14
días
han pasado desde el robo de nuestras instalaciones. No nos rendimos, seguimos comprometidos con informarte.
SUSCRIBITE PARA QUE PODAMOS SEGUIR INFORMANDO.

Remesas desde EE. UU. suavizan su crecimiento, ¿empieza el fin del superciclo de estos envíos?

Aunque enero aún no marca una tendencia clara, el monto quedó por debajo del estimado mensual esperado por el BCN que era de alrededor de 420 millones de dólares.

La llegada de remesas desde Estados Unidos suavizó en enero su ritmo de crecimiento, pese a que el saldo es mayor con relación a igual mes del año pasado. En el primer mes del 2024, los familiares desde la unión americana enviaron a Nicaragua 296.1 millones de dólares, un monto que por primera vez se ubica por debajo de los 300 millones percibidos desde febrero del 2023.

En marzo del año pasado, las remesas enviadas desde Estados Unidos cruzaron el umbral de los 300 millones, hasta alcanzar un máximo de 358.9 millones de dólares en mayo. Solo en enero y febrero de ese año los montos, que fueron sustancialmente mayores con relación al 2022, se situaron por debajo de los trescientos millones.

Y aunque en enero de este se arranca con un menor saldo a los 300 millones, lo cierto es que el monto está por encima de los 252.7 millones reflejados en igual mes del 2023. Eso implicó un crecimiento de 17.17 por ciento, es decir 43.4 millones adicionales.

Las cifras del BCN

Las cifras del Banco Central de Nicaragua (BCN) muestran que en enero del año pasado el aumento fue de 91.87 por ciento, ya que el monto que llegó en ese mes fue 121 millones más en relación a los 131.7 millones de dólares contabilizados en el arranque del 2022.

Fue precisamente el aumento de las remesas desde Costa Rica y otras naciones que compensó el crecimiento menor de los envíos desde Estados Unidos. Desde ese país, en enero de este año se registró un ingreso de 30 millones de dólares, superior a los 25.3 millones contabilizados en igual mes del 2022.

Por su parte, las familias en España garantizaron el envío de 23.7 millones de dólares, ligeramente superior a los 22.2 millones reportados en enero del año pasado.

Las metas oficiales

El presidente del Banco Central de Nicaragua y operador económico de la dictadura de Daniel Ortega, Ovidio Reyes, ya había anticipado un fin del superciclo del crecimiento de estos flujos desde el exterior, cuyo saldo, sin embargo, sigue siendo significativo para sostener el consumo interno, clave para contener el avance de la pobreza y sostener el crecimiento económico.

“Las remesas tienen su propia dinámica, este año (en realidad se refería al 2023) crecieron bastante, pero creemos que el año que viene (2024) van a estar moderadas. De hecho, en los últimos cuatro meses del año del cual tenemos registro en el 2023, ya las remesas se han estabilizado alrededor de unos 420 millones de dólares por mes, se van a mantener”, dijo Reyes en una entrevista en un medio de propaganda de la dictadura el pasado 9 de enero.

Aún así, este año esperan “un monto muy importante, estamos hablando de alrededor de 4,500 o 4,600 millones de dólares de ingreso de divisas para el país, que eso se va mantener hacia el año 2024”.

Aunque enero aún no marca una tendencia clara, el monto quedó por debajo del estimado mensual esperado por el BCN que era de alrededor de 420 millones de dólares. La economía se revitalizó con 366.8 millones de dólares, superior a los 317 millones reflejados en enero del 2022.

Otras regiones

Desde Panamá ingresaron 4.4 millones de dólares, ligeramente superior a los 4.1 millones percibidos en igual mes del año anterior.

De Canadá ingresaron 2.6 millones de dólares, un poco más que los 2.3 millones de dólares reportados en enero del 2023, según cifras oficiales.

De México el monto ascendió a 700 mil dólares, unos 200 mil más que en el 2023. Las familias asentadas en El Salvador mandaron a Nicaragua 1.2 millones de dólares, más que los 600 mil enviados el año anterior.

Los números muestran que del resto del mundo los envíos mostraron una reducción al solo captarse 8.1 millones de dólares, un poco menor que los 9.3 millones percibidos en el 2023.

Aunque será hasta el cierre del primer trimestre cuando se podrá conocer a detalle qué zonas del país se beneficiaron con estas remesas, la tendencia en el 2023 mostró que gran parte de las familias que las reciben viven en Managua.

Del total de remesas recibidas en el año, Managua continuó siendo el principal destino, al representar el 25.7 por ciento del total, seguido de Matagalpa (10.5 por ciento), Chinandega (9.2 por ciento), Nueva Segovia (7.4 por ciento), León (7.3 por ciento), Estelí (7.1 por ciento), Jinotega (5.3 por ciento), RACCS (5.3 por ciento), RACCN (4.7 por ciento), los que en conjunto representaron el 82.5 por ciento.

El 78 por ciento de estos envíos lo reciben los beneficiarios a través de los bancos comerciales, más del 21 por ciento vía agencias especializadas y el resto como remesa de bolsillo, especialmente en las fronteras de Nicaragua.

Economía migrantes Migrantes nicaragüenses Remesas archivo

Puede interesarte

×

El contenido de LA PRENSA es el resultado de mucho esfuerzo. Te invitamos a compartirlo y así contribuís a mantener vivo el periodismo independiente en Nicaragua.

Comparte nuestro enlace:

Si aún no sos suscriptor, te invitamos a suscribirte aquí