14
días
Desde que las instalaciones de LA PRENSA fueron tomadas y nuestro gerente general, Juan Lorenzo Holmann, fue detenido. ¡LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD!

Foto de referencia de las instalaciones de la Dirección de Auxilio Judicial. LA PRENSA

Familiares logran ver por primera vez a opositores detenidos desde hace meses en el Chipote

Juan Sebastián Chamorro, Arturo Cruz, Félix Maradiaga, José Adán Aguerri, José Pallais y Violeta Granera tuvieron una visita corta de sus familiares en la Dirección de Auxilio Judicial

Al menos seis presos políticos del régimen de Daniel Ortega —algunos cerca de tres meses arrestados bajo investigación por «traición a la patria»—, lograron ver por primera vez a sus familiares este martes 31 de agosto. Los precandidatos Juan Sebastián Chamorro, Arturo Cruz, Félix Maradiaga y los opositores José Adán Aguerri, José Pallais Violeta Granera tuvieron una visita corta en la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ) conocida como el nuevo Chipote, donde se encuentran encarcelados.

«A partir del día de hoy se empezaron a realizar visitas de los familiares a las personas detenidas por los procesos ya señalados en los comunicados anteriores, todo de conformidad y en concordancia con la Constitución Política de Nicaragua, el Código Penal y Procesal Penal, reconociéndoles a las personas acusadas el derecho de tener comunicación y visita de parte de sus familiares», informó el Ministerio Público la tarde de este martes.

Familiares dijeron a LA PRENSA que la visita duró aproximadamente 10 minutos, pero no quisieron brindar más detalles y aseguraron que quizás este miércoles brinden mayor información. La visita se da cinco días después que los precandidatos y opositores fueron acusados formalmente por el Ministerio Público por el delito de «conspiración para cometer menoscabo a la integridad nacional«, en perjuicio de la sociedad nicaragüense y el Estado de Nicaragua, de conformidad con los artículos 410 y 412 del Código Penal, y a la vez se les decretara prisión preventiva, es decir que van a seguir en la cárcel.

Le puede interesar: Abogado dice que Maradiaga y Chamorro podrían pasar entre 15 y 25 años en prisión, si son declarados culpables

Berta Valle, esposa del precandidato presidencial Maradiaga, quien cumple 84 días en la cárcel, compartió en su cuenta Twitter un mensaje refiriéndose a que Maradiaga estaba vivo, al parecer después de recibir informes sobre su encuentro con un familiar.

Valle ha demandado, desde que su esposo fue arrestado, pruebas de vida, ya que a ninguno de los reos los habían podido ver ni sus familiares ni sus abogados. Maradiaga era el aspirante presidencial por parte de la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB).

El medio de comunicación digital Confidencial reportó que un familiar del precandidato Cruz confirmó que lo vio y que este ha sido tratado «correctamente», por las autoridades del nuevo Chipote. Cruz lleva 87 días detenido.

De igual forma, un familiar del también precandidato Juan Sebastián Chamorro, quien lleva 84 días en prisión, confirmó a LA PRENSA el encuentro, sin dar más detalles.

Un familiar del expresidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) confirmó a LA PRENSA que de la misma manera ellos lograron ver a su pariente. En esa misma línea, una fuente ligada a la defensa de los presos políticos aseguró a este Diario que el régimen también permitió que José Pallais, Víctor Hugo Tinoco y Violeta Granera recibieran la visita de sus familiares y que existe un calendario para que el resto de reos sean visitados.

Sin embargo, Arlen Tinoco, hija de Tinoco, aseveró que como parientes no han logrado ver al exguerrillero sandinista.

«Los familiares son llevados a una salita que tiene una mesita de por medio y fue personal la visita. Ellos pudieron hablar con los detenidos sin la presencia de un custodio, los opositores han dicho que no los están maltratando, que les están suministrando sus medicamentos y que les dan de la comida que comen los policías que es variada y lleva arroz, frijoles, espaguetis y ocasionalmente lleva carne», detalló la fuente que solicitó el anonimato por temor a represalias del régimen.

Corte IDH otorgó medidas provisionales a cuatro de los detenidos 

El reciente 27 de agosto, la Corte IDH realizó una audiencia pública de supervisión de las medidas provisionales que adoptó a favor de cinco opositores detenidos, en la que el Estado de Nicaragua, a pesar de haber sido convocado, no participó. Los familiares y representantes de organizaciones de derechos humanos participaron y narraron la forma en que fueron secuestrados sus parientes y la situación actual que atraviesan. Los beneficiarios coincidieron en exigir al Estado de Nicaragua una muestra de vida de sus detenidos.

Lea además: Estado de Nicaragua no asiste a la audiencia pública convocada por la Corte IDH

«Mi marido Félix fue secuestrado por la Policía el 8 de junio del 2021 al salir de una entrevista de la Fiscalía, desde entonces no sabemos absolutamente nada. Solicitamos una prueba de vida, porque tiene cerca de tres meses de estar desaparecido e incomunicado», manifestó Valle, esposa de Maradiaga, quien tuvo que salir del país en junio de 2018 junto con su hija de 8 años y su suegra sobreviviente de cáncer.

Posteriormente, Carolina Jackson, hija de Aguerri, aseguró que su padre es «un desaparecido político más y víctima de la represión (…) ha sido como vivir un duelo aunque no esté muerto. La noche en que el régimen lo detuvo arbitrariamente fue la última vez que supimos de él, estos días han sido muy duros para la familia, han sido largos y llenos de temor y dolor. Hoy estoy aquí con la esperanza que ustedes señores jueces continúen demandando su libertad inmediata, exigimos que los muestren».

Lea también: Hugo Torres, Víctor Hugo Tinoco, Suyén Barahona y Luis Rivas, acusados por «conspiración»

Continuando con los testimonios, Julio Sandino, hijo de Violeta Granera, se refirió a la situación de su madre «con el profundo dolor de no poder llevar ni siquiera agua a la cárcel del Chipote, lugar donde en teoría se encuentra mi madre (…) nosotros familias y abogados no sabemos absolutamente nada de ella, a quien le diagnosticaron problemas cardíacos en este año. Decimos fuerte y firmemente queremos ver a nuestra madre y exigimos la libertad de mi madre».

En esa misma línea, Victoria Cárdenas, esposa de Chamorro, compartió que su vida cambió tras la detención de su esposo. «No hemos tenido ningún contacto con él, después de la desaparición de Juan no pude quedarme en mi casa. Quiero enfatizar que no sabemos absolutamente nada de él. Exijo prueba de vida de Juan Sebastián Chamorro y los demás desaparecidos», compartió.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: