14
días
han pasado desde el arresto de nuestro gerente Juan Lorenzo Holmann, y la toma de las instalaciones. Nuestra Redacción está hoy en el exilio. ¿Vas a permitir que la dictadura se salga con la suya?

Sacerdote Oscar Benavidez de Siuna.

Sacerdote Óscar Benavidez secuestrado por policías antimotines en Mulukukú, el tercer ataque a religiosos este domingo

Diócesis de Siuna confirmó la detención del presbítero Oscar Benavidez a través de un comunicado. "Desconocemos las causas o motivos de su detención, esperamos que las autoridades nos mantengan informados".

El sacerdote Óscar Danilo Benavides Tinoco fue secuestrado por policías antidisturbios la tarde de este domingo 14 de agosto, cuando salía de oficiar una misa en parroquia La Asunción. Benavidez es guía espiritual de la Parroquia Espíritu Santo, en el municipio de Mulukukú, jurisdicción eclesiástica de la Diócesis de Siuna, en la Región Autónoma de la Costa Caribe Norte.

“La parroquia ya había quedado sola, el padre iba saliendo con el conductor y en la vuelta le hicieron un operativo, lo rodearon tres camionetas llenas antimotines, bajaron al sacerdote y dejaron al conductor”, manifestó una fuente que pidió no ser identificada por temor a represalias estatal.

Lea además: Policía impide a sacerdote de Rancho Grande viajar a Matagalpa y le quita sus documentos

La Diócesis de Siuna confirmó la noche del domingo la detención del presbítero Oscar Benavidez, a través de un comunicado, publicado a las 10:00 p.m.

“Desconocemos las causas o motivos de su detención, esperamos que las autoridades nos mantengan informados”, manifiesta el comunicado.

Se desconoce el paradero del religioso. El sábado la Diócesis de Siuna informó que suspendía la procesión con la imagen de Nuestra Señora de Fátima, que estaba programada para el 14 de agosto, pero invitó a la feligresía a reunirse en la catedral de esa circunscripción.

En Rancho Grande

Este este el tercer hecho de ataque de la Policía orteguista contra un religioso este domingo. El padre de Rancho Grande, Fernando Calero Rodríguez, denunció por medio de un video que la Policía del régimen de Daniel Ortega le impidió seguir su camino hacia la ciudad de Matagalpa, donde se dirigía a participar en la misa dominical que se realizó a las 10:00 a.m. en la catedral y que tuvo gran asistencia de feligreses.

 La Policía le quitó la licencia de conducir, la circulación y el seguro del vehículo en que se movilizaba con un grupo de laicos.

En El Tuma

Por su parte, el padre Erick Díaz, párroco de la iglesia San José Obrero de El Tuma, denunció que oficiales de la Policía llegaron a su casa para informarle que tenía prohibido viajar a Matagalpa. “Las patrullas policiales están en el empalme de este pueblo requisando y devolviendo a todos los que se dirigían a la fiesta mariana en la catedral de Matagalpa. Rogamos a Dios para que a través de la Virgen proteja siempre a todos los sacerdotes y a la Iglesia”, dijo Díaz en la página de Facebook de la parroquia.

El 4 de mayo pasado, la Asamblea Nacional, bajo el control del régimen Ortega-Murillo, aprobó un informe que propone enjuiciar a sacerdotes a petición de un grupo de sandinistas consultados por la Comisión de Justicia del Legislativo, quienes declararon que los religiosos cometieron delitos “con saña y odio hacia la militancia sandinista y personas relacionadas con el GRUN (Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional)”.

En los últimos 14 días, el país ha vivido una escalada represiva contra la Iglesia católica. En ese contexto, la Policía orteguista impuso una condición de casa por cárcel al obispo de Matagalpa, monseñor Rolando Álvarez, en la Curia Episcopal de esa ciudad.

Además del obispo Álvarez, existen dos sacerdotes presos bajo acusaciones de delitos que no han sido demostrados de forma fehaciente y que han sido sometidos a juicios sin el debido proceso de ley.

Política
×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: