14
días
Desde que las instalaciones de LA PRENSA fueron tomadas y nuestro gerente general, Juan Lorenzo Holmann, fue detenido. ¡LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD!

La crisis de los contenedores, la otra amenaza para las empresas en Nicaragua tras la escasez de plásticos y empaques

El problema en Nicaragua es que el  90 por ciento de todo lo que se exporta e importa en el país viene por barco, sobre todo en contenedores. LA PRENSA te explica la crisis que se avecina

Contenido Exclusivo CONTENIDO EXCLUSIVO.

Primero fue la materia prima para fabricar plástico, luego los empaques y después el cartón. Ahora la empresa privada en Nicaragua está afrontando otra amenaza: la escasez de contenedores. La causa de esa crisis, la misma que originó la de los insumos para producir empaques, la reactivación de la economía mundial, que ha ocasionado un aumento en la demanda de estos gigantes de acero, así como un incremento en el costo de los fletes, lo que está afectando a algunos exportadores nicaragüenses.

El problema en Nicaragua es que el  90 por ciento de todo lo que se exporta e importa en el país viene por barco, sobre todo en contenedores. Las líneas navieras son las encargadas de transportar la mercancía en todo el mundo, para que los exportadores e importadores puedan realizar sus transacciones comerciales.

Gustavo Viales, presidente de la Asociación Nicaragüense de Agentes Navieros (ANAN), comparte que para poder llevar los contenedores que están disponibles, los barcos deben estar recalando al puerto y tienen que contar con espacio para el viaje de estos. “La llegada de los barcos está siendo un poco irregular, sobre todo a Corinto. Eso no permite a los importadores y exportadores hacer una planificación más concreta de su exportación; lo que genera un costo muy alto, porque muchas veces se generan incumplimientos en los contratos”, afirma Viales.

El problema radica en que Nicaragua no está importando mucha carga en contenedores de 20 pies, se están sustituyendo por los de 40 pies, ya que tienen mayor disponibilidad. “Eso genera un costo adicional porque el manejo portuario y el espacio a bordo es un poco más caro. O no se hace la exportación o se tiene que pagar ese recargo, el cliente ha optado por exportar aunque sea a un costo más caro”, añadió.

Le puede interesar: Prevén escasez de plástico, alza de los insumos y desabastecimiento de productos

El presidente de ANAN asegura que el peor escenario que nos puede suceder es que las navieras se retiren, porque ni los exportadores, ni los importadores podrían hacer sus transacciones. El retiro se debería a que los exportadores e importadores reducirían la demanda del servicio de las navieras y, por tanto, estas no tendrían sentido de continuar en el país.

APEN: los fletes se han disparado

Guillermo Jacoby, presidente de la Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua (APEN), asegura que la falta de contenedores afecta tanto a las exportaciones como a las importaciones del país y que la situación empeora porque los fletes se han disparado a nivel mundial.

El World Container Index (WCI), que evalúa el coste de los fletes en la principales rutas hacia y desde Estados Unidos, publicó su último índice de contenedores al 6 de mayo, el cual señala que “el índice compuesto mundial aumentó 9.8 por ciento, significa que son 489 dólares por arriba de como estaba (antes) por contenedores de 40 pies”, explica Jacoby.

El presidente de APEN agrega que el precio promedio por contenedor de 40 pies actualmente se encuentra en “5,110 dólares el mundial; eso es 3,272 dólares más alto que el promedio de los últimos cinco años”. El promedio de los últimos cinco años era 1,838 dólares por contenedor de 40 pies, precisa.

Lo que está sucediendo es que las tarifas han aumentado significativamente. “El porcentaje anual del precio del contenedor a nivel mundial ha subido 278 por ciento”, indicó.

Contenedores varados

Para Nicaragua los costos para movilizar carga en contenedores se han duplicado y para los países de Sudamérica se han cuadruplicado. ¿A qué se debe?

Jacoby comenta que “hay contenedores vacíos en el mundo, pero no están ubicados en donde deberían de estar; hubo un desbalance de la carga, por ejemplo, la carga que salía de China llegaba a Australia, pero como había problemas en Australia, entonces los contenedores se quedaban ahí y no regresaban”.

Siguiendo esta línea, añade que antes podía llegar un contenedor con carga y salía con carga, pero ahora puede llegar un contenedor lleno y si no se ha reactivado la actividad económica del país destino de las exportaciones, “entonces no se puede exportar y ese contenedor se queda vacío”.

Lea también: DGA empeora la crisis del plástico y empaques en Nicaragua, mientras el Mific está ausente

Pocos contenedores y alta demanda internacional

Manuel Miranda, presidente de la Asociación de Exportadores de Café de Nicaragua (Excan), aseguró recientemente a LA PRENSA que el reto con las exportaciones del grano de oro es la falta de contenedores disponibles, puesto que el café se exporta en contenedores de 20 pies y las navieras tienen un stock limitado.

“Al haber una reducción en las importaciones después del año 2018, cada vez están llegando menos contenedores de 20 pies a Nicaragua y, en consecuencia, hay escasez de los mismos para exportar café. Adicional a eso, con la recuperación económica que se ve en algunas partes del mundo, después del Covid-19, hay más países demandando contenedores de 20 pies por la reactivación del comercio mundial, esas dos cosas hacen que lleguen menos contenedores a Nicaragua”, sostuvo.

Por su parte, Mario Amador, presidente del Comité Nacional de Productores de Azúcar (CNPA), dice que no han experimentado tantos problemas porque las exportaciones que han realizado han sido en carga granel, es decir, que se transportan sin empaquetar o embalar.

“No hemos tenido problemas, todavía. Sé que hay problemas en todas partes, sobre todo con contenedores de grado alimentarios, son problemas con productos como la carne, que son productos refrigerados; o el maní, que son productos alimenticios más directos. Mientras, nosotros exportamos un producto que va a ser procesado posteriormente, entonces no tenemos problemas”, dijo Amador.

Otro conflicto a la vista

Carmen Hilleprandt, presidenta de la Cámara de Comercio y Servicios de Nicaragua, asegura que en estos momentos lo que “existe es un problema entre las navieras y los transportistas, ya que las navieras tienen sus tarifas y los transportistas sienten que a ellos se les está pagando muy poco para llevar el producto hasta el destino final”.

¿Se espera un cambio en el panorama? Jacoby considera que esta situación continuará en todo el año, debido a que la reactivación económica poscovid-19 ha sido difícil en algunos países. “Mientras no se mejoren las condiciones de salud a nivel mundial, significa que no va a haber un comportamiento económico similar en todo el mundo y eso va a seguir haciendo de que los contenedores no estén ubicados donde deberían estar”, concluyó.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: