14
días
Desde que las instalaciones de LA PRENSA fueron tomadas y nuestro gerente general, Juan Lorenzo Holmann, fue detenido. ¡LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD!

Delegación del régimen de visita en Rusia. Entre ellos Laureano Ortega Murillo, segundo de izquierda a derecha y Rafael Ortega Murillo (cuarto de izquierda a derecha), hijos de Daniel Ortega y Rosario Murillo. LA PRENSA / TOMADA DEL 19 DIGITAL

¿Qué hay detrás de la relación de Nicaragua con la Federación de Rusia?

Durante este año el régimen de Daniel Ortega ha realizado al menos tres visitas oficiales a Moscú. Analistas consultados por LA PRENSA explican las implicaciones de estos acercamientos

Contenido Exclusivo CONTENIDO EXCLUSIVO.

El año más represivo de la crisis sociopolítica que atraviesa Nicaragua, después de 2018, como consecuencia de la permanencia de Daniel Ortega en el poder ha sido utilizado para fortalecer y mantener activas las relaciones entre el régimen orteguista y la Federación de Rusia liderada por Vladimir Putin, uno de los pocos aliados que le queda a Ortega, así lo consideran analistas políticos y expertos en derecho internacional consultados por LA PRENSA.

Rusia se ha convertido en el destino que las delegaciones del régimen orteguista visitan y participan de reuniones o encuentros con funcionarios rusos a lo largo de este año. Las delegaciones han sido encabezadas por el canciller Denis Moncada y han incluido a dos hijos Ortega Murillo. Rusia fue uno de los pocos países que celebró el resultado de las polémicas elecciones realizadas el pasado 7 de noviembre.

Lea además: ¿Qué implican la visita de la delegación del régimen a Rusia y el acuerdo firmado entre ambos países?

En los últimos días ha sido más frecuentes las menciones de las «buenas relaciones» entre Rusia y Nicaragua de parte del régimen de Ortega-Murillo, destacando reuniones y firmas de acuerdos en diferentes ámbitos y temáticas.

La vicepresidenta Rosario Murillo, en su intervención de este martes 7 de diciembre, informó el cierre de la misión de la delegación del régimen en Moscú, integrada por el ministro de Hacienda y Crédito Público, Iván Acosta, y sus hijos, Rafael Ortega Murillo, bajo el cargo de delegado presidencial, y Laureano Ortega Murillo, asesor presidencial para las Inversiones, Comercio y Cooperación Internacional.

«El cierre de la misión de hoy se dio al inaugurar la Asociación Comercial entre Rusia y Nicaragua en la Casa de América Latina, hoy estamos celebrando que próximamente se dará el Día de la Amistad con Rusia y estamos celebrando también un aniversario más de la fructífera e histórica relaciones de pueblos libres, valientes, coherentes, consistentes», manifestó Murillo, al recordar que el próximo 12 de diciembre es el Día de la Amistad entre Rusia y Nicaragua.

En esa misma línea, Murillo destacó que son 77 años de relaciones diplomáticas entre estos dos países y luego informó que se firmó un Acuerdo de Cooperación para promover el uso pacífico de las tecnologías nucleares en medicina y agricultura.

Además, este 7 de diciembre, apareció publicado en La Gaceta, Diario Oficial, el Acuerdo Presidencial 203-2021, para otorgar «Plenos Poderes» a Alba Azucena Torres Mejía, embajadora de Nicaragua ante Rusia, para que en nombre y representación del Gobierno de Nicaragua, suscriba el «Memorándum de Entendimiento entre la Corporación Estatal de Energía Atómica «Rosatom» (Federación de Rusia) y el Ministerio de Relaciones Exteriores de Nicaragua, sobre la Cooperación en la Esfera del Uso dela Energía Nuclear con Fines Pacíficos».

«Un aliado importante»

El experto en derecho internacional, temas de integración y catedrático de la Universidad de Costa Rica (UCR), Carlos Murillo Zamora, subraya que es conveniente reconocer que Rusia en estos momentos «está muy proactiva» y a su lectura lo que busca es «consolidar sus lazos con los pocos aliados que tiene».

«Para Moscú, Nicaragua es un aliado importante por la posición geopolítica que tiene respecto a los Estados Unidos, esto se contextualiza con la reunión que tienen hoy Putin y Biden (Joe) y la crisis en Ucrania», refiere Murillo Zamora.

Este martes 7 de diciembre, los presidentes de EE. UU., y Rusia, sostuvieron una cumbre virtual con el objetivo de aliviar la tensión en torno a la acumulación de tropas rusas en la frontera con Ucrania. En la llamada, Biden advirtió a Putin que habrá una respuesta occidental «fuerte» en caso de un ataque de las fuerzas de Moscú estacionadas en la frontera con Ucrania, según reportaron medios internacionales.

Analista internacional Carlos Murillo Zamora. LA PRENSA / CORTESÍA
Analista internacional Carlos Murillo Zamora. LA PRENSA / CORTESÍA

El experto costarricense destaca que «Rusia necesita posicionarse en todos los frentes en el mundo, porque tiene aspiraciones como potencia hegemónica y por eso las relaciones con Nicaragua, más allá de ser Nicaragua importante (para Rusia), y lo mismo está haciendo con otros países».

A lectura del analista político y exdiputado liberal, Eliseo Núñez, la relación entre Rusia y Nicaragua se debe ver con mucho cuidado debido a que «cuando Rusia está apunto de invadir a Ucrania, definitivamente no podemos subvaluar está relación tan peligrosa y en términos netos una relación de solo pérdidas».

¿Beneficia o no a Nicaragua?

Este lunes 6 de diciembre, la comitiva orteguista sostuvo un encuentro con el vicecanciller de Rusia, Sergei Ryabkov, con quien, según se lee en los medios oficialistas, han tratado temas del ámbito político, económico y comercial, y también se ha dado un encuentro de seguimiento con el Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF) supuestamente con el fin de ampliar la cooperación en el suministro de vacunas Sputnik V y Sputnik Light para Nicaragua, mismo que fue anunciado por Murillo en su alocución.

De igual manera, los medios oficialistas publicaron que este 7 de diciembre fue inaugurada la Asociación para la Cooperación Económica Ruso-Nicaragüense, en la Casa para América Latina en Moscú.

Delegación del régimen orteguista se encuentra en Moscú, Rusia desde este 6 de diciembre. LA PRENSA / TOMADO DEL 19 DIGITAL

Sobre qué se puede esperar de este encuentro y si es beneficioso para Nicaragua, el experto costarricense Murillo Zamora opina que en principio lo que prevé que pasará es que Ortega emitirá una declaración en la que exija «respeto a la tesis de Rusia, porque va alegar que es una potencia reconocida».

«Debe haber acuerdos internos que no se conocerán, pero no se puede pensar que en esto beneficie en algo a la población nicaragüense, benefician al régimen Ortega-Murillo, porque constituyen un aliado importante por el tamaño de Rusia, por la posición que ocupa en el sistema internacional y que sabe que lo podrá defender en el caso de presión de los EE. UU. Para Nicaragua es tener un aliado, porque tiene cada vez menos aliados en el mundo y Rusia es un aliado importante», indica Murillo Zamora.

En esa misma línea, el analista Núñez indica que «es una relación en que no tiene nada que ganar, simplemente con una protección guerrerista. El apoyo de Ortega a Moscú indica que Ortega no es un antiimperialista, simplemente él no quiere a los norteamericanos porque igual apoyó la invasión a Crimea y ahora con Ucrania».

Añade insistentemente que esta relación de Nicaragua con Rusia representa «un gran peligro» para el país.

¿Qué hay detrás?

A interpretación de los especialistas consultados por este Diario, lo que hay detrás de las relaciones del régimen con Rusia, es «contrarrestar la influencia de los Estados Unidos».

Murillo Zamora refiere que «tanto Ortega-Murillo como Putin, con sus relaciones tratan de enviar un mensaje y decir ‘mire aquí somos aliados muy firmes, tenemos un aliado centroamericano que ustedes no controlan'». Y añade que «mientras para Ortega es decir: ‘Rusia nos va a defender en el caso de que el imperio nos ataque’. A Putin no le importa si las elecciones son legítimas o no, porque ellos hacen lo mismo».

Estas han sido las visitas

De acuerdo con los reportes de los medios oficialistas, la delegación de Nicaragua ha estado de gira en tres ocasiones, a partir de julio pasado a la fecha.

Del 17 al 21 de julio, la delegación del régimen orteguista encabezada por el canciller Moncada y los mismos que se encuentran hoy en Moscú estuvo de visita oficial en Rusia. Durante la gira el canciller Moncada firmó con su homólogo ruso Lavrov, «un acuerdo de colaboración para garantizar la seguridad de la información», el pasado 19 de julio.

El canciller Lavrov declaró que el acuerdo que su país suscribió con el régimen de Ortega es «intergubernamental sobre la seguridad de información internacional». Y añadió que «este tema va cobrando cada vez mayor actualidad en las relaciones bilaterales con nuestros socios y a nivel multilateral en la ONU, donde Rusia ha promovido la iniciativa de diseñar unas reglas de comportamiento jurídicamente vinculantes en el ámbito de tecnologías de información y comunicación con vistas a garantizar la seguridad y la estabilidad técnico-militar, igual como en el contexto de nuestra iniciativa de comenzar a redactar una convención universal sobre la lucha contra la ciberdelincuencia».

Parte de la comitiva que estuvo de visita desde el 16 al 20 de septiembre pasado. LA PRENSA / TOMADA DEL 19 DIGITAL

Posterior, del 16 al 20 de septiembre , Laureano y Daniel Edmundo Ortega Murillo participaron junto a la magistrada del Consejo Supremo Electoral, Alma Nubia Baltodano Marcenaro como observadores electorales en las votaciones legislativas de la Federación de Rusia, que se realizaron este fin de semana 18 y 19 de septiembre. Ese la delegación oficial sostuvo una reunión con el vicecanciller de Rusia.

De la misma manera, el 18 de octubre, el canciller Moncada junto al coordinador de Gestión de Mercados Financieros del Ministerio de Hacienda y Crédito Público, Carlos Selva Hernández y la embajadora de Nicaragua en Rusia con concurrencia en Belarús, Alba Torres Mejía iniciaron una visita oficial en Belarús.

Entre el 7 y 10 de noviembre pasado, a Nicaragua arribó una delegación de Rusia que fungió como acompañante electoral en el país en los comicios celebrados el 7 de noviembre, la comitiva se reunió con el mandatario Ortega en Managua.

Lo que plantea la Ley Renacer sobre Rusia y Nicaragua

La Ley de Reforzamiento de la Adherencia de Nicaragua a las Condiciones para la Reforma Electoral o Ley Renacer, establece un informe requerido a más tardar 90 días después de la fecha de promulgación de esta Ley, el secretario de Estado, actuando a través de la Oficina de Inteligencia e Investigación del Departamento de Estado, y en coordinación con el director de Inteligencia Nacional, presentará un informe clasificado a los comités del Congreso correspondientes sobre las actividades del Gobierno de la Federación de Rusia en Nicaragua, incluyendo:

  • (1) cooperación entre el personal militar ruso y nicaragüense, los servicios de Inteligencia, las fuerzas de seguridad y las fuerzas del orden público y los contratistas de seguridad privados de Rusia;
  • (2) cooperación relacionada con las telecomunicaciones y la navegación por satélite;
  • (3) otra cooperación política y económica, incluso con respecto a la banca, la desinformación y la interferencia electoral; y
  • (4) las amenazas y riesgos que tales actividades representan para los intereses nacionales y la seguridad nacional de los Estados Unidos.

El experto costarricense Murillo Zamora ve muy poco el alcance de la Ley Renacer sobre este tema y dice que «Renacer tiene más de discurso, proyección que acción completa, el asunto no pasa por Nicaragua, porque no es importante para EE. UU., ni para Rusia, hay que ver como Rusia puede utilizar a Nicaragua como una carta frente a EE.UU y las tensiones por Ucrania y otros frentes en Europa pueden incrementarse».

¿Quién es la embajadora en Rusia?

Alba Azucena Torres es poeta y escritora. También es embajadora extraordinaria y plenipotenciaria de Nicaragua en Rusia, Abjasia y Osetia del Sur. El cargo le fue otorgado el 22 de diciembre de 2018, está próxima a cumplir tres años en el cargo.

Alba Azucena Torres, la embajadora del régimen en Rusia y otros tres países. LA PRENSA / TOMADA DE INTERNET
Alba Torres a la par del presidente de la Federación Rusa, Vladimir Putín. LA PRENSA/ Tomada de Internet

Torres, de 63 años, nació en Tecolostote, Boaco. Estudió su secundaria en el Instituto Nacional de Juigalpa Josefa Toledo de Aguerri, y según información de medios oficialistas, se destacó en concursos literarios estudiantiles, tanto de poesía como de narrativa.

En 1982 viajó a Rusia e ingresó al Instituto de Literatura A. M. Gorki de Moscú, centro de estudios especializado en creación y traducción literaria, donde se graduó en 1998. Y antes de ser nombrada embajadora de Rusia, en abril de 2016 presentó en la Biblioteca Rubén Darío del Banco Central de Nicaragua (BCN), su más reciente obra titulada «Geografía del amor y la distancia».

Torres es miembro de la Asociación Nicaragüense de Escritoras (ANIDE), de la Unión de Escritores de Rusia, y de la Academia de Literatura de La Federación de Rusia. También es profesora de Literatura Latinoamericana de escuelas superiores. 

También es embajadora ante Armenia, Kazajistán y Belarús, todas en calidad de concurrente con sede en la Ciudad de Moscú, Federación de Rusia.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: