14
días
Desde que las instalaciones de LA PRENSA fueron tomadas y nuestro gerente general, Juan Lorenzo Holmann, fue detenido. ¡LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD!

La política de «aquí mando yo» en América Latina

“Aquí mando yo” es el título de una investigación periodística sobre el autoritarismo en América Latina, pero no solo el que está instaurado como sistema, sino también aquel que en algunos países se manifiesta en acciones autoritarias eventuales. 

La investigación fue realizada por un grupo de periodistas denominado Dromómanos, dirigido por la mexicana Alejandra  Sánchez Inzunza. Ella fue entrevistada por Carmen Aristegui en su programa de CNN en Español el martes 4 de enero en la noche, con repetición muy temprano en la mañana del día siguiente.

La palabra dromómanos es derivada de dromomanía, vocablo de origen griego que según el Diccionario de la Lengua Española significa “Inclinación excesiva u obsesión patológica por trasladarse de un lugar a otro.” La periodista mexicana escogió ese nombre para su grupo de investigación periodística, cuando a finales del año  2011 y viajando en compañía de un colega español en un carro de tercera mano, recorrieron el continente americano para investigar y reportar cómo afecta el narcotráfico, desde los Estados Unidos hasta Chile. 

Ahora, según explica la periodista Sánchez Inzunza, el reportaje “Aquí mando yo” ha sido  motivado por el hecho de que cada cierto tiempo surgen en América Latina proyectos y líderes políticos que levantan la bandera de “salvar al pueblo”. Pero ya estando en  el poder actúan contra el mismo pueblo. 

En la mencionada  investigación periodística se señala que en  los últimos años en América Latina han aumentado el uso de la fuerza militar y policial en el ejercicio del poder, la  violación de derechos humanos, el cambio de leyes por capricho de los gobernantes, etc. Y explica que el propósito de la investigación realizada en siete países latinoamericanos, es ayudar a la gente a entender los ataques a la democracia y las políticas autoritarias que le afectan.

Los siete países incluidos en el reportaje –mencionados aquí por orden alfabético y no por el grado de autoritarismo de sus gobiernos– son Brasil, Colombia, Chile, El Salvador, México, Nicaragua y Venezuela.

Los parámetros de autoritarismo considerados fueron cinco: uno, el manejo gubernamental de la pandemia; dos, el control de la información pública; tres, la concentración del poder; cuatro, la militarización del poder por medio del Ejército y/o la Policía; y, cinco, las violaciones a los derechos humanos.

Cabe destacar que este trabajo periodístico ha sido elaborado con criterio independiente, ajeno a inclinaciones políticas e ideológicas de derecha o de izquierda. Y a pesar de la diversidad de países investigados no pretende echarlos a todos en el mismo saco. 

Se reconoce, explicó Alejandra Sánchez Inzunza a Carmen Aristegui, que no es igual el caso de países donde el autoritarismo y la concentración de poder constituyen el sistema de gobierno; que el de aquellos gobiernos que son democráticos pero en determinadas situaciones han puesto en práctica políticas autoritarias. Como Chile y Colombia, cuyos sistemas gubernamentales son claramente democráticos, pero durante la represión de las recientes protestas sociales y actos vandálicos callejeros las autoridades policiales cometieron graves violaciones a los derechos humanos.

En el sitio web de Dromómanos se dice que en ´Aquí mando yo´ se “recopila los actos que representan riesgos y daños para la democracia y las libertades”. Y lo califica como “un ejercicio cualitativo para medir el autoritarismo latinoamericano más allá de izquierdas y derechas y abrir un diálogo regional.”

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: