14
días
han pasado desde el arresto de nuestro gerente Juan Lorenzo Holmann, y la toma de las instalaciones. Nuestra Redacción está hoy en el exilio. ¿Vas a permitir que la dictadura se salga con la suya?

FOTO: LA PRENSA/ARTURO HERNÁNDEZ

Temen que Ortega quiera confiscar el parque de ferias Expica, lo que golpearía a varias empresas

El régimen de Ortega aduce que Expica junto con otras organizaciones sin fines de lucro incumplieron sus obligaciones de presentación de sus estados financieros y además las leyes relacionadas con lavado de dinero.

El sector ganadero reaccionó sorprendido con la decisión del régimen de Daniel Ortega de despojar de su personería jurídica a la Asociación para el Desarrollo Agropecuario de Nicaragua (Expica), lo que deja la sede nicaragüense en el limbo, debido a que esta no está inscrita ante el Ministerio de Fomento, Industria y Comercio (Mific), que en todo caso es la que regula a las organizaciones empresariales.

No está claro si el régimen orteguista va a permitir que esta se inscriba en dicho ministerio, que en caso contrario ocasionaría que la misma desaparezca y Nicaragua se convierta en el único país en Centroamérica de no albergar Expica.

LA PRENSA consultó a fuentes diversas del sector ganadero, tanto a nivel local como internacional, quienes lamentaron el enorme impacto negativo que tendrá en la actividad la eliminación de dicha personería, cuyo despojo se concretó este lunes en una inusual sesión en el poder legislativo.

“Lo que consideramos es que el Gobierno quiere controlar todo el sector agropecuario, si tendrán algún plan lo desconocemos, creo que uno de los mayores intereses es obtener el parque de ferias, que no existe otro parque de ferias en el país ni en Centroamérica con las características internacionales de poder realizar competencia de juzgamiento tanto de ganado equino y ganado bovino, que todo eso se requiere también de cumplir alguna normativa. Y Nicaragua por tener la sede construyó un parque con esos estándares de calidad y poder gozar de un parque con capacidad de alojar 1,200 animales y establecer 300 casas comerciales”, dijo una de las fuentes empresariales, que pidió no ser citado por temor a represalias.

Se estima que la inversión en el parque asciende a un poco más de 15 millones de dólares, donde las empresas comerciales que suelen participar en Expica habían hecho inversiones privadas, por lo que en caso de que el régimen de Ortega se apropie del parque, el cual se ha construido sobre una propiedad que está en arrendamiento, también estaría golpeando al empresariado, incluido al sector financiero que también tiene presencia en dicho local, situado en el barrio Acahualinca, en Managua.

“Lo que se maneja es que el Gobierno lo que quiere es el parque de ferias, no tanto el nombre, entonces lógicamente para apoderarse del parque lo que se necesita es matar el nombre, pero lo que el Gobierno desconoce es que ahí hay una propiedad arrendada. Expica no es dueña del suelo donde están construidas todas esas instalaciones”, dijo otra fuente en el exterior, que constituye el Comité Permanente Centroamericano de Expica.

Lo que pierden los ganaderos

Pero más allá de los temores, ¿qué consecuencia tiene para Nicaragua perder Expica Permanente?, ¿cuál ha sido la contribución de esta organización a lo largo del tiempo?

Lo que más lamentan los ganaderos de Nicaragua es que ya no se beneficiará del aporte que significó esta asociación en materia de transferencia de tecnología a la actividad, que goza de uno de los hatos más grandes de Centroamérica y que a través de la feria tenían acceso a la compra de genética de alta calidad en condiciones preferenciales.

El aporte de Expica data desde la década de los años 40, pero fue a partir de los 90 que la actividad ganadera empezó a beneficiarse a través de la transferencia de tecnología, lo que ha permitido que el hato ganadero pasase de 1.6 millones de cabezas a casi seis millones.

El mejoramiento genético ha permitido, según una fuente ganadera, que antes para llevar un animal al matadero con un peso de 400 kilos, se debían esperar cuatro años en su desarrollo, pero ahora bastaban entre 18 y 24 meses para obtener un peso de 450 kilos.

También en la producción de lácteos ha habido un mejoramiento desde la llegada de Expica. Se estima que en cada feria se vendían alrededor de 70 toros de alta calidad genética, algunos producidos en Nicaragua en las fincas de ganado puro y otros de Panamá, Guatemala y Costa Rica.

La primera Feria Expica se trajo a Nicaragua en 1994 y tras conocerse el beneficio se creó en la ley tributaria un capítulo para dotar de exoneración del Impuesto al Valor Agregado (IVA) al sector que participe en la misma. Además Nicaragua tenía 28 años de albergar la sede de Expica Permanente, que tiene presencia en toda Centroamérica.

El despojo de la personería pone en jaque la feria número 27, la cual no se pudo hacer en 2018 por la crisis sociopolítica. LA PRENSA conoció que la organización venía cumpliendo con sus obligaciones ante el Ministerio de Gobernación (Migob), pero a partir del 2018 el ente regulador se ha negado a certificar a varias asociaciones sus estados financieros, incluida la Asociación para el Desarrollo Agropecuario de Nicaragua.

Además, en el 2021 la organización fue obligada a pasar al régimen general fiscal y también han obtenido la certificación de la Dirección General de Servicios Aduaneros (DGA), que es la que debe avalar el parque. El Instituto de Protección y Sanidad Agropecuaria (IPSA) también venía dando el aval.

Según una fuente del sector ganadero, Expica “representaba una oportunidad por la ubicación geográfica y la vocación ganadera de Nicaragua, que casi había desaparecido en la década de los 80. La feria era una ventana de negocio única con los ganaderos panameños, costarricenses, guatemaltecos, que tienen una producción de alta calidad genética”.

El régimen de Ortega aduce que Expica, junto con otras organizaciones sin fines de lucro, incumplieron sus obligaciones de presentación de sus estados financieros y además las leyes relacionadas con lavado de dinero.

La arremetida de Ortega contra Expica ocurre en momentos en que casi mil organizaciones sin fines de lucro han sido despojadas de su personería jurídica. El Gobierno ha argumentado que todo obedece a un proceso de ordenamiento de regulación de estas entidades, algunas de las cuales han sido enviadas a inscribirse ante el Mific o bien ya se encontraban reguladas por esta cartera, algo que no es el caso de Expica.

Hasta ahora las autoridades de Expica no se han pronunciado sobre el futuro de la organización en Nicaragua y la realización de su feria, pero fuentes del sector ganadero creen que la sede será trasladada a otro país y Nicaragua se convertiría en la única nación sin la presencia de Expica.

Economía Expica feria archivo
×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: