14
días
han pasado desde el arresto de nuestro gerente Juan Lorenzo Holmann, y la toma de las instalaciones. Nuestra Redacción está hoy en el exilio. ¿Vas a permitir que la dictadura se salga con la suya?
OEA, protestas, protestas

El canciller orteguista Denis Moncada Colindres en uno de los múltiples viajes que ha realizado para presentarse ante la OEA. LA PRENSA/ OEA

Canciller Denis Moncada gestiona en el Vaticano sacar del Diálogo Nacional a obispos que están “a favor de la oposición”

El canciller Moncada viajó esta semana al Vaticano y aseguró que el Diálogo Nacional está estancado por "las acciones de algunos sectores de la Conferencia Episcopal"

El canciller de Nicaragua, Denis Moncada, gestionó la semana pasada en el Vaticano, en Roma, Italia, una orden para que los obispos, que según él “se han puesto a favor de la oposición”, se retiren como mediadores del Diálogo Nacional debido a que al gobierno de Daniel Ortega le interesa “reestructurar” la mediación solo con los religiosos que él considere ecuánimes.

El cardenal Leopoldo Brenes, presidente de la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN), descartó que se llegue a sacar a uno de sus miembros.

El canciller Moncada viajó esta semana al Vaticano y en una entrevista al medio digital www.resumenlatinoamericano.org —reproducida por medios oficialistas en Nicaragua—, Moncada culpó del estancamiento del Diálogo Nacional a “las acciones de algunos sectores de la Conferencia Episcopal, que abiertamente se han puesto a favor de la oposición”.

Lea también: Daniel Ortega le exige a los países miembros de la OEA “no entrometerse” en los asuntos de Nicaragua

“El diálogo se debe reestructurar con aquella parte de los obispos que han mantenido un comportamiento ecuánime. También por esto hemos venido al Vaticano. Debemos encontrar el mejor camino para definir un nuevo diálogo y resolver la situación interna, sin injerencias internacionales. (…) En esta visita, nos parece que hemos sido escuchados, que hemos podido explicar nuestras razones”, declaró Moncada.

Ningún obispo se retira

El cardenal Brenes aún no es informado por la Santa Sede de lo expuesto por el canciller Moncada, pero fue claro en que “el Vaticano no se deja llevar por solicitudes ajenas” para el nombramiento o retiro de los obispos.

Le puede interesar: Pintan tenebrosos mensajes en iglesias de Estelí

“Lo que sí puedo decir es que el traslado de un obispo no depende de las firmas que se recojan. Solamente si un obispo ha tenido una situación difícil, cuando ha llegado a la edad de 75 años o cuando el obispo pide su renuncia. Pero de otra forma el Vaticano no se deja llevar por solicitudes ajenas a la dinámica nuestra”, respondió el cardenal Brenes a periodistas al final de la misa de este domingo en la Catedral de Managua.

Brenes fue categórico en que “en ningún momento” aceptarían que uno de los obispos fuese retirado como mediador en el diálogo por presión del Gobierno.

“Nosotros hemos estado en el Diálogo como Conferencia Episcopal, no como individuos. Cuando me propusieron (Ortega) formar parte del diálogo dije que lo aceptaba, pero como Conferencia Episcopal”, reiteró el cardenal Brenes.
Desde el 18 de abril en Nicaragua se vive una jornada de protestas ciudadanas que exigen la renuncia del presidente designado Daniel Ortega y su esposa y vicepresidenta Rosario Murillo, y el adelanto de las elecciones. El régimen respondió con una brutal represión con paramilitares y miembros de la Policía Nacional en contra de las manifestaciones, que deja más de cuatrocientos muertos, miles de heridos y la detención y enjuiciamiento ilegal de cientos de protestantes antigubernamentales, de acuerdo con organismos de derechos humanos.

Varios sacerdotes y obispos, como Silvio Báez y Abelardo Mata, obispo auxiliar de Managua y obispo de la Diócesis de Estelí, respectivamente, han sido amenazados de muerte, insultados y sufrido agresiones físicas por parte de turbas orteguistas. Además varias parroquias también han sido profanadas por turbas orteguistas.

Durante los días de mayor crisis, Ortega se vio forzado a convocar a un Diálogo Nacional y pidió a la Conferencia Episcopal ser mediadora y testigo. Ahora Ortega acusa a los obispos católicos de “golpistas” y emprendió una campaña para descalificarlos en su papel de mediadores en el Diálogo Nacional, debido a la postura de los religiosos de condenar la represión contra civiles y haberle planteado al mandatario el adelanto de las elecciones para marzo de 2019, como vía pacífica y democrática para solucionar la crisis. Está previsto que las elecciones se realicen en 2021.

El diálogo entre el Ejecutivo y la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia (que agrupa a estudiantes, campesinos, empresarios, productores y la sociedad civil) está suspendido desde el 16 de junio pasado. Aún no hay fecha para retomarlo. Esta semana es posible que la CEN se reúna para analizar la situación, pero el cardenal Brenes reiteró que no existe ninguna comunicación con el Ejecutivo.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: