14
días
Desde que las instalaciones de LA PRENSA fueron tomadas y nuestro gerente general, Juan Lorenzo Holmann, fue detenido. ¡LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD!

Laureano Ortega Murillo, hijo de Rosario Murillo y Daniel Ortega. LA PRENSA / TOMADA DEL 19 DIGITAL

Ortega delega en su hijo Laureano gestiones diplomáticas y desplaza al canciller. ¿Lo prepara para una posible sucesión?

Laureano Ortega Murillo ha gozado de mayor protagonismo en los últimos años, convirtiéndose en la cara pública del régimen a nivel internacional. Su más reciente gestión fue la firma del acuerdo del restablecimiento de las relaciones con China

Contenido Exclusivo CONTENIDO EXCLUSIVO.

Laureano Facundo Ortega Murillo, hijo de Daniel Ortega y Rosario Murillo, es quien durante este año ha gozado de mayor protagonismo a nivel internacional con los escasos aliados que le quedan al régimen. Para analistas políticos y expertos en relaciones internacionales, la activa participación de Laureano podría ser considerada como la continuidad de la dinastía familiar de Ortega en el país, y por lo que podría estarse entrenando para ser el sucesor. Es él el que encabeza las misiones oficiales diplomáticas en foros en Oriente Medio, África, Cuba y en Europa en representación del régimen.

Laureano, de 39 años, es el tercero de los hijos de Ortega y Murillo; combina su afición de tenor lírico con los cargos que le otorgaron sus progenitores: asesor presidencial para la promoción de inversiones, comercio y cooperación internacional en ProNicaragua y delegado de la Presidencia en temas económicos y políticos ante Rusia y China. Además, él se ha distinguido por aparecer en galerías fotográficas de medios oficialistas cantando en el Teatro Nacional Rubén Darío con artistas italianos, y también tiene a cargo la Fundación Incanto, señalada de funcionar con fondos del Estado de Nicaragua.

El papel de Laureano ha sido tan clave en los negocios de la familia Ortega Murillo que es identificado como el enlace con el empresario chino Wang Jing, a quien el régimen le entregó la concesión para la construcción de un Canal Interoceánico en Nicaragua, otra de las promesas fallidas del orteguismo. Laureano fue sancionado por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos el 17 de abril de 2019 en su calidad de funcionario del régimen y en su rol de Asesor de Promoción de Inversiones de la agencia gubernamental nicaragüense ProNicaragua.

Lea además: Estados Unidos anuncia nuevas sanciones contra Bancorp y Laureano Ortega Murillo

En el argumento de la sanción se menciona que «a partir de 2018, Laureano se involucró en negocios corruptos en los cuales inversionistas extranjeros pagaron por un acceso preferencial a la economía nicaragüense». Y además agrega que coordinó las tareas ejecutivas para el proyecto del Gran Canal de Nicaragua y estuvo en el centro de su creación. «A pesar de la pérdida de impulso del proyecto, las cifras del régimen de Ortega, incluido Laureano, continúan utilizando la Compañía del Gran Canal de Nicaragua como medio para lavar dinero y adquirir propiedades a lo largo de la ruta planificada del canal», indica.

De Rusia a China

La más reciente evidencia del protagonismo de Laureano es su participación en la visita oficial que realizó una delegación del régimen orteguista, el pasado 5 al 7 de diciembre, a la Federación de Rusia liderada por Vladimir Putin, uno de los pocos aliados que le queda a Ortega. Rusia se ha convertido en el destino que las delegaciones del régimen orteguista visitan y participan de reuniones o encuentros con funcionarios.

Cabe destacar que en los últimos días han sido más frecuentes las menciones de las «buenas relaciones» entre Rusia y Nicaragua de parte del régimen de Ortega-Murillo, destacando reuniones y firmas de acuerdos en diferentes ámbitos y temáticas. En esta visita, el representante del régimen firmó un Acuerdo de Cooperación para promover el uso pacífico de las tecnologías nucleares en medicina y agricultura.

Dos días después, el 9 de diciembre Laureano y su hermano Rafael, junto al ministro de Hacienda y Crédito Público, Iván Acosta, aparecieron en China —parte de la misma delegación que estuvo en Rusia—, tras la ruptura de relaciones diplomáticas con Taiwán. El 10 de diciembre, Laureano firmó con el vicecanciller de China, Ma Zhaoxu, el documento para restablecer las relaciones diplomáticas entre Nicaragua y China.

En la firma no participó el canciller orteguista, Denis Moncada, lo que evidencia que Ortega excluyó a Cancillería para que su representante suscribiera el acuerdo diplomático. «Hoy es un día histórico.  El restablecimiento de relaciones diplomáticas con la República Popular China corresponde plenamente con la voluntad y los intereses fundamentales del pueblo de Nicaragua», dijo Laureano.

¿Qué dice la Ley de Servicio Exterior?

En cuanto a la política exterior la Ley 358, Ley de Servicio Exterior, en su artículo 4 establece que «corresponde al Ministerio de Relaciones Exteriores por medio del Servicio Exterior, promover y estrechar, conforme a los intereses nacionales, las relaciones de Nicaragua con los Estados extranjeros en sus aspectos políticos, económicos, sociales, culturales, científicos y tecnológicos y participar activamente en las Organizaciones Internacionales».

Sobre esto, el analista político y exdiputado liberal, Eliseo Núñez, opina que a su lectura es que «Ortega ha llegado a estos países, a Rusia y a China, a ofrecer una estabilidad de largo plazo, y por eso, es que manda a Laureano porque el mensaje es, y los organismos rusos y chinos deben de estar claro, que él ya a los 76 años es un hombre no es que se esté muriendo pero, que cualquier día de estos tiene más probabilidad de morirse que alguien que menos edad. Él le está diciendo ‘mi familia te garantiza el trato que nosotros hagamos'».

En lugar del canciller orteguista, Denis Moncada, Laureano Ortega Murillo firmó el restablecimiento de las relaciones diplomáticas con China. LA PRENSA / TOMADA DE TWITTER

Un experto en relaciones internacionales, que habló con LA PRENSA bajo condición de anonimato por temor a represalias, señaló que el hecho que dos hijos de Ortega hayan estado en China y, uno de ellos haya firmado el restablecimiento de relaciones diplomáticas, sin tener a ningún funcionario de Cancillería o alguno de los tantos inventados «asesores» internacionales «muestra que la familia maneja todos los ámbitos de esa índole y demás, dejando en ridículo y minimizando el papel de un canciller que solo lee comunicados y viaja a países que no tienen relevancia alguna».

Nepotismo y dinastía familiar, ¿el sucesor de Ortega?

Los especialistas consultados por este Diario insisten en señalar que en el régimen de Ortega siempre ha reinado el nepotismo, al otorgarle a su esposa, hijos y las esposas de ellos, altos cargos en instituciones estatales. Murillo además de ser la primera dama es la vicepresidenta designada y la vocera gubernamental. Estas acciones son prohibidas en la Ley de Probidad de los Servidores Públicos o Ley 438, y en la misma Constitución Política.

La Ley 438 prohíbe y sanciona el nepotismo en el Estado. El capítulo III, sobre el régimen de restricciones al ejercicio de la función pública prohíbe en el artículo 8, inciso C que «en todos los poderes e instituciones del Estado y sus dependencias, no se podrá recaer nombramiento en personas que tengan parentesco dentro del cuarto grado de consanguinidad y segundo de afinidad con la autoridad que hace el nombramiento, y en su caso, con la persona de donde hubiera emanado esta autoridad». El inciso A de ese artículo 8 también prohíbe «utilizar la función pública en provecho de cualquier persona natural o jurídica en perjuicio del Estado».

Lea además: Camila y Laureano, los hijos protagonistas de la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo

Sobre el nepotismo, la Constitución Política en su artículo 130 señala que «en todos los poderes del Estado y sus dependencias, así como en las instituciones creadas en esta Constitución, no se podrán hacer recaer nombramientos en personas que tengan parentesco cercano con la autoridad que hace el nombramiento y, en su caso, con la persona de donde hubiere emanado esta autoridad. Para los nombramientos de los funcionarios principales regirá la prohibición del cuarto grado de consanguinidad y segundo de afinidad».

A lectura del sociólogo, historiador y analista político, Óscar René Vargas, toda esta participación activa de Laureano demuestra que Ortega «está designando a su sucesor, lo están estrenando para que el sucesor sepa más o menos cómo comportarse, esa es la lógica de todo esto, no basta ser solamente el encargado de las inversiones de ProNicaragua, necesita relacionarse, que lo conozcan afuera, está siguiendo un entrenamiento para ser sucesor de Daniel Ortega».

Ortega, Daniel Ortega, Laureano Ortega
Daniel Ortega Saavedra, sostuvo un encuentro con el Presidente de la empresa concesionaria del Gran Canal de Nicaragua, HKND Group, Wang Jing, informó Rosario Murillo. Foto tomado del 19 Digital

Con lo anterior coincide el analista político Núñez, quien añade que el mensaje que quiere enviar Ortega además de la comunidad internacional es dirigido a los nicaragüenses. «El primero que Ortega está apostando a una sucesión familiar indefinida es decir, Rosario, Laureano y después algunos de los hijos de Laureano, ese es el pensamiento de ellos, no es que vaya a sucesor. El otro mensaje es que el país, como democracia, como estructura de Estado de derecho, no existe, lo que existe es una sucesión familiar, un esquema de mando familiar que está puesto en marcha y que lo enarbola cuando tiene que negociar con sus socios», apunta.

Además menciona lo establecido en las leyes nicaragüenses y dice que «la ley prohíbe darle cargo a tus familiares en el segundo grado de afinidad y cuarto de consanguinidad, es decir, no debería estar en ningún cargo, pero tampoco es algo que sea sostenido, parte del deterioro en la popularidad de Ortega es que su misma gente mira que Ortega beneficia a su familia sin importarle nadie más».

El experto nicaraguense, quien pidió no revelar su identidad, refiere que el hecho de que familiares de los gobernantes ocupen puestos públicos que no son admitidos según la Constitución, y por ende «eso hace que en muchas ocasiones los gobiernos familiares ocupen las más altas esferas del poder público, convirtiéndolo en casi un gobierno familiar, girando alrededor de un eje minoritario y que tiene perversas repercusiones sobre el manejo de las finanzas y todo lo relacionado a un gobierno».

Formación académica y artística

De acuerdo con la página del XV Congreso de Ingeniería Civil (CIC 2016), Laureano estudió entre 2000 y 2004 Sociología en la Universidad Centroamericana (UCA) y Ciencias Políticas en la Universidad Thomas More, en Managua, entre 2002 y 2004.

Del 2004 al 2007 cursó sus estudios de Música en el Instituto Musical Luigi Boccherini de Lucca, Conservatorio Giuseppe Verdi en Italia, y del 2007 al 2009 estudió la Licenciatura en Producción Audiovisual (Cine y TV) en la Universidad Veritas en San José, Costa Rica. Además del español, habla inglés e italiano. Fue profesor de inglés en el Colegio Americano entre 2000 y 2003.

Sobre su vida artística, según el sitio web de la Fundación Incanto, Laureano desde los 17 años realizó estudios musicales con el reconocido maestro Alberto San José Molina, quien lo invitó a unirse al Grupo Lírico de Nicaragua, siendo además de fundador, el miembro con mayor permanencia hasta la fecha.

Posterior ingresó al nivel medio de canto del Conservatorio de Música de la Universidad Politécnica de Nicaragua (UPOLI).

Laureano Ortega, el hijo de la pareja presidencial Ortega-Murillo, durante su actuación en una ópera. LA PRENSA/ Archivo

Además menciona que Laureano ha participado en cursos de perfeccionamiento con diferentes maestros de canto, entre ellos la soprano Lucetta Bizzi y el barítono Claudio Ottino de Italia, y la soprano Conchita Frankie de Cuba. También atendió cursos y lecciones magistrales en los Conservatorios Luigi Boccherini de Lucca, Giuseppe Verdi de Milano y en la Academia de la Fondazione Festival Puccini en Italia.

Las sanciones a su familia

Además de Laureano, su madre y hermanos han sido sancionados por Estados Unidos. Murillo ha sido sancionada por EE. UU., Canadá, la Unión Europea y Reino Unido, las medidas implican desde congelamientos de bienes a restricciones migratorias, por lo que la primera dama tiene restricciones de movilización en los países sancionadores. Es decir, que la vicepresidenta no puede viajar al país norteamericano, a Canadá ni a los de la UE.

Lea además: ¿Qué implican las sanciones internacionales impuestas a Rosario Murillo, vicepresidenta de Nicaragua?

Rafael, el hermano mayor, hijo de Murillo y reconocido legalmente por Ortega, fue sancionado en diciembre de 2019 por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos. Lo señalaron como el «administrador de dinero clave detrás de los esquemas ilícitos de la familia Ortega». Steven Mnuchin, secretario dijo en ese momento que el Tesoro «está apuntando a Rafael y a las compañías que posee y usa para lavar dinero para apuntalar al régimen de Ortega a expensas del pueblo nicaragüense».

Ese diciembre de 2019, junto con el hijo mayor del mandatario, fueron sancionadas tres empresas: La Distribuidora Nicaragüense de Petróleo (DNP), Inversiones Zanzíbar y la empresa de seguridad El Goliat. EE. UU señaló a Ortega Murillo de usar a las tres empresas «para generar ganancias, lavar dinero y obtener acceso preferente a los mercados para el régimen de Ortega».

La codirectora del Intur, Anasha Campbell (de rosado) a la parte de Camila Ortega y Laureano Ortega. LAPRENSA/Tomada de El 19 Digital

También Juan Carlos, su otro hermano, el segundo hijo de Ortega y Murillo, ya fue sancionado por EE. UU. en junio de 2020 junto a empresa de publicidad audiovisual Difuso Digital. En agosto pasado Suiza y la UE, también la aplicaron sanciones.

En esa misma línea, Camila, la quinta hija Ortega y Murillo, fue sancionada en junio pasado por la Administración norteamericana y un mes después, en julio, Canadá le aplicó sanciones. Camila es una asesora clave del presidente Ortega y la vicepresidenta Murillo, además de coordinadora de la Comisión Nacional de Economía Creativa.

De esta manera, cuatro hijos de Ortega y Murillo han sido sancionados por parte de la comunidad internacional. Los demás miembros de la familia son Daniel Edmundo (el primogénito de Ortega con Murillo), Maurice (quien le sigue a Laureano), Luciana, la menor de los Ortega Murillo y Carlos Enrique, otro hijo de Murillo, reconocido por Ortega. Zoilamerica, hija mayor de Murillo, se encuentra exiliada tras el distanciamiento surgido por la acusación por violación sexual que hizo contra Ortega en 1998, cuyo caso fue declarado con «prescripción de la acción penal».

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: