14
días
han pasado desde el arresto de nuestro gerente Juan Lorenzo Holmann, y la toma de las instalaciones. Nuestra Redacción está hoy en el exilio. ¿Vas a permitir que la dictadura se salga con la suya?

Los asistentes al plantón de las Madres de Abril realizaron una pequeña marcha alrededor de la rotonda Rubén Darío. LA PRENSA/J.FLORES

Madres de Abril declaran duelo permanente en Nicaragua

Las Madres de Abril se plantaron este jueves --una vez más -- en la rotonda Rubén Darío, en Managua, para exigir justicia por sus hijos asesinados

El dolor de haber perdido un hijo, hermano o amigo y el afán de justicia por sus asesinatos, es el motor que impulsa al grupo autodenominado Madres de Abril quienes este jueves se plantaron –una vez más– en la rotonda Rubén Darío, en Managua, para exigir justicia.

“Nuestras madres no se rinden, exigen justicia”, gritaban los asistentes al plantón, mientras levantaban las fotografías de los jóvenes asesinados en las protestas contra el Gobierno.

Amanda de Gahona, madre del periodista asesinado Ángel Gahona, fue una de las primeras en tomar el micrófono para declarar “duelo nacional, hasta que haya justicia en Nicaragua… Sabemos que estos crímenes no quedarán impunes, pero queremos que cese la represión, que cese la masacre en nuestros pueblos”.

Lea también: Las madres de abril y mayo

Este plantón de las Madres de Abril se realizó una semana después de la marcha del Día de las Madres, día en que la Policía Nacional y los grupos paramilitares del Gobierno masacraron a los manifestantes dejando un saldo de 18 personas asesinadas y 218 lesionados en diferentes partes del país.

Ana María Pizarro, del comité de las Madres de Abril manifestó: “En estas primeras semanas nos trajo (a este plantón) el dolor y la incredulidad por la forma en que fueron asesinados, porque mucho más de recibir tiros, los dejaron botados en algunos sitios, torturados, gravemente golpeados y muchas veces los negaron durante muchos días hasta que les dijeron que estaban en las morgues y por eso marchamos”.

Por otro lado, Yader Parajón, hermano de Jimmy Parajón uno de los asesinados en la Upoli, motivó a todos los asistentes al plantón a continuar protestando, exigir justicia por los muertos y apoyar a las personas que están en las universidades y en los tranques de todo el país.

Le puede interesar: Perspectivas de la marcha de las Madres de Abril y el plantón de los orteguistas en Managua

Las madres no están solas

La líder campesina, Francisca Ramírez, dijo a las Madres de Abril que no están solas y que la población no va a permitir que la Policía Nacional y los paramilitares sigan masacrando a estudiantes y a quien protesta contra el Gobierno.

“El pueblo está en las calles, el pueblo está diciendo que no vamos a perdonar que Daniel Ortega haya asesinado a tantos ciudadanos nicaragüenses, como lo siguió haciendo anoche (la noche del miércoles) en Chinandega, en Masaya, en la comarca de El Tule tenemos un campesino muerto”, dijo Ramírez.

Le puede interesar: La masacre orteguista en el Día de las Madres cobró 18 vidas

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: