14
días
han pasado desde el arresto de nuestro gerente Juan Lorenzo Holmann, y la toma de las instalaciones. Nuestra Redacción está hoy en el exilio. ¿Vas a permitir que la dictadura se salga con la suya?
giovanni guido, excarcelado político

En junio de 2018 Giovanni Guido perdió el ojo derecho luego de disparos realizados por paramilitares, ahora es acusado de vender drogas. LA PRENSA/CORTESÍA

Policía Orteguista detiene nuevamente a excarcelado político y ahora lo señala de tenencia de drogas

La Policía Orteguista no solo se llevó a dos jóvenes, sino que además se robó un iPad, otra tableta, el teléfono del excarcelado y un ahorro de dos mil córdobas, denunciaron sus familiares.

El joven excarcelado político Giovanni Guido Morales, de 21 años, está siendo señalado de vender estupefaciente, luego de que este miércoles 8 de enero fuera detenido por la Policía Orteguista (PO), cuando se encontraba en su casa en el barrio Francisco Salazar, en Managua. Él se encuentra en la Estación Cinco de la PO.

La PO también detuvo, junto a Giovanni, a su hermano Óscar Ortiz Morales, de 19 años, pero fue liberado la tarde de este viernes 10 de enero.

Giovanni Guido perdió su ojo derecho al recibir impacto de charneles de parte de parapolicías en junio de 2018, cuando Nicaragua vivía los meses más crudos de las protestas contra la dictadura Ortega Murillo.

Erika Morales, madre de ambos jóvenes, declaró a LA PRENSA que la PO llegó “al brinco” a su casa -cuando solo encontraban cuatro jóvenes, dos de ellos menores de edad,- con la excusa de que había una denuncia de venta de drogas en ese lugar.

“Ellos hicieron lo que quisieron, registraron todo, no quisieron que nadie anduviera detrás de ellos. Mi sobrina les dijo que qué buscaban y ellos le dijeron que era droga, que había una denuncia de que se vendía droga”, expresó Morales, quien agregó que esa sería la tercera vez que la PO llega a su casa con la misma excusa, pero que no encuentran nada.

Lea Además: «Nos faltan 65»: excarcelados exigen la libertad de todos los presos políticos

Al momento en que Morales llegó a su casa, encontró el escenario de que los dos menores estaban fuera de su casa, y sus dos hijos adentro, amenazados con un AK en su cabeza.  “Les dije que qué buscaban, que qué estaban haciendo, que eso no era correcto estar ahí sin ningún adulto. Ustedes lo que andan buscando es cómo poner (drogas) para perjudicar a este chavalo (Giovanni)”, reclamó Morales a los oficiales.

De acuerdo a Morales, sus hijos nunca estuvieron involucrados en las protestas antigubernamentales, y tampoco tienen algún vicio. Giovanni se encuentra desempleado luego de perder su ojo, y Carlos es trabajador de una zona franca.

“Encuentran” mochila con drogas

Al finalizar el allanamiento, la PO “encontró” una mochila rosada que contenía drogas.  Sin embargo, Morales denunció que los oficiales no le permitieron acercarse a los cuartos mientas ellos revisaban. “Yo les digo que esa mochila no son de mis hijos, yo nunca había visto esa mochila, yo les dije en su cara que eso (la droga) lo pusieron ellos, y uno se me puso a reír”, relató la afectada.

La PO no solo se llevó a los dos hijos de Morales, sino que se robó un iPad, una tableta, el teléfono de Carlos y un ahorro de dos mil córdobas que tenía Morales.

Lea también: «La presión es tan fuerte que a veces uno extraña estar dentro la celda». La estresante vida cotidiana de los excarcelados asediados por la dictadura

“Por tus huevitos que te tenés te voy a llevar (a la cárcel)”, le expresó un oficial a Giovanni, luego que este impidiera que la PO revisara a su prima de 15 años. “Y lo cumplió, se lo llevó”, dijo conmocionada Morales.

La madre de las víctimas manifestó que la PO ya había detenido en varias ocasiones a Giovanni, pero luego de un par de horas lo dejaban ir. “Yo quisiera saber porqué están molestando a mi hijo, si nunca han comprobado nada”, insistió Morales. El Ministerio Público, hasta este viernes no había presentado los cargos en contra del joven.

Temen una infección en su ojo

El 7 de junio de 2018, Giovani Guido regresaba de su trabajo cuando paramilitares que se movilizaban en camionetas Hilux, dispararon a la cara y los charneles impactaron en el ojo derecho, haciendo que lo perdiera.

En octubre de 2018 el joven fue detenido y acusado de supuesto homicidio frustrado. Estuvo en la cárcel por ocho meses, tiempo que desarrolló una fuerte infección en su ojo que hasta el momento se sigue tratando, expresó con preocupación su mamá.

Puede interesarle:  Al menos nueve jóvenes perdieron un ojo por disparos durante las protestas

Irela Iglesias, quien apoya con el costo de la prótesis, explicó que Giovanni corre el riesgo de volver a perder su nueva prótesis, a como ocurrió durante su primera encarcelamiento, y que su agrave la infección.

“En la cárcel le dio una infección en el ojo, le salió una pelotita, y la cavidad del ojo le aumentó, entonces la prótesis se le dañó porque el cuido es delicado, hay que lavarlo con agua y tenerlo en un vaso con agua todas las noches, pero en las cárceles no hay condiciones. Entonces cuando él salió, se le trató la infección y le volví a hacer su prótesis, pero ese es mi miedo, de que le pase lo mismo”, expresó Iglesias.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: