14
días
Desde que las instalaciones de LA PRENSA fueron tomadas y nuestro gerente general, Juan Lorenzo Holmann, fue detenido. ¡LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD!

Radio La Costeñísima ha sido objeto de acoso y asedio desde el estallido de la crisis sociopolítica en 2018. LAPRENSA/ ARCHIVO.

La saña del régimen con radio La Costeñísima. «La quieren desaparecer», dice su jefa de prensa

Asedio, amenazas a su personal y procesos judiciales. Radio La Costeñísima, la única fuera del control de la dictadura y la de mayor audiencia en su región, enfrenta una escalada de represión de la dictadura que busca callarla definitivamente.

Después del fallecimiento de Sergio León, director de radio La Costeñísima, en Bluefields, el régimen  ha intensificado las amenazas contra la jefa de prensa y periodistas de este medio de comunicación, el único independiente en la ciudad caribeña.

La persecución política y campaña de desprestigio en contra de radio La Costeñísima, de Bluefields, se debe a que es el único medio de comunicación independiente, y con mayor audiencia en el Caribe Sur, dijo a La Prensa, Kalúa Salazar, jefa de prensa del medio radial. «Por eso la intención de atemorizarnos y de querernos censurar. Callarnos, nos quieren desaparecer», dijo.

Salazar actualmente se encuentra en un proceso judicial, tras haber sido acusada por tres funcionarias de la Alcaldía de El Rama por supuestas calumnias. Sin embargo, hace dos meses, el director de la emisora Sergio León (quien falleció debido al Covid-19), también había recibido una demanda similar, por injurias y calumnias, al referirse en su programa Tras la Noticia sobre el fallecimiento de dos personas sospechosas de coronavirus.

Lea además: Hostigamiento a La Costeñísima no cesa: corte eléctrico la saca del aire por unas horas

Desde el inicio de la crisis sociopolítica en abril de 2018, los periodistas de radio La Costeñísima y las instalaciones como tal, fueron víctimas de acoso, amenazas y asedio policial. Luego del fallecimiento de Sergio León,  los comunicadores consideraron que la persecución, así como el asedio por medio de acusaciones judiciales sin fundamento terminarían, pero no pasó así. Ahora es Salazar, de 25 años, quien está siendo procesada.

«La acusación en contra de don Sergio no tuvo frutos porque falleció, pero la denuncia que me hicieron a mí, que es por calumnias, esa sí ya procedió, porque el juez aceptó la querella y envió a juicio oral y público para el 23 de septiembre de este 2020», confirmó Salazar.

 

LA PRENSA/Oscar Navarrete

Los experimentos de censura del régimen

El asesor legal de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), Pablo Cuevas, señala que es evidente que la represión que el Gobierno ha implementado en contra de los medios independientes ha ido evolucionando, de una manera «macabra».

«El Gobierno prueba de una manera, prueba de otra y ahí van cambiando y yo creo que no lo va a dejar de hacer hasta que logre su objetivo de desaparecer los medios independientes», advierte Cuevas.

Puede interesarle: Enfrentarse al narcotráfico y la persecución. La vida del periodista Sergio León Corea

El defensor de derechos humanos también recordó que en algunos momentos el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo intentó destruir los edificios, y aún así los medios de comunicación siguieron haciendo su labor. «Surgían,  pese al asedio policial en las afueras de los medios independientes. Diría yo que están experimentando una nueva manera de represión, ejerciendo acciones penales, por supuesto inventadas, para ver si esta vez sí les funciona», comentó.

El fin es acabar con La Costeñísima

Kalúa Salazar, jefa de prensa de radio La Costeñísima. LA PRENSA/ CORTESÍA.

Por su parte, Julio López, miembro de la organización de Periodistas y Comunicadores Independientes de Nicaragua (PCIN), afirma que este proceso (contra Kalúa) se enmarca en una continuidad de la sistemática represión en contra de La Costeñísima, que se suma al constante asedio, persecución y vigilancia policial.

«Sabemos que radio La Costeñísima tiene una amplia audiencia en el Caribe Sur en nuestro país, sobre todo el noticiero (Tras la Noticia) y la intención del Gobierno es terminar con esta emisora, que obviamente es incómoda para el régimen y está buscando los mecanismos indirectos para silenciarla. El interés de Ortega y Murillo es callar a este medio de comunicación», denunció López.

Salazar coincide en que «lo que le molesta al Gobierno es el perfil editorial que tiene la radio, porque siempre está al lado del pueblo, porque siempre se está llevando al micrófono las cosas que quieren silenciar de alguna u otra manera; que han querido atemorizar, intimidar, y cuando se traen las noticias hasta el programa, se expresan, se dan a conocer y hay una incidencia», aseguró.

Estas acciones tampoco son del agrado de las autoridades municipales y regionales, reconoce Salazar, por lo que ahora, a diferencia de los meses anteriores, han convertido a los periodistas y la emisora en el centro de asedio, intimidación, acoso y represalias.

Una patrulla de la Policía Orteguista se mantiene afuera de la sede de radio La Costeñísima. LA PRENSA/ CORTESÍA.

Asedio arreció tras la muerte de  Sergio León

Kalúa explica que la denuncia por injurias y calumnias en contra del periodista Sergio León fue interpuesta por una ciudadana, solicitando al director de la emisora un proceso de mediación ante la Dirección de Resolución Alterna de Conflictos (Dirac).

La acusación tuvo origen tras la divulgación de una información brindada por el alcalde liberal de La Cruz de Río Grande, Juan Ramón Espinoza, sobre el fallecimiento de dos personas por Covid-19.
«El alcalde (Juan Espinoza) dijo que habían muerto dos personas por Covid-19, cabe destacar que él es autoridad. Como en ese entonces se estaba queriendo ocultar el avance del Covid-19 en la Costa Caribe, así como en todo el país, lo más fácil fue demandar a don Sergio para que se callara», señaló Salazar.

Mientras que en su caso, la denuncia fue interpuesta por tres funcionarias orteguistas de la comuna de El Rama, que alegan ser víctimas del «delito de calumnias», que las involucra en supuestos actos de corrupción y que las ha dañado moral y psicológicamente.

«El asedio contra la radio se da desde mucho antes, pero el ojo del huracán para ese entonces era don Sergio, al morir don Sergio se ha incrementado una ola de violencia contra La Costeñísima, como perfiles falsos que son administrados desde las oficinas de instituciones públicas pidiendo que nos cierren el medio, que nos confisquen, eso lo vemos a diario en las redes», reveló Salazar.

El asedio ha incrementado, según Salazar, porque en la comunidad de El Rama no hay ningún medio de comunicación independiente, todos son oficialistas y la audiencia de La Costeñísima abarca una buena parte del municipio de la Costa Caribe Sur.

«No en toda la ciudad, pero gran parte de El Rama escucha La Costeñísima y ellos (el Gobierno), lo que están tratando es de ocultar todo tipo de información y problemas que haya entre los pobladores, de alguna manera quieren que haya miedo y que no hablen», insiste.

Lea también: El asedio policial, marca de fábrica de la dictadura de Daniel Ortega

López considera que el Gobierno lo que quiere lograr es la autocensura. «Mandan este tipo de mensajes para decir, o se callan o seguimos procediendo judicialmente en contra de ustedes. Un mensaje que es en vano, porque el periodismo independiente no se va a silenciar porque el régimen de Daniel Ortega así lo desee», aseveró.

Sergio León fue opositor del régimen Ortega Murillo, por lo que sufrió acoso en los últimos dos años. En junio de 2019, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) otorgó medidas cautelares a favor del periodista y su familia.

Ortega supera a Somoza en asedio a periodistas y opositores

El general en retiro y disidente sandinista, Hugo Torres, afirma que los actos de represión, persecución y amenazas que Daniel Ortega ha ejecutado en contra de la libertad de prensa independiente en Nicaragua han superado los niveles de asedio de la dictadura somocista.

«Es cierto que durante la dictadura de Somoza mataron a Pedro Joaquín Chamorro (director del Diario La Prensa/ 10 de enero de 1979), que fue brutal. Pero el asedio así como se ha dado contra los medios de comunicación en la época de Ortega y Murillo, sostenido en el tiempo, durante ya varios años, desde abril de 2018 para acá, es un hecho único», compara.

Los medios independientes en el país no solo han sufrido asedios y censuras, también han sido invadidos y tomados, tal es el caso de 100% Noticias y Confidencial.

«Han cuarteado la libertad de expresión y sigue la represión contra los medios. Ahora vemos a dos periodistas acusados (Kalúa Salazar y David Quintana, de Boletín Ecológico). El daño es sistemático y brutal, haber retenido el papel y los insumos de un principio del extinto El Nuevo Diario, pero también durante un tiempo del Diario La Prensa son actos bárbaros», señaló.

Asimismo recuerda que para la época de los Somoza hubo censura contra la prensa, pero no se compara a la represión elaborada por la pareja de dictadores actuales. «No recuerdo que para los medios escritos haya habido un asedio de esta naturaleza, había censura de vez en cuando, pero la represión de Ortega y Murillo es más elaborada», asegura.

Entre el 1 de enero y el 15 de julio de 2020, el PCIN registró 351 delitos contra la libertad de prensa y acceso a la información.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: