14
días
han pasado desde el robo de nuestras instalaciones. No nos rendimos, seguimos comprometidos con informarte.
SUSCRIBITE PARA QUE PODAMOS SEGUIR INFORMANDO.

Campaña contra el Gusano barrenador

Gusano barrenador mata a una persona en Costa Rica, en Nicaragua se desconoce la situación

En Nicaragua desde el 12 de mayo que anunciaron 55 casos, no actualizan la situación de la plaga que en Costa Rica se extendió a todo el territorio y supera los 2 mil casos en animales y ocho en humanos.

En medio del secretismo que caracteriza al régimen Ortega Murillo, la declaratoria de alerta sanitaria animal, por la presencia del gusano barrenador en el ganado pronto cumplirá tres meses, sin que las autoridades nicaragüenses informen sobre la evolución de la plaga, que en Costa Rica ya cobró la vida de una persona y mantiene bajo tratamiento médico a otras siete. Además, al 11 de junio se contabilizaban 2,014 casos de gusano barrenador en animales, distribuidos en todo el territorio costarricense.

Mientras tanto en cambio en Nicaragua, la más reciente actualización de casos en animales se reportó el 12 de mayo, cuando Ricardo Somarriba, director del Instituto de Protección y Sanidad Agropecuaria (IPSA), confirmó la presencia de 55 casos del gusano barrenador, distribuidos en comunidades de Río San Juan, Rivas; y el Caribe Sur. En ese momento de los casos 41 eran en ganado bovino, ocho en porcinos y cuatro en equinos. Desde entonces el IPSA no volvió a dar cifras de los casos.

Somarriba comparece regularmente en los medios de comunicación oficialista, pero se limita a ensalzar el trabajo que están haciendo para frenar el avance de esta plaga que puede causar la muerte de animales y personas.

Lea además: ¿Qué es el gusano barrenador que ya provocó 13 casos en Nicaragua y amenaza a la ganadería?

Moscas estériles para frenar al gusano barrenador

En su más reciente comparecencia Somarriba aseguró que para controlar la plaga, con la ayuda de seis avionetas esparcen unos 27 millones de moscas estériles cada semana; y recientemente comenzaron a esparcirlos también de forma terrestre. Esto lo hacen porque la mosca que transmite esta enfermedad se aparea una sola ves en su ciclo de vida que dura aproximadamente 21 días, entonces estos machos estériles frenan su propagación.

Los machos estériles los produce la Comisión Panamá–Estados Unidos para la Erradicación y Prevención del Gusano Barrenador del Ganado (Copeg) y los distribuye en toda la región. Hace algunos meses cuando aparecieron los primeros casos de gusano barrenador, Estados Unidos donó 10 millones de dólares para ayudar a erradicarla, tal como ocurrió hace unas décadas.

Con respecto a los macho estériles Somarriba dijo en su comparecencia, que a Nicaragua llegan desde Panamá a través de una línea aérea; además, sin entrar en detalles mencionó “que el gringo” quiere pasar la base de operaciones del programa a Honduras.

Los únicos detalles que brindó el funcionario, fueron los relacionados al trabajo que realiza el IPSA para controlar la plaga. Aseguró que en los casi noventa días que han transcurrido desde que se emitió la declaratoria de alerta sanitaria animal, han revisado 400 mil animales en las 4,800 fincas que han visitado. Pero cabe recordar que según cifras oficiales, el hato bovino del país supera los 5.8 millones de reses.

https://x.com/OIRSAoficial/status/1802000076107124808

Gusano barrenador mata a una y enferma a siete

Contrario a lo que ocurre en Nicaragua, las autoridades de Costa Rica entregan reportes constantes sobre la situación del gusano barrenador. Hace pocos días el Ministerio de Salud de ese país informó que una mujer de 19 años habitante de Guanacaste que padecía enfermedades crónicas murió recientemente y el deceso se atribuye a miasis por gusano barrenador.

“La paciente fue atendida en el Hospital de Upala por lesión en boca donde se le detectaron larvas y fue trasladada al Hospital México, de la capital. El pasado viernes se confirmó su diagnóstico de Miasis por gusano barrenador mediante resultado de laboratorio emitido por el Laboratorio Nacional de Servicios Veterinarios (Lanaseve–Senasa)”, dice un comunicado emitido por el Ministerio de Salud de Costa Rica.

Según el comunicado, la miasis por gusano barrenador es una enfermedad parasitaria causada por la fase de larva o gusano de la mosca Cochliomyia hominivorax. Afecta a todos los animales de sangre caliente, incluidos los humanos. El mecanismo de transmisión es cuando la mosca deposita los huevecillos en heridas y/o mucosas de los orificios corporales, invadiendo los tejidos vivos como la piel, la cavidad ocular, oral, nasal, genital y otras.

Medidas de prevención y control

Tras la muerte de esta persona, el Ministerio de Salud, la Caja Costarricense de Seguro Social y Senasa desarrollan una estrategia para la vigilancia de miasis por gusano barrenador en Humanos.

Además, informaron que los síntomas en los humanos pueden incluir: dolor localizado, prurito intenso, malestar en la zona afectada, eritema cutáneo, nódulos cutáneos, herida que supura, presencia de una protuberancia dolorosa en la piel con sensación que se mueve, que puede ser un indicador inicial de la infestación. Con frecuencia, se pueden observar huevecillos y/o larvas visibles en la herida.

Para prevenir y controlar el contagio, recomiendan mantener higiene personal; lavarse las manos regularmente con agua y jabón; realizar control, tratamiento e higiene en lesiones en piel; asistir al establecimiento de salud cuando presenta síntomas asociados a la enfermedad; mantener vigilancia y control en el cuidado de los animales, realizando revisiones frecuentes, así como la curación de todas las heridas e informar a las autoridades de salud animal (Senasa) sobre la aparición de animales de producción o domésticos con gusaneras.

Economía alerta sanitaria Ganadería gusano

Puede interesarte

×

El contenido de LA PRENSA es el resultado de mucho esfuerzo. Te invitamos a compartirlo y así contribuís a mantener vivo el periodismo independiente en Nicaragua.

Comparte nuestro enlace:

Si aún no sos suscriptor, te invitamos a suscribirte aquí