14
días
Desde que las instalaciones de LA PRENSA fueron tomadas y nuestro gerente general, Juan Lorenzo Holmann, fue detenido. ¡LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD!

Franklin Javier Morales García de 26 años fue detenido por la Policía este viernes indicaron sus familiares. TOMADA DE REDES SOCIALES

Policías llaman «hijo de perra» a excarcelado de León detenido. Joven fue puesto en libertad esta tarde

El joven fue agredido y detenido por agentes policiales la tarde del pasado viernes cuando se encontraba en su casa, relata familiar

El joven Franklin Javier Morales García fue liberado esta tarde después de permanecer poco más de 24 horas detenido de manera arbitraria y sin orden judicial por agentes policiales de la ciudad de León, según relató a LA PRENSA.

La hermana menor de Morales se encontraba sola con él cuando llegó la policía a eso de las tres y media de la tarde del viernes 19 de noviembre. “Desbarataron la puerta. Entraron y lo sacaron. A mí me agarraron del cabello y me sacaron también”, relata la joven que prefiere omitir su nombre.

Morales es un excarcelado político del régimen de Daniel Ortega, y cuenta que la Policía desbarató el portón de su casa, el cual no ha podido ser reparado. Además, los agentes lo golpearon a él y a su hermana menor. Los sacaron al patio e incluso sacaron a sus familiares que viven en la casa contigua, en el barrio indígena de Sutiaba.

Los agentes esposaron a Morales y según su hermana, lo golpearon en el rostro y abdomen, y cuando él pedía explicación de porqué lo estaban deteniendo, solamente le respondían “vos ya sabés porqué”.

LEA TAMBIÉN: El «voto duro» de Daniel Ortega se debilita y podría estallar, advierten

La policía también allanó la vivienda del excarcelado y ocuparon dos teléfonos celulares, un aro de luz y audífonos que ocupaba Morales. “Buscaban armas, pero aquí no hay armas”, dice la hermana del joven que presenció el hecho.

La familia no supo nada más de él hasta este sábado por la mañana cuando su madre llegó a preguntar por él a la estación policial de León y le confirmaron que ahí se encontraba bajo proceso investigativo, pero no le han informado el supuesto delito por el que lo investigan.

Franklin Morales estudia Comunicación Social y es excarcelado político. TOMADA DE REDES SOCIALES

Golpeado e interrogado

El joven de 26 años cuenta que los agentes policiales lo subieron a la patrulla boca abajo y él les pidió que le permitieran estirar su pierna porque tiene una lesión en una rodilla desde hace algunos años, pero más bien los agentes empezaron a golpearlo con la culata de sus armas en la rodilla. Hasta este momento, el joven aún tiene dolor.

Según Morales, los agentes lo iban ofendiendo en el camino a la delegación mientras lo golpeaban. «Me decían puchito, hijo de perra, tranquero», recuerda. La frase «hijos de perra del imperialismo yanquis», fue la que usó Daniel Ortega recientemente para referirse a los presos políticos en un discurso público.

Antes de llegar a la delegación, la Policía pasó sacando a otro joven opositor por su casa. Morales no lo conocía, pero a los dos los tenían catalogados como «azul y blanco», cuenta. Al llegar a la estación policial, les tomaron sus huellas y estuvieron en una celda preventiva. A media noche, un policía llegó a sacarlo de su celda para interrogarlo.

«Me preguntaban de mi vida personal, de mi mamá, que donde trabajaba, quién me financiaban, que porqué andaba publicando cosas en contra de su comandante, que su comandante era buena persona porque había restituido derechos. Después me amenazaron con que me iban a llevar al Chipote, que para ellos era fácil meterme drogas, que iban a mandar una carta al trabajo de mi mamá para que la despidieran y que igual a la universidad de mi hermana», narra el joven.

El interrogatorio tardó unas dos horas y a eso de las cuatro de la tarde lo llegaron a traer a su celda nuevamente y lo sacaron con el otro joven hacia la calle. «Yo me vine desde allá hasta mi casa caminando», dice el joven, a quien no le devolvieron su teléfono celular y tampoco el de su hermana menor. Según cuenta, la Policía le indicó que podía ir a traerlo en los próximos días.

El joven cursa su segundo año de la carrera de Comunicación Social. En noviembre de 2018 fue detenido por primera vez tras involucrarse en las protestas contra el régimen. Estuvo cinco meses detenido, hasta que fue liberado tras la polémica Ley de Amnistía que promovió Daniel Ortega. En esa ocasión, sus carceleros le fracturaron dos costillas a punta de golpes, dice.

LEA TAMBIÉN: Presos políticos: Son 159 muchos sufren olvidados

El régimen mantiene a más de 150 presos políticos, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) incluidos excarcelados, defensores de derechos humanos, periodistas, campesinos, empresarios, líderes políticos y precandidatos presidenciales que buscaban disputarle el poder a Daniel Ortega en las urnas el pasado siete de noviembre.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: