la situación de auto encierro afecto a la ciudadanía y a las personas que se contagiaron de este virus se potencializó su situación depresiva preexistente.

“Especialistas han afirmado que el covid potencializa condiciones preexistentes, entonces si ya tenía cuadros de depresión entonces se puede desarrollar trastorno de depresión. Personas que nunca habían sufrido ansiedad tuvieron síntomas de ansiedad graves, personas que sienten que se están ahogando y eso es un ataque de pánico”, explicó la doctora.

Lea también: Los enfermos de Covid-19 sufren fatiga y sofoco hasta un año después, revela estudio

¿Qué es la depresión y cómo detectarla?

«Si la depresión no se trata al identificar los primeros síntomas, se puede convertir en un trastorno de depresión», explica la psicóloga.

«Hay diferentes tipologías de la depresión, el primero es el trastorno depresivo de un solo episodio donde la persona experimenta un primer y único episodio, luego está el recurrente, donde la persona ha tenido diversos episodios. El tercero, es el trastorno bipolar que se caracteriza por sufrir episodios depresivos que se alternan con episodios maniáticos con cambios de ánimos, mayor actividad o energía, pensamientos acelerados, distracción, comportamiento impulsivo», especifica la OMS.

Lea también: Estrés, insomnio, depresión y ansiedad: las enfermedades mentales que genera la crisis financiera en Nicaragua

Además, la psicóloga afirma que esta enfermedad no solo afecta a la persona que la padece, sino que también a las personas que están a su alrededor convirtiéndose en un problema colectivo sino se trata a tiempo. También existe un factor genético, así que la depresión puede ser hereditaria. “Una persona puede tener un gen de depresión, pero nunca desarrollarlo. También puede suceder un episodio grave en su vida y lo desarrolla”, indica.

La especialista en salud mental afirma que hay que estar atentos a los primeros síntomas. “Aparecen como estos comentarios de <nada me llena>, <me siento vacía>. También cuando una actividad que a la persona le gustaba mucho y luego no la disfruta, también los excesos, el alcohol, las drogas. En los adolescentes también se puede identificar porque se automutilen. Entonces estos son llamados de auxilios, algo está pasando”, explicó.

La OMS explica que, en los episodios depresivos, la persona experimenta un estado de ánimo que puede ser tristeza, irritabilidad, sensación de vacío, pérdida del disfrute. Además, se pueden presentar otros varios síntomas como la dificultad de concentración, la culpa excesiva, baja autoestima, falta de esperanza en el futuro, alteraciones del sueño, cambios de apetito, falta de energía y hasta pensamientos de muerte o de suicidio.

El origen de esta causa es el resultado de “interacciones complejas entre factores sociales, psicológicos y biológicos. Quienes han pasado por circunstancias vitales adversas (desempleo, luto, eventos traumáticos) tienen más probabilidades de sufrir depresión. A su vez, la depresión puede generar más estrés y disfunción, y empeorar la situación vital de la persona afectada y, por consiguiente, la propia depresión”, afirma la OMS.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: