14
días
han pasado desde el arresto de nuestro gerente Juan Lorenzo Holmann, y la toma de las instalaciones. Nuestra Redacción está hoy en el exilio. ¿Vas a permitir que la dictadura se salga con la suya?
Humberto Belli Pereira

¿Hora de los latinos? Quién sabe

Andrés Oppenheimer, en su reciente artículo “La hora de los latinos”, celebró que los hispanos en Norteamérica, cuyo 71 por ciento votó por Obama, sean una fuerza electoral creciente: “El gigante latino demostró que no estaba dormido. Eso es bueno para los latinos, para Latinoamérica, y para los Estados Unidos”. ¿Lo será? Depende.

Lo positivo o negativo del creciente voto hispano estará en función de cuánto pueda contribuir al progreso integral del país. La democracia es un sistema muy bueno en cuanto confiere al pueblo el poder de escoger sus gobernantes y legisladores y, en consecuencia, el rumbo de su nación. Por esa misma razón sus buenos resultados dependen de la sabiduría con que el pueblo usa el voto.

Cuando en una sociedad predominan los electores que juzgan mejor temas complejos pero esenciales, como políticas fiscales o temas de política exterior, y que además piensan a largo plazo, los votos suelen acertar en la dirección correcta. Por el contrario, cuando adquieren mayor peso aquellos sectores con menor capacidad crítica, o que no ven más allá de sus beneficios inmediatos, como las clientelas que se entusiasman con los Chávez que reparten regalos a diestra y siniestra, aunque estén hipotecando el futuro, entonces los votos pueden contribuir a descarrilar el país.

La comunidad latina en Norteamérica tiene posiblemente más gente del segundo sector que del primero: una alta proporción son inmigrantes con poca instrucción, quizás “mojados”, o descendientes de los mismos, y, sobre todo, suelen estar influidos por una tradición cultural que tiende a ver al Estado como un gran dispensador de beneficios. Es posible que no pocos de ellos calcen en la descripción, un poco estereotipada, que hizo Rommey en su famoso desliz refiriéndose al 47 por ciento que no paga impuestos: “gente que se sienten víctimas y con derecho a recibir transferencias o partidas estatales”. Rentistas, en otras palabras.

Entre el 71 por ciento de hispanos que votó por Obama hubo muchos que lo hicieron por preferir sus políticas migratorias. Pero también bastantes cuya motivación fue acceder a los beneficios sociales, o a largueza estatal, que suele favorecer el Partido Demócrata. El 21 por ciento que votó por Rommey, en cambio, estuvo constituido mayoritariamente por hispanos que devengan mayores ingresos y pagan más impuestos y, minoritariamente, por cristianos conservadores opuestos al aborto y a los matrimonios gay defendidos por Obama.

El hecho relevante para el futuro es que a medida que aumente el peso demográfico de los hispanos, quienes en pocos años serán el 25 por ciento del electorado, aumentarán probablemente los votos favorables a los candidatos distribucionistas o estatistas. Esto solo podría variar si un porcentaje importante de latinos logra prosperar y salir de las filas de los que absorben o reclaman recursos del Estado, para ingresar en las filas de quienes los producen. Estar a uno u otro lado de esta ecuación afecta mucho las preferencias políticas.

Gran parte de la grandeza de Norteamérica se ha debido a que, a diferencia de muchos gobiernos latinoamericanos, como los de Argentina o Venezuela, o europeos del sur, como el de Grecia, sus líderes han sabido atender muchas necesidades sociales sin asfixiar la productividad e iniciativa del sector empresarial y sin incurrir en déficits fiscales impagables. Esto en parte se ha debido al peso de un electorado con una alta proporción de individuos productivos con visión de nación. Pero este balance puede cambiar —algunos temen que ya está ocurriendo— si aumenta el electorado con propensiones rentistas. Esto no sería buena noticia ni para Estados Unidos ni para nadie. La salud económica del mundo entero requiere que el gigante no enferme.  

El autor es sociólogo, fue ministro de educación (1990-1998).

COMENTARIOS

  1. JIC
    Hace 10 años

    Totalmente de acuerdo con Humberto, cuando empezaron con este cuento de los latinos espueleados por conglomerados de radio y T.V. Hispanos como UNIVISION que lo que buscan es su tajada en $$$ por la publicad hispana me empecé a preguntar ¿Qué harán los latinos si algún dia controlan el poder de voto en USA? Seguirán viniendo ilegales por millones. La mayoría busca beneficios del Estado. Antes latinos venían a trabajar y hacer su futuro. Ahora parece que vienen a ver que cogen A ser carg

  2. rota
    Hace 10 años

    El desliz de Romney del 47% fue aprovechado deshonestamente por intereses de grupos que mal informan al hispano, esto sumado a la campaña democrata, de falta de seriedad, sobre la realidad de USA, como el aspecto economico, mas el abrir las arcas de la nacion para la asistencia social a como predicaba su lider, convirtiò esta campaña electoral en una campaña de falta de seriedad hacia el pueblo Americano. Hubo falta de anàlisis y de vision a largo plazo que probable nos lleven a rumbo incie

  3. Silvio
    Hace 10 años

    Ni siquiera republicanos extremistas como Ana Navarro han aceptado el argumento de Romney justificando su derrota. Navarro le respondió “Romney, take responsibility for being flawed candidate, w/delusional campaign w/no vision. Hispanics don’t want “gifts”. We want opportunity”. Mr. Belli, su elitismo de club social no se puede tapar, pero al menos sea original. No le luce estar repitiendo refritos de los extremistas Rush Limbaugh y Bill OReilly.

  4. Donald Contreras
    Hace 10 años

    Sr. Humberto Belli, me parece de mal gusto q Ud. se exprese de esa manera de los hispanos en general aqui en los EEUU; alguna vez ha estado mas de 6 meses en ese pais? Ud. tiene alguna idea de como viven ellos en ese pais?? claro entiendo su comentario si me contesta esto: como alguien en su condicion puede hablar asi, si en su tiempo de ministro de educacion no hizo nada en nicaragua por 8 ANOS q es mucho tiempo, puede juzgar a la ligera el cambio demografico en otro pais???

  5. Wilfredo Bermudez
    Hace 10 años

    El senor Belli dio en el clavo. Los Latinos de la nueva generacion, tienen “Vison de Tunel”solo les interesa los beneficios de ellos y no los problemas de USA> No tienen responsibilidad civica , ocupan los trabajos , los debaja escala que iban a los que tienen el derecho , bajan los sueldos, se congracian con los jefes para meter a sus compadres, y de una manera u otra forzan a quien esta legalfuera del trabajo. Los Latinos nuevos aqui (siguiente)

  6. Wilfreedo Bermudez
    Hace 10 años

    Romney fue un mal candidato, un mal debatista(?) mal asistido. Pareciera que no fue preparado correctament y teni a solo una linea ” Necitamos Trabajo” “Yo se como hacerlo” Nunmca pudo fajarse con Obama en los temas que salian en otros asuntos Mucha oportunidad perdio. Habria la boca y se metia el pie en ella. El padre de el fue lo mismo, hablaba estupideces

  7. Fernando Abel Gallard Prio
    Hace 10 años

    Yo le aconsejaria a Don Humberto Belli Pereira que se informe con su hermana acerca de la situacion en los Estados Unidos y ademas tambien seria imprescindible que se viniera a vivir por un año aca, para poder tomar datos con certeza y de esta manera llegar a una opinion mas ajustada a la realidad. Referente a los regalos, muchas personas abusan y la mayoria es gente sajona, pero eso regalos son de gran necesidad para los que en legitima buena fe los necesitan, sea blanco,negro o moreno.

  8. lector
    Hace 10 años

    Hora del sociologo? Hora Romney.

  9. Wilfredo Bermudez
    Hace 10 años

    (siue) aqui nos hacen pasar verguienzas a los que estamos aqui por su extrama pobreza de character. siempre viven de caridad y no aprenden el ingles. Amenazan a los duenos de los trabajos si se les exige que hablen el Ingles. Estan protegidos por los politicos de la Izquierda que les conviene el voto Latino. Nos da una verguenza ser Latino Por ellos sufrimos descriminacion

  10. LA EXTRAPOLACION DEL DR NO ES VALIDA
    Hace 10 años

    Esto nos lleva al meollo del asunto. La masa latinoamericana no es rentista a causa de su ADN. Es rentista por incapacidad o ceguera ciudadana. El inmigrante adulto no conoce otro camino, no tiene conciencia ciudadana, pero los que inmigraron niños, y han recibido alguna educación, han comenzado a ejercitar esa conciencia. Lo vemos en los jóvenes que se manifiestan cívicamente en las calles no para obtener ayudas de beneficencia sino, específicamente, acceso a educación superior.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: