14
días
han pasado desde el arresto de nuestro gerente Juan Lorenzo Holmann, y la toma de las instalaciones. Nuestra Redacción está hoy en el exilio. ¿Vas a permitir que la dictadura se salga con la suya?

La demanda del accionista Holmann contra LA PRENSA y su familia

En la edición del sábado 3 de octubre, LA PRENSA dio a conocer mediante un comunicado publicado en primera página, una demanda de tipo laboral interpuesta en el Juzgado Segundo de Distrito del Trabajo, el 24 de septiembre pasado, por el señor Hugo Holmann Chamorro, exgerente general y accionista de este grupo empresarial. Aunque en ese momento no se tenían los detalles de la demanda, el equipo de abogados de LA PRENSA inició el proceso de indagación y preparación de la estrategia de defensa. En una verdadera república nadie debería sorprenderse por una demanda, en este caso laboral, puesto que la garantía de la justicia está en el Estado de Derecho y la independencia de poderes. Dirimir un conflicto entre lo tuyo y lo mío debe hacerse de manera civilizada, con igualdad de oportunidades para que las partes argumenten y contraargumenten ante las instancias judiciales, las que están obligadas a escuchar, indagar y aplicar la ley de forma independiente, solo sometidas al imperio de la Ley.

Desde su fundación, hace 94 años, LA PRENSA ha abordado, profundizado y demandado de manera permanente un concepto de justicia compuesto por valores esenciales del Estado moderno, como son la ética, el respeto, la equidad, la libertad, la institucionalidad democrática y la independencia. En ese sentido, creemos firmemente en los nueve pilares de la democracia propugnados por Pedro Joaquín Chamorro Cardenal, el héroe nacional que defendió con su sangre las libertades públicas y el ejercicio de la ética en la administración de justicia.

Son esos principios: Justicia, Estado de Derecho y Ética los que LA PRENSA demanda al sistema judicial nicaragüense. Consideramos que los juicios a priori y fuera de las salas judiciales no abonan de ninguna manera al debido proceso, por el contrario, lo empañan y lo envician.

El accionista Holmann fue despedido por la Junta Directiva de este Diario porque cometió faltas contra principios éticos que la familia Chamorro defiende. Uno de estos, el respeto a la dignidad de nuestros trabajadores que fue atropellada de diversas formas por el señor Holmann, actitudes que pusieron en peligro la sostenibilidad del Grupo Editorial La Prensa y que esperamos que se nos permita la oportunidad y el derecho de poder demostrarlo en las instancias judiciales.

Es cierto que el accionista de LA PRENSA Holmann tenía un acuerdo de salario generoso en su calidad de gerente general y que fue aprobado por la mayoría accionaria de dos de sus dueños. Y asimismo es verdad que, como lo ha informado ampliamente LA PRENSA este viernes 16 de octubre, el señor Holmann fue liquidado con base a este acuerdo, por lo que recibió la cantidad de US$445,000 más el seguro de vida, seguro de salud, camioneta valorada en US$120,000, pagados para el 2021. Holmann recibió su pago en transferencia y aceptó un nuevo contrato ajustado a la realidad del negocio, esta vez firmado por todos los dueños. Pero después de comprobarse que solo llegaba a la empresa cuatro horas a la semana y maltrataba al personal, fue despedido en diciembre de 2019 con la invitación de hacer un finiquito que no quiso aceptar y cortó toda comunicación.

La estrategia de defensa de LA PRENSA siempre será la verdad, nunca la mentira, aportaremos todas las evidencias que sean necesarias y demostraremos con hechos verificables e irrebatibles que tenemos la razón.

No es la primera vez que nos ha tocado demostrarlo y lo volveremos a hacer. Nuestra prioridad es la defensa de nuestros trabajadores, así como la seguridad de que este informativo siempre viva al servicio de la Verdad y la Justicia.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: