14
días
Desde que las instalaciones de LA PRENSA fueron tomadas y nuestro gerente general, Juan Lorenzo Holmann, fue detenido. ¡LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD!

Canasta básica cede en abril apenas 98 córdobas, pero acumula 400 córdobas de alza en 2021

Si se compara con respecto a abril del año pasado, el aumento es mayor, asciende a 611 córdobas en las tres secciones que conforman la canasta: alimentos, productos de usos del hogar y vestuario.

El costo de la canasta básica retrocedió ligeramente en abril, luego de permanecer durante dos meses consecutivos por encima de los 15 mil córdobas, según datos oficiales, aunque economistas advierten que el valor de esta puede ser mayor de lo que reflejan las cifras oficiales.

En concreto, la cesta familiar ascendió a 14,939.41 córdobas al finalizar el primer cuatrimestre de este año, inferior a los 15,036.79 córdobas en marzo, un alivio que según los economistas es imperceptible en el bolsillo de los hogares, debido a que paralelo a ello los combustibles se han encarecido y además los salarios no alcanzan para comprar los productos que conforman la canasta.

De hecho, a diciembre de 2020 la cesta familiar se ubicaba en 14,526.43 córdobas; en los primeros cuatro meses de este año ha subido 413.07 córdobas.

Si se compara con respecto a abril del año pasado, el aumento es mayor, asciende a 611 córdobas en las tres secciones que conforman la canasta: alimentos, productos de usos del hogar y vestuario. Hace un año se situaba en 14,329 córdobas.

El economista Maykell Marenco explica que “el aumento del precio de la canasta básica repercute sobre la calidad de vida de las personas, porque estamos hablando de que los salarios reales no han tenido un aumento. Las personas perciben menos productos que restringen su cesta de consumo, esto producto del aumento de los precios”.

Lea además: Los números que confirman que el régimen de Daniel Ortega le mintió a los más pobres hace dos años

Salarios y poder de compra estancados

Una actualización del Banco Central de Nicaragua esta semana muestra que hasta marzo el salario promedio de los asegurados al INSS se ubicó en 12,025.8 córdobas por debajo de los 12,198 córdobas a diciembre del año pasado.

Por su parte, el salario promedio de los trabajadores del Estado permanece casi invariable. Este a marzo se situó en 11,844 córdobas, muy similar a diciembre cuando alcanzó los 11,864 córdobas en promedio.

Igualmente el salario real, que muestra la capacidad de compra de un trabajador, después del impacto inflacionario y los impuestos, a marzo se ubicó en 4,733.7 para los afiliados al INSS, frente a los 4,866.2 córdobas a diciembre del año pasado.

Por su parte el salario real de los empleados del Estado cayó desde 4,733 córdobas a finales del año pasado, a 4,662 córdobas al cierre del primer trimestre de este año.

Ambas evoluciones de los salarios muestran que estos han sido afectados por el aumento de más de 400 córdobas que la canasta básica ha experimentado en los primeros cuatro meses de este año, según muestran cifras del Banco Central de Nicaragua.

El economista Luis Murillo explica que en la actualidad hay algunos bienes, servicios y productos que no están incorporados dentro de los 53 productos que comprenden la canasta básica, por ejemplo la recarga de los celulares, el pago de internet, etcétera.

Lea además: Canasta básica en Nicaragua supera por primera vez los 14,000 córdobas tras impacto de reforma tributaria «confiscatoria» de Ortega

 

9,592 córdobas asciende el salario mínimo más alto y está en el sector construcción, mientras el más bajo asciende a 4,286 córdobas y está en la agricultura, según datos oficiales.

 

Murillo recuerda que la situación de la brecha salarial versus la canasta básica se repite también con el salario mínimo. “El salario mínimo no tiene congruencia con la canasta básica. Creo que esto fue un problema de acuerdo que han establecido por años los sindicatos, el Gobierno y el sector privado, en el sentido de que ellos en este caso negocian el salario mínimo sobre 53 productos de la canasta básica, pero al final ni siquiera logran cubrirlo”, dijo.

Al respecto, cabe mencionar que la canasta básica está diseñada para cinco personas: dos adultos con ingresos y tres menores.
Marenco, por su parte, cree que pese a esa leve reducción los precios continuarán muy volátiles este año, debido a choques externos, especialmente la variación del petróleo y por ende de los combustibles.

“Esto genera un efecto de encadenamiento en toda la economía y provoca que los productores internalicen esto en su estructura de costos y aumenten los precios de estos, y eso es algo que el nicaragüense ha continuado sintiendo porque el tema no se ha solucionado a nivel internacional y la sensibilidad del mercado local ante las variaciones al alza en los mercados internacionales es bastante alta, no así la sensibilidad a la baja”, explicó.

Alimentos suben más

Según cifras publicadas por el Instituto Nacional de Información de Desarrollo (Inide), la sección que presentó una mayor alza en su valor fue alimentos, que representa el 68 por ciento del total de la cesta, al pasar de 9,681.56 en diciembre de 2020 a 10,014.37 en abril de 2021.

En este mismo periodo, usos del hogar, que representa un 21 por ciento del total de la canasta, contabilizaba 3,102.26 córdobas y ahora se ubica en 3,178.37 córdobas.

En vestuario, en diciembre 2020 se requerían 1,742.52 córdobas para solventar estos gastos, en este mes el costo se posiciona en 1,746.67 córdobas.

La canasta básica se encuentra dividida en alimentos básicos, carnes, lácteos, huevos, cereales y perecederos. De estos segmentos, los que más bajaron de precio fueron los frijoles, tomates, cebollas, papas, ayote, chiltoma, repollo. Mientras que el arroz, aceite, posta de res, posta de cerdo, chuleta de pescado, leche, huevo, queso seco, tortilla, pan y naranja subieron de precio.

 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: