14
días
han pasado desde el robo de nuestras instalaciones. No nos rendimos, seguimos comprometidos con informarte.
SUSCRIBITE PARA QUE PODAMOS SEGUIR INFORMANDO.

Los clérigos que fueron desterrados a la Santa Sede. Foto: Redes sociales

Régimen confirma destierro a Roma de monseñor Rolando Álvarez y otros 18 religiosos

La dictadura Ortega Murillo excarceló a dos obispos, 15 sacerdotes y dos seminaristas y agradecieron "los acuerdos de buena fe" y las coordinaciones del papa Francisco

Los 19 religiosos que el régimen de Nicaragua mantenía secuestrados en las cárceles del país, fueron excarcelados y enviados a Roma, informó la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

Un comunicado del régimen emitido este domingo 14 de enero confirma que la gestión de la liberación y destierro estuvo en manos del papa Francisco.

“La Presidencia de la República, el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional y el Pueblo de Nicaragua, agradecemos profundamente al Santo Padre, Papa Francisco; a la Secretaría de Estado de la Santa Sede; a su Titular, Cardenal, Su Eminencia Reverendísima, Pietro Parolin, y a su equipo de trabajo, por las muy respetuosas y discretas coordinaciones realizadas para hacer posible el viaje hacia el Vaticano de dos obispos, quince sacerdotes y dos seminaristas”, detalla la misiva.

Lea también: Vaticano alojará a los 12 sacerdotes desterrados por Ortega en la diócesis de Roma

Según el régimen los sacerdotes han sido ya recibidos por autoridades vaticanas, “en cumplimiento de acuerdos de buena fe y buena Voluntad, que buscan promover entendimiento y mejorar la comunicación entre la Santa Sede y Nicaragua, para la Paz y el Bien”.

El diálogo diplomático

El régimen Ortega Murillo reconoce que aceptó el llamado que hizo el papa Francisco a un “diálogo diplomático” para solucionar problemas.

Los obispos desterrados: Rolando Álvarez e Isidoro Mora en el Vaticano. Foto: Redes sociales

“Reconocemos las posibilidades del diálogo franco, directo, prudente y muy serio, un diálogo responsable y cuidadoso, que ha hecho posible llegar a este día de Alabanza al Dios de todos, que nos ilumina y guía para continuar cultivando la confianza y para acrecentar, desde la Fe, la tranquilidad de Espíritu y el derecho a la justicia y la vida de las familias nicaragüenses”, cita la dictadura.

Eficacia de la diplomacia vaticana

Horas antes, monseñor Silvio Báez confirmó la noticia del destierro de los 19 religiosos, durante la misa dominical en iglesia Santa Agatha en Miami. Conteniendo las lágrimas, el obispo dijo que “la dictadura criminal de Ortega y Murillo no han podido contra el poder de Dios”.

Báez añadió que “según las informaciones que yo empecé a tener desde esta mañana tanto de Roma como de Washington y Managua, hoy está confirmado. Me han dicho que han sido liberados de la cárcel donde estaban injustamente secuestrados, han aterrizado en Roma y han sido acogidos por la Santa Sede”.

“Yo quisiera invitarlos a todos a que le demos gracias al papa Francisco, por su interés, cercanía y cariño por Nicaragua, por la eficacia de la diplomacia vaticana, gracias a ellos hoy celebramos esta gran alegría”, dijo conmocionado el obispo en el exilio.

El padre exiliado Uriel Vallejos afirmó que  los Ortega-Murillo, quieren dejar sin sacerdotes a Nicaragua, por lo que precedió  a desterrar a los religiosos, “otro avión llenos de Pastores del pueblo al exilio”, escribió.

Lea también: Sacerdotes desterrados por el régimen en Nicaragua celebran Eucaristía en El Vaticano

Los religiosos iban en un vuelo que salió en la noche del sábado 13 de enero de Managua, hacia el Aeropuerto Internacional de Maiquetía en Venezuela y luego hacia Europa este domingo 14 de enero.

Entre los sacerdotes excarcelados se encuentra el obispo Rolando Álvarez Lagos, quien permaneció secuestrado por más de 500 días, también fue desterrado monseñor Isidoro Mora, obispo de Siuna, municipio ubicado en el Triángulo Minero del Caribe Norte de Nicaragua.

En las cárceles de la dictadura permanecen más de 100 presos políticos que a diario les violan sus derechos fundamentales.

El cardenal Leopoldo Brenes envió una nota arzobispal a los sacerdotes del país informando del acuerdo entre el gobierno de Nicaragua y la Santa Sede. “Se acordó trasladar a Roma a Mons.Rolando, a Mons. Isidoro, a sacerdotes y dos seminaristas”, se lee en la nota.

“Ruégole a todos orar por los obispos y sacerdotes para que la gracia del Señor nunca les falte y el Espíritu Santo les guíe en todos los momentos de su vida”, añadió.

La lista completa de los desterrados:

  1. Obispo Rolando José Álvarez Lagos, de la Diócesis de Matagalpa
  2. Obispo Isidoro del Carmen Mora Ortega, Diócesis de Siuna
  3. Sacerdote Óscar José Escoto Salgado
  4. Sacerdote Jader Danilo Guido Acosta
  5. Sacerdote Pablo Antonio Villafranca Martínez, párroco de la iglesia Nuestro Señor de Veracruz en Nindirí, Masaya
  6. Sacerdote Héctor del Carmen Treminio Vega, párroco de la iglesia Santo Cristo de Esquipulas, Managua
  7. Monseñor Carlos José Avilés Cantón, vicario general de la Arquidiócesis de Managua
  8. Sacerdote Fernando Isaías Calero Rodríguez, párroco de Nuestra Señora de Fátima Rancho Grande, Matagalpa
  9. Monseñor Marcos Francisco Díaz Prado, párroco de la iglesia Santo Tomás Apóstol del Puerto de Corinto
  10. Monseñor Silvio José Fonseca Martínez, párroco de la iglesia Santa Faz. Vicario de Familia, Niñez y Juventud de la Arquidiócesis de Managua
  11. Sacerdote Mikel Salvador Monterrey Arias, párroco de la iglesia Nuestra Señora de Candelaria de la Arquidiócesis de Managua
  12. Sacerdote Raúl Antonio Zamora Guerra, párroco de la iglesia Jesús de la Divina Misericordia de la Arquidiócesis de Managua
  13. Sacerdote Gerardo José Rodríguez Pérez, párroco de la iglesia Purísima Concepción, ubicada en el Reparto Belmonte de la Arquidiócesis de Managua
  14. Monseñor Miguel Agustín Mántica Cuadra, párroco de la iglesia San Francisco de Asís, ubicada en el Reparto Bolonia de la Arquidiócesis de Managua
  15. Sacerdote Jhader Antonio Hernández Urbina, párroco de la Iglesia Madre del Divino Pastor en Nejapa
  16. Sacerdote Ismael Reineiro Serrano Gudiel, párroco de la iglesia San Miguel Arcángel de la Arquidiócesis de Managua
  17. Sacerdote José Gustavo Sandino Ochoa, párroco de la iglesia Nuestra Señora de los Dolores en Santa María de Pantasma, Diócesis de Jinotega.
  18. Seminarista Alester de Jesús Sáenz Centeno
  19. Seminarista Daniel Tony Palacio Sequeira

Gran parte de los religiosos desterrados fueron llevados presos en diciembre de 2023, en una cacería que puso en zozobra al pueblo católico por la ausencia y desconocimiento del paradero de sus guías pastorales.

Tras la crisis política de 2018, las relaciones entre la Iglesia y el Estado de Nicaragua se fracturaron al punto en el que el gobierno de Ortega llamó a los sacerdotes “demonios con sotana”.

Dos de los sacerdotes desterrados a su llegada a Roma: de izquierda a derecha, Padre Jader Hernández, de la parroquia Madre del Divino Pastor de Nejapa y sacerdote Héctor Treminio, párroco de la iglesia Santo Cristo de Esquipulas, Managua. FOTO: Cortesía

Las agresiones en 2023 fueron dirigidas principalmente contra monjas, sacerdotes, seminaristas y diáconos. Pero también han ido escalando a nivel diplomático.

Frente al cuerpo diplomático acreditado ante Santa Sede, el Papa Francisco nombró entre países en conflicto a Nicaragua y aseguró que la crisis sociopolítica tiene “dolorosas consecuencias” para el país y que era necesaria la liberación del obispo Rolando Álvarez y demás religiosos.

Puede interesarte

COMENTARIOS

  1. Hace 1 mes

    El cinismo en su máxima expresion en el comunicado de la momia de la Chayo. ¿Que pensara el criminal Frente Sandinista de la Chayo? ¿De que el pueblo no se va a levantar en rebeldía ante tanta injusticia?

×

El contenido de LA PRENSA es el resultado de mucho esfuerzo. Te invitamos a compartirlo y así contribuís a mantener vivo el periodismo independiente en Nicaragua.

Comparte nuestro enlace:

Si aún no sos suscriptor, te invitamos a suscribirte aquí