14
días
Desde que las instalaciones de LA PRENSA fueron tomadas y nuestro gerente general, Juan Lorenzo Holmann, fue detenido. ¡LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD!

En la órbita de China y Rusia

Ahora que Nicaragua ha sido puesta en la órbita de China, y en la de Rusia, es bueno y necesario saber cómo son esas grandes potencias imperiales, cuál es el comportamiento interno y exterior de esos dos enormes países que se expanden en todo el mundo.

Para comenzar hay que decir que China y Rusia no son países democráticos y sus regímenes no reconocen las libertades personales ni respetan los derechos humanos.

Cabe mencionar –en relación con lo que nos interesa primordialmente, que es la libertad de expresión y de prensa–, que el organismo internacional de periodistas Reporteros sin Fronteras señala en su informe sobre el año 2021, que “China, que se mantiene por quinto año consecutivo como la mayor cárcel de periodistas del mundo, también es el país que encarcela a más mujeres periodistas, con 19.”

En el informe se menciona el caso de Hong Kong, que durante mucho tiempo fue un pequeño pero potente enclave de libertad en un costado de la gigantesca potencia asiática, pero los derechos y libertades se han erosionado porque China la “está asimilando a su régimen político”, es decir, a la dictadura.  

También Taiwán está en grave peligro de perder su libertad y democracia. En su mensaje de Año Nuevo el presidente de China, Xi Jinping, amenazó con que pronto se apoderará de Taiwán y si se cumple la amenaza el pueblo taiwanés dejará de ser libre y soberano.

Al respecto Moisés Naím, al comentar para el periódico El Tiempo, de Colombia, el más reciente informe de Freedom House sobre la situación de la libertad y la democracia en el mundo, asegura que el gobierno chino es “el peor abusador” de la libertad de expresión. “La vigilancia y la censura en internet –dice—han sido llevados a extremos sin precedentes en el último año.” 

Naím entrevista al expresidente del Fondo Nacional para la Democracia, de EE. UU., Carl Gershman, para quien los dos más grandes autócratas del mundo son Vladímir Putin, presidente de Rusia, y Xi Jinping, el presidente de China.

De Putin dice que es un individuo “extremadamente desagradable, pero está liderando un país en declive.” En cambio Xi Jinping “lidera una potencia en auge” y el régimen chino “está cometiendo un crimen tras otro: genocidio en la región Sinkiang, lo que están haciendo a los tibetanos, cómo están reprimiendo la libertad en Hong Kong y en toda China, amenazando a Taiwán, y desarrollando recursos militares significativos para amenazar no solo a los países en su región, sino más allá.” Y lo más peligroso, asegura Gershman, es que Xi Jinping “se presenta de una manera muy hipócrita, como alguien que está comprometido con la cooperación internacional.”

Repetimos, hay que conocer cómo son Rusia y China para saber lo que le espera a Nicaragua, al salirse de la órbita del mundo democrático para girar en la de las dos grandes potencias autoritarias y expansionistas del mundo actual.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: