14
días
Desde que las instalaciones de LA PRENSA fueron tomadas y nuestro gerente general, Juan Lorenzo Holmann, fue detenido. ¡LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD!
Lenín Fonseca, despido,

Fachada de uno de los portones de acceso al hospital Lenín Fonseca, ubicado al oeste de Managua. LAPRENSA/R.FONSECA

Hospital Lenín Fonseca despide injustificadamente a trabajadora de la salud

Como es costumbre del Minsa, la carta de despido no expone las causa de la cancelación de contrato, por lo que la víctima lo atribuye a una represalia política

Un nuevo despido injustificado ejecutó este miércoles el Ministerio de Salud (Minsa) de Nicaragua a través de las autoridades del Hospital Lenín Fonseca, de Managua, quien canceló el contrato a Ángela del Carmen Duartes, técnica de anestesia de esa unidad de salud.

En un escueto y breve comunicado, el responsable del Departamento de Recursos Humanos, Román Herrera Briones, expone: «Por este medio le notifico que a partir de la fecha se da por terminado su contrato de trabajo en el cargo que ha venido desempeñando como Técnica de Anestesia en este hospital».

La carta de despido, que no refiere las causas de la cancelación del contrato, finaliza indicando que la liquidación se efectuará en la oficina de Recursos Humanos.

Lea además: Trabajadores públicos obligados a votar por Ortega. Aquí algunos testimonios

De acuerdo con una fuente médica que declaró en anonimato, Duartes consideró su despido como una represalia por no ir a votar en el fraude electoral que realizó el dictador Daniel Ortega, el 7 de noviembre.

LA PRENSA trató de contactarse con Duartes, pero la fuente señaló que ella evitará hablar con los medios de comunicación.

«Era difícil convivir con este nicho de culebras»

Sin embargo, Duartes expresó su descontento en una publicación que escribió en la mañana de este miércoles desde su perfil en Facebook: «Hoy (miércoles) me despidieron del trabajo, después de 23 años de trabajar en el Hospital Antonio Lenín Fonseca. Pero he sido sandinista más que cualquier cerote culo cagado que no sabe de dónde era Benjamín Zeledón. Me pela el muerto, al final era difícil convivir con este nicho de culebras».

Horas más tarde, la anestesióloga volvió a publicar sobre su despido, pero esta vez para agradecer a sus compañeros de trabajo, enfatizando que se fue «con la frente en alto». Sin embargo, no reveló los motivos de la cancelación de su contrato.

Puede interesarle: Niegan entrada al Hospital Militar a estudiantes que no votaron en los comicios presidenciales

Previo al desarrollo de las elecciones generales, un médico que trabaja en un hospital público denunció que las instrucciones que dio el Minsa fue que debían ir a votar el domingo y enviar una fotografía de su dedo marcado con la tinta indeleble como prueba vía WhatsApp o al día siguiente que les correspondiera presentarse a sus puestos de trabajo mostrar el pulgar manchado.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: