14
días
Desde que las instalaciones de LA PRENSA fueron tomadas y nuestro gerente general, Juan Lorenzo Holmann, fue detenido. ¡LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD!
empleo, desempleo,

LA PRENSA/ARCHIVO

¿En busca de empleo? Estas son las habilidades que priorizan las empresas para contratar

El principal desafío de las empresas es saber cómo se mide la productividad de los empleados, según explica un experto

Para los nicaragüenses que se encuentran en el desempleo, el inicio de un nuevo año significa la esperanza de tener nuevas oportunidades de trabajo y una estabilidad laboral. Sin embargo, muchos jóvenes y adultos, se estrellan con la realidad: no califican para un puesto por falta de experiencia o simplemente no hay plaza.

En el último año, «Jorge» de 25 años concretó cuatro entrevistas en las que asegura «salió bien», pero hasta ahora ni una de esas empresas lo ha llamado. Está consciente de que las habilidades del trabajador valen más que los años de experiencia, por lo que aún no logra entender el porqué este último requisito es más importante para las compañías.

«Cuantas pasantías hayas hecho no es lo mismo que haber trabajado un año completo en una empresa, entonces esa es la dificultad principal con la que siempre te enfrentás (…) Aunque tengás 10 años de experiencia pero tal vez no sos apto para el puesto, y eso es algo en lo que no se fijan las empresas y lo cual está afectando a muchos de los jóvenes que apenas estamos saliendo de las universidades, te piden cinco años de experiencia y apenas uno está saliendo, y no lo aceptan porque no tienen la experiencia pero sí el conocimiento y las ganas», plasma Jorge.

Lea también: De la universidad al desempleo: la realidad a la que se enfrentan los jóvenes recién egresados

A criterio de Edgard Fierro, un experto en Tecnología de Instalaciones Industriales (IDC por sus siglas en inglés) para Latinoamérica, el principal desafío de las empresas es saber cómo se mide la productividad de los empleados.

Fierro, quien visitó el país el año pasado para una feria tecnológica, comentó —a propósito de la pandemia, cuando se implementó el teletrabajo— que independientemente del puesto que tenga la persona tiene que mantenerse productiva, que precisamente no significa que esté conectado.

«Es cumplir con los objetivos que cada persona tiene de acuerdo a su rol», declaró en su momento Fierro.

¿Qué es lo que buscan las empresas?

Según el artículo ¿Qué implica ser un profesional del siglo XXI? de la Fundación Telefónica Movistar, lo que las empresas buscan en los profesionales «es una combinación de habilidades blandas y habilidades duras».

De acuerdo a la explicación de la fundación, las habilidades blandas son la creatividad, colaboración, la adaptabilidad y el manejo del tiempo, mientras que las habilidades duras es el razonamiento analítico, inteligencia artificial, manejo de datos en las nubes, entre otros.

«La pregunta clave es ¿qué saber hacer? Y demostrar que más allá de ser un arquitecto, ingeniero, experto financiero, tienes las habilidades clave que una compañía está buscando», plantea el artículo.

Esto concuerda con un estudio realizado años atrás por la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides) y la Asociación de Ejecutivos de los Recursos Humanos de Nicaragua (Aerhnic), donde plasman que las competencias socioemocionales son de las más importantes para las empresas, por encima de competencias técnicas y cognitivas.

Puede interesarle: Estos son los retos de la educación superior en el 2022. Universidades forman con planes del siglo pasado, dicen especialistas

La honestidad, que cumplan con normas de conducta básicas de la empresa, que demuestren entusiasmo por el trabajo/tareas que realizan, que sean capaces de respetar y escuchar a sus superiores; y que demuestren capacidad de trabajo en equipo, son las cinco competencias socioemocionales más importantes que buscan las compañías, según ese estudio.

«Encontramos que el promedio académico no es una señal relevante de las competencias del aplicante para las empresas. Esto las obliga a realizar pruebas de evaluación, volviendo los procesos de búsqueda y contratación más costosos, en términos de tiempo invertido, tanto para las empresas como para los aplicantes», dicta el estudio.

Los puntos claves

La corta experiencia que ha tenido Jorge en sus trabajos lo ha llevado a concluir que lo que se habla en la entrevista con los empleadores, no siempre resulta cierto, sobre todo refiriéndose al ambiente laboral.

«Siempre pasa que en las entrevistas te pintan todo muy bonito pero cuando estás trabajando no es así, y son cosas que frustran, no cumplen con lo que dicen y terminan o corriéndolo o renunciando», comparte.

«Las competencias socio-emocionales no solo son importantes a la hora de encontrar un empleo, también inciden en la permanencia de los trabajadores. En promedio, la principal causa de despido es por incumplimiento del reglamento interno de la empresa, lo cual está asociado a las competencias socio-emocionales, en tanto la principal causa de renuncia es por mejores oportunidades laborales, lo que puede enviar una señal a las empresas sobre la percepción de crecimiento de los trabajadores en las empresas», expone por su parte el estudio de Funides y la Aerhnic.

Para Fierro, la ventaja que brinda actualmente el modelo digital, que ya está implementado en el mundo, es que va a permitir que cualquier especialista o experto sea contratado por varias empresas por sus habilidades, conocimientos y experiencias. «En el futuro las personas van a autoemplearse o emplearse en muchas organizaciones», refirió.

Lea además: El liderazgo y la formación de competencias en la educación superior

Cifras del Instituto Nacional de Información de Desarrollo (Inide), durante el tercer trimestre de 2021, muestran que la tasa de desempleo abierto a nivel nacional era de 4.3 por ciento, registrando una reducción de 0.5 puntos porcentuales en relación al tercer trimestre de 2020, cuando fue de 4.8 por ciento; mientras que el 44.2 por ciento de la población ocupada se encontraba en el subempleo, mostrando una reducción de 2.2 puntos porcentuales en relación al mismo trimestre del año 2020.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: