14
días
han pasado desde el arresto de nuestro gerente Juan Lorenzo Holmann, y la toma de las instalaciones. Nuestra Redacción está hoy en el exilio. ¿Vas a permitir que la dictadura se salga con la suya?

Pintas en las paredes de la iglesia San Francisco de Asis de Estelí. LA PRENSA/ROBEERTO MORA

Orteguistas realizan pintas en iglesia y viviendas de opositores en Estelí y Jinotepe

Los simpatizantes orteguistas han puesto pintas en las viviendas de quienes han protestado contra el Gobierno de Daniel Ortega

Las paredes de la iglesia católica San Francisco de Asís y de algunas casas del barrio El Rosario, al este de Estelí, amanecieron este viernes pintadas con las palabras “plomo” y “fuera golpistas”. Este mensaje ha sido usado por grupos orteguistas para referirse a quienes se han manifestado contra el gobierno.

La iglesia es dirigida por el padre Eugenio Pastor Rodríguez, director de Cáritas Diocesanas de Estelí y uno de los sacerdotes que se mantuvo activo junto al padre Julio Melgar, en la mediación durante los conflictos que se originaron en ese departamento, sobre todo cuando estuvieron los tranques tanto en la salida de la ciudad como en La Trinidad.

Lea además: Pobladores realizan pintas en la casa de alcalde de Jinotepe

Pintas en viviendas de opositores estelianos. LA PRENSA/ROBERTO MORA

Estos sacerdotes también fungieron como mediadores para que muchos jóvenes detenidos después del ataque armado a los tranques fueran liberados. Sin embargo, ahora son blanco de amenazas por gente ligada al gobierno de Daniel Ortega que, según líderes mundiales como el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, le han declarado la guerra a la iglesia Católica.

Le puede interesar: Peligrosa escalada de intimidación a periodismo independiente en Nicaragua

LA PRENSA se comunicó con el padre Pastor, pero dijo que se reunirá primero con su feligresía el próximo domingo para después emitir una reacción oficial. Las pintas también han sido puestas en las viviendas de dirigentes opositores como la ex candidata a alcalde por el Partido Liberal Constitucionalista (PLC) de Estelí, Verónica Hudiel, y en la de militantes sandinistas que no han querido apoyar las acciones del actual Gobierno.

También en Jinotepe

En Jinotepe, las casas de los ciudadanos que no están de acuerdo con el Gobierno y de manifestantes que participaron en marchas, lucen con pintas rojas y negras, donde los tildan de “asesinos y torturadores”. Además, para causar terror les agregan en las paredes la palabra “plomo”.

La casa del mayor en retiro del Ejército Popular Sandinista (EPS), Roberto Samcam Ruiz, es una de ellas. Por las múltiples amenazas de muerte que ha recibido de manera directa y en las redes sociales, decidió abandonar su hogar.

Así luce la casa del exmayor del Ejército Roberto Samcam Ruiz. LA PRENSA/MYNOR GARCÍA

El exmilitar es oriundo de Jinotepe, ha sido crítico del gobierno de Ortega y por ello lo han tildado en las redes sociales de financiar el supuesto “golpe de estado”. Es miembro fundador del Grupo Patriótico de Militares Retirados y presidente Departamental del Movimiento Renovador Sandinista (MRS), en Carazo. Editorialista y conductor de un programa radial.

A Radio Sterero Romance que ha denunciado los actos de asedio y represión en Carazo, lo han tildado de terrorista. LA PRENSA/MYNOR GARCÍA

Lea más en: La pintada de postes en azul y blanco es la actividad más movida en Chinandega

El también mayor en retiro del EPS y exsecretario político departamental por el partido político Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), Tomás Maldonado Pérez, se alejó también de su familia porque en las redes sociales lo involucran de haber participado en las marchas de los autoconvocados. Al igual que Samcam, lo tildan de terrorista y, como uno de los máximos responsables de los hechos de violencia en Jinotepe. A su hijo Johao, le atribuyen los mismos cargos.

 

Las instalaciones de Radio Sterero Romance y la casa de Rodrigo Rodríguez, miembro del Movimiento 19 de abril en esta región, entre otras, fueron también marcadas. Muchas están deshabitadas y las que no, sus habitantes por miedo a represalias, temen hablar.   

El asedio de grupos paramilitares y policiales, contra la oposición, continúa. Pobladores denuncian allanamientos y detenciones ilegales.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: