14
días
han pasado desde el arresto de nuestro gerente Juan Lorenzo Holmann, y la toma de las instalaciones. Nuestra Redacción está hoy en el exilio. ¿Vas a permitir que la dictadura se salga con la suya?

Agencia calificadora advirtió que la economía continuará en recesión en Nicaragua, debido a diversos factores sociopolíticos. No mira a la economía creciendo en el 2020, como lo estima el régimen de Daniel Ortega. LAPRENSA/ARCHIVO

Moody´s: solo Nicaragua no crecerá en el 2021, aunque tenga su déficit fiscal controlado en el 2020

La agencia también proyecta que la recesión y los gastos relacionados con la pandemia plantean un desafío crediticio, ya que los gobiernos de Centroamérica enfrentan mayores necesidades de financiamiento.

La agencia Moody’s Investor señaló que la pandemia debilitó los ingresos de Centroamérica y aumentó sustancialmente los déficit de los gobiernos, reduciendo más el espacio fiscal. Pese a todo, en el 2021 se espera un crecimiento para la región, excepto para Nicaragua.

“Esperamos que los déficit fiscales se amplíen en toda la región en un contexto de menor crecimiento, impulsado por una combinación de mayores tasas relacionadas con el gasto de salud y transferencias, menor ingresos públicos y mayor pago de intereses. Estas condiciones conducirán a mayores cargas de la deuda y los intereses en 2020-2021. La pandemia empujará a la región a una aguda recesión económica en 2020, con un repunte en 2021 para todos, menos Nicaragua”, indicó.

Jaime Reusche, vicepresidente-senior Credit Officer, de la clasificadora de riesgo Moody’s Investors Service, sostuvo que los países antes de la pandemia tenían ingresos fiscales precarios.

“Antes de que se desatara la crisis del coronavirus ya había algunos soberanos en la región con perfiles fiscales débiles y que estaban enfrentando serios retos para estabilizar el nivel de deuda pública, o con sus economías batallando para crecer”, expresó Reusche.

Lea además: El inusual mecanismo de entrega de préstamo que Ortega aceptó con el BID y con el que perdió el control de US$43 millones

En el caso de Nicaragua, hay que recordar que en febrero del 2019 se aplicó una brutal reforma fiscal ante la fuerte caída de los ingresos tras la crisis sociopolítica que se dio en el 2018. Además en este nuevo contexto mucho países como medida temporal han flexibilizado las leyes tributarias, pero el régimen de Daniel Ortega no apoyó ese tipo de iniciativas.

La recesión

La agencia también proyecta que la  recesión y los gastos relacionados con la pandemia plantean un desafío crediticio, ya que los gobiernos enfrentan mayores necesidades de financiamiento.

“La volatilidad del mercado supone desafíos para los soberanos centroamericanos que enfrentan mayores necesidades de financiamiento en medio de mayores déficits fiscales”, detalla.

El informe de la agencia revela que la pandemia de coronavirus provocará una contracción económica del 3.5 por ciento para la región este año, “un marcado contraste en comparación con el promedio crecimiento anual del 3.1 por ciento en 2015-2019”.

Según la proyección, Costa Rica, El Salvador y Nicaragua experimentarán contracciones del PIB real de cuatro por ciento o más, mientras la actividad económica en Guatemala, Honduras y Panamá se reducirá en alrededor de dos y tres por ciento.

En el caso de Nicaragua las proyecciones de la agencia siguen siendo conservadoras porque el Banco Mundial espera una contracción del 6.3 por ciento y el Fondo Monetario Internacional (FMI) espera una caída del seis por ciento.

Lea también: BID aprueba a Ortega, bajo estricta supervisión, 43 millones de dólares para atención al Covid-19

Moody’s indica que todas las economías centroamericanas están en recesión debido a que la actividad interna se paralizó en medio de órdenes de quedarse en casa para contener la propagación del virus y otros factores también juegan un papel importante como las remesas familiares.

Sin embargo aunque este año el panorama es oscuro, la agencia señala que en el 2021, con excepción de Nicaragua, “proyectamos un crecimiento del PIB en Centroamérica para superar la tendencia de largo plazo. Aún así, a pesar de crecimiento por encima de la tendencia en la mayoría de los países, en el mejor de los casos, la actividad económica alcanzará niveles comparables a los observados en 2019 a fines de 2021 o probablemente a principios de 2022”.

Gastos se elevaron

La agencia calficadora Moody’s proyecta que en el 2020 el gasto será el principal impulsor de déficits más amplios. Los gastos se elevarán al 25.2 por ciento del PIB en promedio para la región, desde 22.8 por ciento en 2019.

Sin embargo “Nicaragua es una excepción ya que no ha implementado un bloqueo formal y el Gobierno no ha respondido con medidas de gasto fiscal dadas sus limitadas fuentes de financiamiento y la falta de acceso al mercado, elementos que reducen severamente su capacidad para financiar gastos adicionales”.

¿Por qué el gasto aumentó en la región? También señala que el gasto público más alto relacionado con la pandemia y las medidas de desgravación fiscal temporal darán lugar a déficits sustancialmente mayores.

Lea además: Cuatro organismos y agencias vigilarán ejecución del préstamo del BID para atender la pandemia en Nicaragua

“Los gobiernos centroamericanos implementaron una variedad de medidas de estímulo fiscal para abordar el impacto sanitario y económico de la pandemia. Además de un mayor gasto sanitario, algunos gobiernos aumentaron las transferencias de efectivo a los desempleados y a segmentos vulnerables de la población, mientras que otros esbozaron planes de recuperación a mediano plazo mediante la asignación de fondos para infraestructura proyectos para estimular la economía una vez que la pandemia ceda”, señala.

Economía Centroamérica déficit fiscal Moody’s Nicaragua archivo
×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: