14
días
han pasado desde el arresto de nuestro gerente Juan Lorenzo Holmann, y la toma de las instalaciones. Nuestra Redacción está hoy en el exilio. ¿Vas a permitir que la dictadura se salga con la suya?

Pedir la liberación de los presos políticos pudo haber incidido en la expulsión del nuncio apostólico, asegura el presidente de la CEN

Monseñor Carlos Herrera concedió una entrevista a un medio español, donde también hizo una valoración de la situación del país

Haber solicitado la liberación de los presos políticos y mejorar sus condiciones carcelarias habría sido el motivo por el cual el régimen de Daniel Ortega decidió expulsar de Nicaragua al nuncio Waldemar Stanislaw Sommertag, afirmó a un medio español monseñor Carlos Herrera, obispo de la Diócesis de Jinotega y presidente de la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN).

«(Sommertag) estaba solicitando la liberación de los presos políticos y que se les dieran condiciones humanitarias, y eso parece que no le gustó al Gobierno», dijo Herrera en entrevista con el semanario español Alfa y Omega.

El religioso señaló que por hacer estas mismas reclamaciones —de pedir la liberación de los reos políticos— es que las relaciones entre la Iglesia católica y el régimen de Ortega se han visto «limitadas». Desde el Ejecutivo «no nos dejan acometer obras sociales o recibir ayuda», dijo Herrera.

El pasado 12 de marzo, el Vaticano confirmó la expulsión del nuncio apostólico de Nicaragua a solicitud de la administración orteguista. El representante del papa en Managua salió del país el 6 de marzo, cuando la Nunciatura dijo en un comunicado que el religioso «se ausentó», quedando al frente el secretario de la Nunciatura, monseñor Marcel Mbaye, a nivel de encargado de negocios.

El Vaticano dijo en su comunicado que esta es una «grave e injustificada decisión unilateral» que no refleja los sentimientos del pueblo de Nicaragua. «La Santa Sede desea reafirmar su plena confianza en el Representante Pontificio», agregó.

Lea además: CEN se desdice, y ahora se abstiene de comentar sobre salida del nuncio apostólico del país

El religioso figuró, junto con otros obispos de la CEN, como testigo en el fallido segundo diálogo nacional entre el régimen de Ortega y diversos sectores de la sociedad civil. Asimismo, jugó un papel importante en la liberación de los primeros presos políticos.

Desempleo y migración

En la misma entrevista con el medio de comunicación madrileño, el presidente de la CEN dio su valoración de la situación que atañe al país, marcado por el desempleo, crisis económica y la salida de miles de nicaragüenses hacia el exterior de forma irregular.

«Hay una situación de desempleo, de mucha migración hacia Estados Unidos. La gente aquí no ve futuro y por eso cada día aumentan las salidas», sostuvo el jerarca católico.

Agregó que el silencio y el temor a opinar libremente sobre el contexto social y político se ha instalado en el país, a consecuencia de la represión, encarcelamientos y persecución que la Administración de Ortega ha ejecutado contra ciudadanos.

Herrera llamó a «no perder la esperanza» y más bien empezar a «discernir sobre el momento que estamos viviendo» y estar firmes «aunque suframos un poco». Finalizó destacando que debemos mantener la honestidad y esperanza «de que el futuro será mejor».


×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: