14
días
han pasado desde el arresto de nuestro gerente Juan Lorenzo Holmann, y la toma de las instalaciones. Nuestra Redacción está hoy en el exilio. ¿Vas a permitir que la dictadura se salga con la suya?

Solidaridad y denuncias ante el embargo arbitrario del régimen contra LA PRENSA

"Reiteramos nuestro respaldo a la prensa independiente nicaragüense en medio de la crisis social y política, e instamos a los organismos internacionales a pronunciarse", manifestó la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP)

El anuncio de que la edición impresa del diario LA PRENSA dejará de circular a nivel nacional – a partir de este viernes 13 de agosto – por falta de papel y otros insumos que la Dirección General de Servicios Aduaneros (DGA) mantiene embargados de forma arbitraria, es calificada por la sociedad nicaragüense y organizaciones nacionales e internacionales como otro intento del régimen Ortega Murillo de callar las voces criticas y evitar que el mundo sepa lo que ocurre en Nicaragua.

A través de un comunicado la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) condenó la actitud hostil y contra la libertad de prensa del régimen Ortega Murillo, que apuesta a la asfixia económica y a los continuos ataques contra periodistas y medio de comunicación.

“Esta es una práctica de represalia reiterada en contra del diario. Durante más de un año, entre 2018 y 2019, el gobierno ya había mantenido un bloqueo aduanero similar, que afectó a la empresa que también publica el diario HOY. Aquel bloqueo precipitó asimismo el cierre de los periódicos El Nuevo Diario y Q’Hubo“, señala el comunicado de la SIP.

“Reiteramos nuestro respaldo a la prensa independiente nicaragüense en medio de la crisis social y política, e instamos a los organismos internacionales a pronunciarse de manera continua y enérgica contra la escalada represiva y la persecución a la prensa y a líderes opositores”, destacó el presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP, Carlos Jornet, director del diario La Voz del Interior, de Argentina.

Puede leer también: «Esto no es un cierre, nosotros seguiremos informando», aclara secretario de la Junta Directiva de LA PRENSA

Para el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) los periodistas y medios de comunicación de Nicaragua, deben seguir en resistencia y defendiendo la verdad, no pueden callarse.

“Podrán los dictadores destruir y robar sus instalaciones. Podrán retener sus materiales e insumos de trabajo, perseguirlos amenazarlos, criminalizarlos, forzarlos al exilio, pero su amor por Nicaragua y sus voces denunciantes no pueden callarse”, dice el mensaje divulgado por el Cenidh en sus redes sociales.

Sin embargo, estas maniobras no acaban con la función de informar que durante 95 años ha desempeñado LA PRENSA, el diario de los nicaragüenses. “Nuestro producto deriva del compromiso de cada periodista de esta redacción por llevar información veraz y confiable”; y así se seguirá haciendo a través de los formatos digitales del diario.

También puede leer: Bloqueo de la dictadura orteguista deja sin papel a LA PRENSA

“Mientras nuestra materia prima es liberada, el sitio web y las redes sociales de LA PRENSA seguirán publicando noticias y denunciando los atropellos del régimen en contra de la democracia”, es el mensaje definitivo del diario. En medio de la condena de la estrategia del régimen de embargar el papel y otros insumos para tratar de callar al diario, su decisión de seguir informando ha recibido gran respaldo.

El cierre de El Nuevo Diario

El Programa de las Américas del Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ por sus siglas en inglés) pidió la liberación del papel y los insumos. Además, recordó que desde el inicio de la crisis sociopolítica en 2018, esta es la segunda ocasión en que estos ocurre. Ya que en 2018 también se impuso un embargo que en ese momento afectó también al extinto El Nuevo Diario.

Efectivamente, en 2018 la DGA mantuvo embargados por más de 500 días y sin ninguna explicación, los insumos que los medios escritos habían importado. En esa ocasión liberaron los insumos el 6 de febrero de 2020; pero los 17 meses de secuestro causaron grandes pérdidas a la empresa ya que tuvo que imprimir en papel más caro y se vio forzada a recortar la circulación, lo que redujo las ventas. Desde entonces, se hacen importaciones más pequeñas y en periodos más cortos, pero los retrasos en Aduana se han mantenido.

Otro tema relacionado: Aduana entrega papel y tinta retenidos al Diario LA PRENSA por más de 500 días

El Colectivo de Derechos Humanos Nicaragua Nunca Más lamentó la suspensión de la edición impresa del diario. Y calificó el embargo como una medida para silenciar a los periodistas y a los medios de comunicación; y bloquear así, el derecho de la población a ser informada y a conocer la verdad.

“El atentado es contra la memoria, para imponer la memoria oficial…Para que solo sepamos lo que informa el poder central. Para que la vedad que se conozca sea la verdad oficial, distorsionando la realidad que sucede en el país, en el contexto de graves violaciones a los derechos humanos”, aseguró Gonzalo Carrión del Colectivo de Derechos Humanos Nicaragua Nunca Más.

 

Hay que seguir en resistencia

La Articulación de Movimientos Sociales (AMS) el régimen impone el secretismo y persigue a la prensa independiente “para tener más controlada a la ciudadanía”. Por lo que instó a los nicaragüenses a seguir construyendo resistencia, “porque sin libertad de expresión e información tampoco hay democracia”.

La activista Bianca Jager condenó el bloque impuesto a la prensa por el régimen Ortega Murillo y aseguro que eso no impedirá que siga informando. “Les impedirán imprimir el periódico, pero no los silenciaran”, seguirán informando la verdad escribió la activista en sus redes sociales.

Embargo viola derechos y también acuerdos firmados por el régimen

La Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia (ACJD) a través de un comunicado se solidarizó con el diario; también con sus directivos, periodistas y colaboradores, ante el nuevo bloqueo de la materia prima para la edición impresa.

“Una nueva violación al derecho de información, y un nuevo zarpazo a las ya agonizantes libertades públicas del país. Además, otra violación a los acuerdos firmados por el gobierno y la Alianza Cívica el 29 de marzo de 2019, sobre el fortalecimiento de derechos y garantías ciudadanas”, señala el comunicado.

También recuerda que estás acciones violan el “artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos”, que reconoce la libertad de expresión como un derecho humano. Al haber suscrito esta Declaración, el Estado de Nicaragua está obligado a respetarla. Porque además, los artículos 30 y 68 de la Constitución política de Nicaragua, también garantizan este derecho.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: